Archivo

Archive for 30 enero 2011

PSICÓPATAS

PSICOPATAS I. DEFINICION

I.- INTRODUCCION.-

“La buena gente no suele sospechar de los demás: no pueden imaginarse al prójimo haciendo cosas que ellos son incapaces de hacer; normalmente aceptan como explicación lo menos extraordinario y ahí se acaba todo. Por otro lado, la gente normal se inclina por ver al psicópata con un aspecto tan monstruoso como su mente, pero no hay nada más lejos de la realidad. Esos monstruos de la vida real suelen tener un aspecto y un comportamiento mas corriente que sus hermanos y hermanas normales; presentan una imagen virtuosa mas convincente que la virtud misma, de la misma manera que una rosa de cera o un melocotón de plástico parecen más perfectos al ojo que el original que les ha servido de modelo”

WILLIAM MARCH, The bad seed

Me decido a escribir sobre estos temas y esta gente porque hace algún tiempo que me inquietan (desde que descubrí su existencia) y porque, entiendo, estas actividades crecen y se desarrollan muy rápidamente, haciendo mucho daño. Daño individual y daño social. Es importante desenmascararles.

No soy perito en esta materia. No tengo ningún título para acreditar mis conocimientos, pero si he de decir que he leído y estudiado una gran cantidad de textos de autores especialistas que se irán desgranando en este escrito.

No me gustaría que nadie se sintiera identificado o agraviado. No es ese el fin de mis aseveraciones. Hay que tener mucho cuidado en los diagnósticos.

Dice Robert Hare en su “Sin conciencia, el inquietante mundo de los psicópatas que nos rodean” (Paidós, 1993) que los psicópatas son personas que “encandilan, manipulan y se abren camino en la vida sin piedad, dejando una larga estela de corazones rotos, expectativas arruinadas y billeteras vacías”.

El problema no es que alguien se abra camino en la vida, algunas veces y porque la vida lo demanda, de una forma penosa. El problema es hacerlo perjudicando a los demás, vendiendo sentimientos que no tienen. En general, los demás no tienen la culpa de nuestro penar; somos nosotros mismos los culpables.

La psicopatía es un trastorno de la personalidad definido por una acumulación de comportamientos, conductas, rasgos emocionales y evidencias diagnósticas que, normalmente, son mal vistos por la sociedad. Procuran taparlo, esconderlo. Son verdaderos camaleones sociales (Garrido, Algar 2.000).

El psicópata es una persona que funciona sin las restricciones que nos impone la conciencia, pero la conciencia es un concepto social adquirido y se puede cambiar. Es aquí donde hay que tener mucho cuidado, para no dar cobertura a esta gente. La conciencia social, en muchos aspectos, se puede y se debe cambiar, pero estos individuos no “tienen” conciencia individual y la social les importa un bledo. Conocen perfectamente las normas sociales y las manipulan adaptándolas a sus intereses.

Estamos cansados de ver como nuestros corruptos dirigentes políticos y económicos promulgan leyes y normas que tienen que ver muy poco con los ideales que enumeran en la declaración de intenciones de la propia ley que es promulgada. Que tienen que ver más, precisamente, con el cambio de “conciencia social”. Sobre todo en un Estado paternalista. Cuidado, alerta!!!. Es en esos ámbitos donde se mueven mejor los psicópatas; donde son más difíciles de detectar. Ahí están en su elemento y valen por lo que son.

Les he llamado “corruptos”, y no lo son todos, porque al hacer esas cosas (promulgar leyes corruptas), pervierten el objeto de su contrato social. Pervierten el objeto para el que fueron votados. Yo no creo que las urnas solventen estas corrupciones. Las urnas no pueden absolver cualquier pecado. Los votos de la mayoría no justifican todo.

A los dirigentes políticos y a sus gabinetes de expertos no les interesan personas que tengan grandes defectos y grandes virtudes (difíciles de controlar), que es la sustancia misma de la humanidad, le interesan personas anómicas, planas y centradas en los “valores” que ellos quieren: Alienados obedientes. Les gustaría tener ordenadores en red que su jefe de gabinete pudiera controlar desde el despacho, para de esa forma dirigir el consumo que, en definitiva, es lo que les interesa.

Jàuregui Balenciaga alerta de que, al estar extinto el diagnóstico psiquiátrico desde 1.968, este tipo de conductas han mutado hacia los “estrictos desordenes emocionales” y son, por tanto patologías sociales asociadas a “valores” económicos y políticos. O lo que es lo mismo, los psicópatas, en su más amplio espectro, no son delincuentes ni criminales violentos tal y como se definen en los manuales de criminología.

Naturalmente, cuando un psicópata es violento resulta de una espectacularidad apabullante y casi hipnótica, precisamente por la frialdad de sus crímenes.

Según lo anterior y lógicamente, este trastorno tiene grados pero hay algunos rasgos (los iré comentando), que son definitivos.

Desde luego, un psicópata no es un asesino en serie o un loco que anda por ahí matando gente. Ni un amante engañado o despechado que apuñala a su pareja. Esos son otras cosas. La psicopatía toca, muy tangencialmente, la violencia. El 95% de los psicópatas se cuida mucho de delinquir o de traspasar la línea que marcan las leyes. Las bordean y viven en el límite. Los psicópatas son personas muy frías que calculan perfectamente lo que hacen. En ningún momento pierden el contacto con la realidad, pero tienen su propia moralidad y códigos de conducta. Es mucho más fácil estafar que asesinar y, estos, raramente se la juegan.

Quiero hablar de este valor del 95 %, que no son violentos, y que, por su número, son característicos.

En este sentido debo hacer notar que, de forma muy interesada, se hace ver que los maltratadores son psicópatas. Bien es cierto que los psicópatas maltratan mucho, pero jamás un psicópata, cuando comprende que se le acaba el objeto de su dominación, matará. Son demasiado listos y demasiado cobardes para hacer eso. Cuando matan lo hacen de una forma fría y calculada. La ira o la venganza son sentimientos que les son ajenos.

Cuando se produce este tipo de desinformación, a nivel institucional, es cuando uno sospecha de los fines de algunas personas.

Los psicópatas, cuando matan, no matan por amor ni por odio. Nadie mata por amor. El amor es un sentimiento altruista de vida, no de muerte. Los psicópatas, cuando matan, matan con indiferencia. Sencillamente les estorba el asesinado. Calculan, miden, sopesan, planean y matan, como cualquier otra persona se va a comer, un domingo, a un restaurante.

Los estudios sociológicos sobre el número de personas que cumplen estos requisitos son muy escasos dado que el diagnóstico no es fácil, pero dice este mismo psicólogo (Hare), que es muy fácil que a lo largo de nuestra vida nos crucemos con un elemento de estos y, entonces, es muy útil identificarlo y minimizar los daños que vamos a sufrir.

Hervey M. Cleckley (The mask of sanity), en 1.941, fue el pionero y situó los limites de este trastorno en el 1,5% de la sociedad.

Robert D. Hare (Without consciencie) decía, en 1.993, que se puede estimar entre el 1,5% y el 4 % de la población la cantidad de estos individuos. Hay, ahora en 2.010, voces que elevan esa cifra hasta el 8 % de la sociedad. Esto son ya cifras de Pandemia.

Estas son cifras absolutamente alarmantes. Según estos números, en 1.993 había 400.000 psicópatas en España. Pero es que ahora hay 3,2 millones de personas que cumplen los requisitos. Parece como si se cumpliera la máxima de “si no puedo con ellos, me uno a ellos”.

Aunque parezca banal, el planteamiento sería como si dijéramos “como soy una gacela pero los guepardos me comen, me voy a hacer guepardo”.

El problema fundamental es que ser guepardo no es tan bueno y las gacelas no se pueden hacer guepardos con dos años de entrenamiento. Por tanto, en el mundo de las gacelas, lo mejor es identificar a los guepardos y ponerlos a buen recaudo. Mantenerlos alejados.

Estos datos, además, nos conducen a otra conclusión: los psicópatas se hacen.

Hare, en 1.993, decía que la psicopatía tiene un componente genético muy importante. En 2.010, le he visto en una entrevista y ahora le da mucha más importancia al componente social. A la educación. Entendiendo la educación más como la instrucción en valores éticos y morales (socialización) que como instrucción técnica.

No sabemos por qué hay gente así, ni los componentes que desarrollan estos trastornos pero si podemos ver que la curva de aumento de estos trastornos no se corresponde con la de crecimiento de la población. Por tanto, el componente genético va quedando en un segundo plano.

Cual es la principal dificultad para identificar a un psicópata?: Que se disfraza. Que vive “disfrazado” de persona normal. Y no solo de persona normal, sino de persona “normalísima”, amable, cordial, buena gente. Alardea de virtudes y aptitudes que no tiene. Vende lo que no es suyo; lo que no tiene por formación, educación o esfuerzo personal. Vende, en términos anglosajones, freeware.

Tienen un aspecto físico normal, incluso pulcro y aseado. Cuidan mucho este aspecto de su imagen. Saben que es fundamental para sus actividades. Es uno de los anzuelos donde se deben ensartar sus víctimas. Cuidan mucho “lo que tienen que parecer”.

El problema que tienen es que, en algún momento, sus actos les traicionan y delatan. O lo que es lo mismo, no hacen lo que dicen que iban a hacer. No concuerdan sus palabras con sus actos. Mienten, manipulan, reordenan la realidad para que sus actos estén en consonancia con lo que dicen pensar. Justifican sus actos con “la normalidad”. Tratan de esconderse en la anomia que da la masa: “soy una persona normal, como cualquiera”.

Son, por tanto, sus actos y no sus palabras los que hay que analizar. Comparando lo que dicen con lo que hacen podremos tener una primera idea aproximada de con quien estamos tratando.

Hay algo que no engaña casi nunca: su mirada. Aunque elaboren su máscara, en algún momento su mirada fría nos dejará helados. Los ojos son el espejo del alma, no olviden esto.

En esta primera entrega y para no cansar al lector enunciaré los rasgos fundamentales que, luego, iré desarrollando.

II RASGOS DE PERSONALIDAD.-

1º.- EL EGOCENTRISMO/NARCISISMO.-

Es, sin duda, el egocentrismo el rasgo más destacado de la personalidad del psicópata.

El egocentrismo entendido como “yo soy lo primero”. Y este rasgo es el que más define porque de él se derivan gran parte de las conductas psicópatas.

Como yo soy lo primero, siempre me muevo en el campo de los retornos. No entiendo el altruismo y cuando doy espero un retorno, normalmente, rápidamente.

No conviene confundir esta característica con el “egoísmo”. El egocéntrico da, ofrece, claro que si, pero SIEMPRE espera retorno. No es una entrega altruista; se debe entender, más bien, como una inversión. Si hace algo que parezca sentimental es porque espera un retorno: quiere algo. Y siempre va a dar midiendo y calculando lo que se juega en función del beneficio que espera obtener. Llevará siempre las cuentas al día y mentirá en los balances contables. Es esa la condición para que a él le salgan las cuentas.

Cuando algo le interesa mucho, ama mucho. En cuanto cese el motivo del interés, bien porque ya lo haya conseguido, bien porque lo pueda conseguir de otra manera más fácil para él, cesará el amor de forma fulminante. Él es lo primero y fundamental y, por tanto, cuando sus objetivos estén cumplidos, se acabó lo que se daba, desde ya. En todo ese proceso, el psicópata, procurará jugarse lo menos posible.

No conozco ni he leído ningún caso de un psicópata colaborando en una causa altruista.

Si damos un paso más, es decir: “yo soy lo primero y los demás me importan bien poco”, ya estamos en un nivel importante de psicopatía. Ahora ya entramos en el campo de los sentimientos asociales (si eso pudiera existir). Cuando mis objetivos son lo primero y me importa bien poco el daño que haga para conseguirlos, estamos hablando de los demás. Y estamos hablando de que se obvian sentimientos. No ya la solidaridad, que no existe, sino la piedad, la abnegación o el compromiso personal.

2ª.- EL ENGAÑO Y LA MANIPULACION.-

El psicópata tiene unos objetivos concretos (planes). Unos objetivos que, socialmente, no son lícitos. Para conseguirlos elige una victima o “complementario” al que va a vampirizar.

Como sus objetivos no son los que dice que son, el engaño es manifiesto. Para que este engaño no sea tan palmario, manipula, miente y trata de que la mentira parezca verdad. Trata de adecuar el procedimiento a una conducta aseada y normal para tratar de salvar su máscara de cara al futuro. Decía mi madre que eso es “nadar y guardar la ropa”.

Cuando el psicópata ha conseguido lo que quería y decide deshacerse del complementario, lo machaca. Lo demuele en su entorno social. Es procedimiento ordinario, es la justificación a su abyecto acto.

En este procedimiento aparece lo que Trousseau definió como “afasia semántica”. La dificultad de traducir las ideas a palabras, aún manteniendo integra la funcionalidad de la lengua y la laringe. Este concepto, luego, se extendió a la dificultad para adaptar la palabra embustera a la idea real. En el tránsito de la idea a la mentira se producen fallos de expresión. El psicópata da contenidos a palabras que no tienen ese significado.

Al psicópata se le escapan palabras que delatan sus objetivos pero las incardina en las frases para que no parezcan extrañas.

La afasia semántica es, pues, un síntoma que, además de con el engaño y la manipulación, es la consecuencia de otra característica que enunciaré a continuación.

“Dotados de una gran imaginación y centrados en sí mismos, los psicópatas parecen increíblemente ajenos a la posibilidad -o incluso certeza- de ser descubiertos…. cuando se le pilla con una mentira o se les inquiere con la verdad en la mano, casi nunca se avergüenzan o muestran perplejidad, simplemente cambian de historia o intentan re-ordenar los hechos de modo que parezcan  consistentes con respecto a la mentira. El resultado es una larga serie de declaraciones contradictorias y un oyente profundamente confundido.”

Robert D. Hare. Sin conciencia.

3º.- NIVEL ELEMETAL EN LAS EMOCIONES.-

El psicópata tiene un nivel muy elemental en los sentimientos o, en algunos casos, ni los tiene. Tiene intereses y para hacer efectivos esos intereses no tiene sentimientos. Actúa dando sensación de tenerlos, pero no los tiene, es frío como una serpiente. Esta característica les hace confundir las emociones. No son capaces de distinguir sutilezas de diferentes estados afectivos y, en consecuencia, sus actos, en respuesta, serán contradictorios

Tendrá “sensaciones” pero, en ningún caso, sentimientos profundos, serán “proto-emociones”. Ha aprendido a evaluar sensaciones que tienen que ver más con la negociación rápida. Evalúa a sus victimas desde sus proto-emociones que, normalmente, son consecuencia de sus intereses.

Podrán estar muy contentos si han conseguido lo que querían y muy tristes si no lo han conseguido. Pueden sentir emociones que, en definitiva, son embriones de sentimientos.

Aprenden a desarrollar conductas que den cobertura a esas emociones para que parezcan sentimientos. Otra vez la máscara.

Hare hace una metáfora muy descriptiva, al respecto. Los psicópatas son como daltónicos sentimentales. Sienten en blanco y negro, en el mejor de los casos. Toda la gama cromática que son los matices en los sentimientos está fuera de su competencia.

Para determinar y poder evaluar esta gama cromática, los psicópatas desarrollan códigos aprendidos. En muchos casos “consultan” las emociones para tratar de saber si son sentimientos. Si las consultas se producen en un “círculo” psicópata, se pueden imaginar el resultado. Las afinidades nunca son casualidades.

4º.- CARENCIA DE EMPATIA.-

Si la empatía es el sentimiento de participación afectiva de una persona en la realidad de otra, el psicópata, al no tener sentimientos o poseer un  nivel muy elemental, difícilmente participará en los sentimientos de los demás, puesto que no los percibe, o tiene muchas dificultades para percibirlos.

Este punto nos lleva a que, como los psicópatas se mueven por intereses propios, traducirán los sentimientos de los demás a intereses. Evaluarán las emociones de los demás como los intereses que deberían tener según sus propios códigos.

Esta característica vuelve a producir afasia semántica y profundas contradicciones en sus razonamientos. No saben evaluar sentimientos porque no los conocen. Evalúan actos con códigos que se saben de memoria. Códigos erróneos porque sus códigos son aprendidos por ellos mismos con su propio sistema de aprendizaje.

5º.- CARENCIA DE REMORDIMIENTO O CULPA.-

El psicópata está convencido que sus conductas son correctas dado que no va a entender el daño que hace.

En sus relaciones interpersonales mide y pesa sus intereses, hace balance y toma sus decisiones en función de los resultados que espera obtener.

Tanto si obtiene los resultados esperados, como si no, toma sus decisiones desde la frialdad. No entiende el daño que ha hecho, por tanto, de qué se va a arrepentir?. Por qué va a tener propósito de la enmienda?. Qué es lo que hay que enmendar si lo que he hecho es correcto?.

Antes, al contrario, pensará que su victima ha tenido suerte de relacionarse con él y, en cualquier caso, él es el perjudicado por haber tenido esa relación con una persona tan poco provechosa y zafia.

6º.- MENTE SIMPLE Y SUPERFICIAL.-

El psicópata cosifica a las personas. Las usa como instrumentos de sus designios. De esa forma, para él, es mucho más fácil hacer suyo el trabajo de los demás y confundirá “meritos” con “títulos”. Al psicópata no le gusta trabajar mucho, hace tiempo que aprendió que hay formas más fáciles de conseguir sus objetivos: vampirizar a alguien.

De los puntos anteriores se puede deducir sin ninguna clase de duda que este tipo de personas no tendrá gustos muy elaborados. Será difícil que comprenda sentimientos elaborados y trabajados; eso le lleva a gustar de cosas simples.

No tendrá muy desarrollados sus gustos artísticos, literarios o musicales y no se emocionará con obras que tengan mérito. Vivirá de los gustos de los demás. Estará muy pendiente de las listas de éxitos, “best-sellers” y de la moda.

Llama mucho la atención, en este tipo de personas, la discordancia entre su edad y sus gustos. Es muy sintomática la disarmonía entre la formación que dicen tener y sus gustos.

Debo hacer constancia, en este punto, que el psicópata aprende. Cada vez va a ser más psicópata porque va engalanando el anzuelo para mentir y manipular mejor.

Por tanto, según vaya acumulando experiencia, este punto irá disminuyendo o, tal vez, haciéndole más difícil de detectar.

En ningún caso elaborará el sentido del arrepentimiento, que no tiene, y seguirá haciendo mucho daño. Más daño cuanto más atractivo sea el cebo que pone en el anzuelo y más amplios sus objetivos.

Esto lo hace conscientemente?. Rotundamente, si. Es esta consciencia lo que le hace psicópata.

Todo esto nos lleva a un escenario que desarrollaré en sucesivas entregas, ya digo, para no cansar al lector.

Categorías:PSICÓPATAS

Amo, a los hombres, como si fueran…..

http://www.youtube.com/watch?v=WlKVjYjxEzE

Resulta, amigos, que en 1.975 Doña Guillermina Mota amaba a los hombres como si fueran ropa interior de quita y pon.

Y esto no tendría nada de extraño si no fuera porque, además de no amarles, la muy sinvergüenza, fumaba. En la carátula del disco, esta señorita, aparecía fumándose un puro.

Como sería lógico en 1.975, debemos esperar que si fumaba puros es porque era mayor de edad y su padre se lo permitía, porque en 1.975 en España, las mujeres no podían hacer eso, ni mucho menos. Alcanzaban la mayoría de edad a los 24 años, y derecho a voto no tenía nadie. Aquello no nos gustaba y lo cambiamos.

Y ahora resulta que las más “progres de las progres”, estas que no pelearon, han decidido que amar a los hombres como si fueran ropa interior de quita y pon si está permitido, pero fumar no.

A tal efecto, legislan para que los últimos adelantos en contraconcepción sean accesibles a cualquier señora, con formación suficiente, a partir de los 16 años (que, me imagino, es la edad que ellas estiman por conveniente para empezar a follar) y legislan para que no puedan fumar sus madres que, naturalmente, no saben nada de eso.

Esto que describo, amigos, ha pasado siempre. Unas señoritas y señoritos que ven Gran Hermano y Sexo en Nuevayork pretenden dar lecciones de moral y saber estar,  a sus madres que son, además de sus madres, grado, postgrado y doctoras. Y pretenden enseñar a sus padres a tener hijos, padres estos que, a cierta edad, ya tienen prepucio, pucio, postpucio y los pelos del escroto chamuscados del humo de cien batallas.

Como yo soy un tío cosmopolita, informado y democrático, antes de decir ni pío, he tirado de mis contactos en el nomenclator y me he enterado de jugosas y documentadas consideraciones que me han dejado circunflejo.

Consideraciones tan estupendas como que un pitillo hace más daño que una píldora del día después y, ni se acerca, al placer que se consigue.

Los más filósofos-ideólogos me cuentan que “la libertad de uno termina donde empieza la de otro” y que si me fumo un marlborito, cerca de él, le puedo perjudicar su salud, pero si me como una de esas bombas de hormonas a él no le pasa nada. “A ti no, pero a mi hija si”, pienso.

Le explico que vendría a ser como que yo puedo fornicar sin sentimiento ninguno, sin protección y sin ningún sentido de la responsabilidad, después de ponerme ciego a gin-tonics con coca, pero no me puedo echar el cigarrito de después, si ella es “no fumadora”. Vamos, que lo que más perjudica de todo ese escenario es el cigarrito.

Naturalmente, me hace la aclaración de que yo soy un machista asqueroso (textualmente) porque no tiene por que ser “ella”, puede ser “él”. Yo contesto que estoy de acuerdo, porque él lo dice, pero que si es “él”, como yo también soy “él”, para que queremos la píldora del día después?. Me asusta que eso también lo pongan obligatorio y, entonces ya si, seré machista “por Ley”. Le pregunto que cuantas parejas ha tenido y me contesta “no muchas, tres o cuatro”. Me quedo como las muñecas de plástico: con cara de sorprendido (no lo sabe bien). Tres o cuatro no son muchas.

Decido poner fin a la conversación cuando insiste en este concepto y empieza a argumentarlo con las costumbres de griegos y romanos, hablándome de estadísticas amañadas y estudios sociológicos sesgados. Mucho me temo que acabaremos comentando el Antiguo Testamento, me tocará el papel de Lot, no me apetece nada y no es el tema que nos ocupa. Además, para que le voy a hablar a este “fistro” del 314 y siguientes del Código Civil?.

No voy a adelantar nada explicándole que, a los 16 años, en España no se tiene capacidad legal para obrar libremente. A ver como le explico yo a este lumbrera, cumbre de la cultura, lo que decía Saramago que “hay un montón de gente que me incita e invita a hacer deporte, cuando yo no le he pedido a ningún deportista que lea”. Como explicar que, a mi, me mueve más Saramago que Cristiano Ronaldo, si hablamos de portugueses?. Que prefiero, cien veces, a los fumadores libres y tolerantes que a los alienados estúpidos e intolerantes que no fuman. Que hace mucho más daño Gran Hermano que un cigarrito.

Otro par de iluminados me hacen consideraciones económicas sobre el costo de los tratamientos médicos y farmacológicos que utilizan los fumadores.

Cuando les contesto que “más cuesta el de los esquizofrénicos  no fumadores”, se enfadan mucho. Ahora que lo pienso, creo que era el mismo pero parecían dos.

En 1.975, señores, con el corpus legal existente, Doña Guillermina y todas las mujeres que yo conozco hacían lo que les salía del criterio y nadie les decía “esta boca es mía”. Ahora, tampoco se les dice nada.

Todos lo pensábamos, pero no se procesaba, ni se delataba, ni se quemaba, ni se echaba de los espacios públicos a ninguna mujer por amar a los hombres como si fueran ropa interior de quita y pon, por fumar, o por ambas cosas a la vez. A ningún hombre, que haga esas cosas, le preocupaba si la señora se está fumando un puro. En el peor de los casos se las echaba de los espacios privados. Algunas veces de una forma muy desaconsejable y ahora ilegal (a hostias). Nunca he estado de acuerdo con esos procedimientos, hay formas más racionales y educadas de solucionar esos problemas.

En 1.975, cuando un hombre hacía esas cosas era un “mujeriego”. Un tipo con el que había que tener cuidado; un tipo informal, inconstante y, en los más de los casos, irresponsable.

Todavía quedan de esos (siempre los habrá), son necesarios y bastante tienen con lo suyo. Yo conozco muchos idiotas de esos, si. Menos mal que esos méritos no han puntuado nunca en los concursos de traslados, de momento. No descarto encontrarme a Jesulín de Director General. El futuro es incierto siempre, por eso es futuro.

Tan incierto es el futuro que en mi vida hubiera yo podido pensar que podría haber “bautizos civiles”. Pero visto lo visto, he manifestado mi deseo de tener una “extremaunción civil”. De todas formas cuando llegue al cielo, y como Dios ve hasta nuestros más ocultos pensamientos, me la voy a ganar me ponga como me ponga. Mi madre estará allí.

Hasta ahora, que yo sepa, no se ha inventado ninguna palabra que defina esa conducta en una mujer. Yo propongo “hombreriega”. Solo me queda saber con cuantas parejas y relaciones, actualmente, se puede considerar a una mujer como tal. Haré un panel de especialistas y una encuesta.

He oído alguna que otra propuesta alternativa, como “monógama sucesiva” ó “especialista en relaciones instrumentales”. Siempre he dicho que me parece bien. La calificación solo depende de la razón y el universo de sucesos, de la sucesión.

Mucho me temo que se trata de un asunto fiscal, es decir, diferenciar a las que cobran en dinero de las que cobran en especies. De los que pagan, a través del tabaco, y los que no.

Mucho me temo que es un asunto económico. Lo primero que hay que eliminar es la competencia directa y, si no, al tiempo. Ya andan tratando de quitar los anuncios por palabras de los periódicos, y los Nicorettes hacen su agosto.

Mucho quiero temerme que, cada vez, hay menos mujeriegos y más hombreriegas. La competencia se está poniendo dura.

Se trata de dividir: los nuestros y los suyos. Vender.

Y ahora nos encontramos con que el gran problema de la Suma Sacerdotisa y toda la corte de vestales renovadas del Capitolio, es que el tabaco perjudica la salud colectiva….pues está muy feo decirlo, en este caso, pero “con dos cojones”.

Y a mí lo que me parece fatal es que personas tan poco instruidas, con tan escasos conceptos éticos-morales y tan sanas lleguen hasta puestos de tanta responsabilidad.

No me queda por menos que proponer que, de Director General para arriba, sea obligatoria una prueba cerebral de Tomografía por emisión de Positrones y un test de psicopatía del tipo PCL-r.

Los ciudadanos normales, es decir, la mayoría, deberíamos centrarnos en los problemas reales.

En los cinco millones de compatriotas que no tienen trabajo, en elegir dirigentes que les paren los pies a los de las eléctricas, que nos chulean lo que les da la gana, y a los de los productos farmacéuticos (ojo!, no a los farmacéuticos de profesión), que se llevan a los ministros a Cancún, con la excusa de wonderfulouses congresos, y nos colocan varios millones de dosis de vacunas, que no sirven para nada, a cuenta del miedo que nos da pillar la gripe, cuando la mitad de los que pillan la gripe es, precisamente, por vacunarse. Auténticos expertos en tratamiento de la información y las comunicaciones.

Centrarnos en que no se trata de alargar la edad de jubilación, dando por perdidos a los parados, sino de hacer que esos cinco millones de personas trabajen y colaboren al sostenimiento del Estado Social.

Se trata, en definitiva, de entender correctamente la So-li-da-ri-dad.

Si, amigos, si. Claro que si. Lo del tabaco es una cortina de humo (nunca mejor dicho), lo de los controladores es otra cortina de humo, (esta solución va a costar cinco veces más que si le das sus euros) lo de la tregua de ETA es otra (Herribatasuna, quiere dinero)….y así sucesivamente hasta mayo. Administrarán los tiempos, no lo duden. Nos conocen, ellos tienen que comer y vigilar sus complementos de altos cargos. Lo demás les importa bien poco.

Mi propuesta?. INSUMISION.

Como se instrumentaliza esta insumisión?: Mentir en todas las encuestas. Ale!!!!…a tomar por el culo el CIS y todos estos. El que tenga escrúpulos morales con la mentira que no conteste, siempre hay una casilla.

Si D. José Luis y sus acólitos, estos y los que vengan, quieren saber, que vayan a Salamanca y bajen a la calle para hablar con la gente.

Voy a procurar no ir a los bares. No consumir, no gastar. Ya se que ellos no tienen la culpa pero, desde luego, no voy a gastar y salirme a la calle a fumar porque a un maricón pusilánime le de miedo el humo.

Eso es mucho más perjudicial para mi salud física y moral, porque acabaré metiéndole una mano en la mandíbula al madiquitar y, como será uno de esos tipos que se ponen morados a endorfinas en los gimnasios, me devolverá para todos mis compañeros y para mí, el primero (Woody Allen lo describe muy bien, en su última película). Cuidado, alerta!!!, todavía estoy en condiciones de, como el Infanta María Teresa en Santiago de Cuba, poner mi proa al viento y soltar todo lo que tengo. Me faltan hormonas, ciertamente, y tengo mucho que defender, pero sigo midiendo 1,80 y pesando 90 kg.

En cualquier caso, esta conducta está ya conocida en Dinamarca, Noruega y otros países. Alquilaremos clubes privados, donde la elíte del vicio y la depravación podamos charlar amigablemente, tomar un “esencial de pera” y fumar un cigarrito de tabaco turco sin que algún ñoño o ñoña histérico o histérica del nomenclator nos saque los colores, cuando se desinhiba, después de ponerse morado a cocaína.

Debo significar, además, los efectos beneficiosos que el tabaco tiene sobre el sistema sensorial y/o límbico. De todos es sabido que, cuando estás muy estresado y en algunos estados de ansiedad, fumar relaja. Ya lo decía la canción: “fumando espero…”. Cuando vemos a algún amigo alterado decimos: “Vale, tío. Venga, échate un cigarrito”.

En este caso yo diría: “Leyre, cielo, venga tranquilízate, échate un cigarrito y piensa lo que haces, mi vida. Te pongo una copa?, te traigo un resumen sobre la defensa de valores como la libertad, la igualdad, la solidaridad o la defensa de la democracia, que han sido los ejes sobre los que se han articulado los pensamientos de Pablo Iglesias y otros ilustres ciudadanos de España?. Quieres que hablemos sobre la Inquisición, el macarthismo o el Tribunal de Orden Público?. Quieres que discutamos sobre los distintos programas, capítulos y partidas del presupuesto de tu Ministerio para ver cuales son deficitarias y cuales no?. Discutimos cuales son, absolutamente, imprescindibles y cuales son un cuento chino?. Quieres que discutamos cuales son sociales y cuales de opinión?. Hablamos sobre la diferencia entre opinión y criterio?.

Claro que si le digo eso, a esa señorita, igual acabo en la cárcel por “machista paternalista”. La forclusión del “nombre del padre” es un asunto muy chungo, decía un tal Lacan, un tontodelculo francés. Desde luego, un blog de este corte no es el espacio adecuado para discutir, con rigor, de presupuestos.

Y siempre, recomendaré a los alcaldes que, aunque lo piensen, sujeten su lengua y no se pongan en el disparadero, que decía mi madre. Los conozco lenguaraces de todos los colores.

En el caso del de Valladolid, que lleve los preservativos a mano; nunca se sabe!!!. Si sigue haciendo esas propuestas, igual alguna le sale bien y arruina su matrimonio.

Ya le digo, Sr. Alcalde, que cada vez hay más hombreriegas y menos mujeriegos pero se gasta enormes cantidades de dinero público en que parezca lo contrario (la igualdad real). Hay que ser más discreto y aseado, hombre. Les está, usted, haciendo el caldo gordo, me imagino, para arañar algún voto.

No le enseñaron, de chico, que del árbol caído no se debe hacer leña?. Doña Leyre, amigo, no tiene más recorrido. Solo le quedan las tertulias de Telecinco, se ha definido.

Profesionalmente, no le parece, eso, triste a los 34 años?. Donde cree, usted, que estará esta señorita el año que viene por estas fechas?.

Categorías:Uncategorized

MIS MUSICAS

INTRODUCCION/PROLOGO.-

Buenos días, señores lectores. Están todos ahí?.

Por aquello del introito les diré que son las cinco de la mañana, el Gadget de mi ordenador marca cinco grados bajo cero y la lluvia golpetea las veluxes de mi estudio. Les indicaré, así mismo, que me río del frío y de la lluvia mientras tenga mi estudio y sus veluxes.

Mis amores duermen plácidamente a la espera de que el astro rey les marque el ritmo de sus quehaceres diarios.

magical mystery tour

Mira tu por donde que hoy me he levantado romántico, he puesto algo de música y me ha dado por recordar. Prepárense para un mágico y misterioso viaje.

Llama mucho mi atención el hecho de que las músicas den armazón a los recuerdos (los estructuran) y, según las músicas que oigo, así van desgranándose los recuerdos, de tal suerte tomo noticia de que cada recuerdo tiene su música. Quiero hablar de músicas no de recuerdos, pero vienen, inevitablemente, ligados.

Es como si de reglas nemotécnicas se tratara. Parece que las músicas me ayudan a recordar. Ponen banda sonora a las imágenes en mi cine interior. Y los recuerdos están asociados a las músicas.

Debo decir que hay músicos que, durante toda mi vida, han sido hilos conductores. Son carriles por donde mis gustos y preferencias han caminado disfrutando de su arte. Son carreteras por donde mi alma entra en una dimensión íntima a velocidades de vértigo.

Tal es el caso de (por orden de antigüedad) D. Antonio, D. Wolfgang Theophilus, D. Ludwig von, D. Gaetano, D. Gioachino, D. Giuseppe, D. Giacomo, Enrique Santos, Jhon Lennon, Mick Jagger, BarryMauriceRobin Gibb, Pete Townshend, Elton Jhon, Van Morrison, Gilmour/Watters, Oscar Peterson, Hilario Camacho, Elvis Costello, Sabina …..

Algunas veces me pregunto sobre el por qué empatizo con estos tipos y no con otros. Nunca me he podido contestar. Seguramente por aquello que dice un amigo mío (el proyect manager alevín. Más listo que el hambre) que no está mal hablar solo, lo malo es contestarse solo.

Naturalmente, empatizo porque dicen cosas que me mueven y las dicen de una manera que me mueve. Hablan de asuntos que tienen que ver conmigo y, estoy seguro, con millones de personas más pero a mi eso no me importa.

Cuatro cuestiones previas:

1º.- Habrán notado que no hay estadounidenses. No me gusta Usa. No me gusta ni Nuevayork. Solo me gustan los coches americanos. He podido, con mucho esfuerzo y ayuda, superar lo de Trafalgar pero lo de Santiago de Cuba no lo superaré nunca.

A Bruce Springsteen le voy a perdonar por Drive all nigth y Thunderoad y a Dylan porque me da la gana.

Thunderoad

Les juro, por el Arca de la Alianza, que me esfuerzo, los escucho, los traduzco, los analizo. Nada, no puedo, no puedo. No me queda más remedio que aceptar esta tara. Qué coño de “alianza” meterían en el Arca!!!. Desconfío de esa palabra.

2º.- Elevo al titulo particular de Don a los que, entiendo, son músicos de alta escuela. No es lo mismo, me parece, componer 28 horas de música excelente, en una vida de trabajo, que hacer 4 horas. No voy a entrar en la calidad de la música que, como decía D. Igor Stravinski, y este no es susceptible de ser lego, hay más música en la “Donna e Mobile” que en todo el anillo del Nibelungo. Ni hablamos, pues, de la “Bella figlia dell’amore” o del “Caro Nome del mio cor”, que Luís Aguilé degolló impunemente.

Lo comparo con las matemáticas. No quiero quitar méritos a nadie, pero hay más matemáticas en el teorema de Pitágoras que en toda la tabla de los logaritmos decimales. El hombre que calculó los logaritmos fue un matemático esforzado, no lo dudo, pero su señora le ponía los cuernos con seguridad (pedazo de tío plomo).

A Karl Czerny le debió pasar lo mismo. Escribió más de 2.000 obras para piano. Todas, obras didácticas que se tocan en miles y miles de conservatorios de todo el mundo……pero no en salas de conciertos. Todos los pianistas odian a Czerny. Tocar con las manos cruzadas no es agradable.

3º.- He relacionado gente que me asalta una y otra vez a lo largo de años y años. Seguramente algunos se me olvidan y no he mencionado a los ousiders que vienen golpean (con un tema) y se van. Estos irán apareciendo a lo largo del relato.

Haciendo un símil boxístico, algunos son de los que puntean con la mano izquierda pero nunca lanzan un uppercut que te nockee. Tal es el caso de Eric Clapton que, durante muchos años, golpea y golpea con su blues, te acompaña gratamente, pero no te machaca.

layla

Otros, en cambio, te meten un directo de derecha en la mandíbula, que te manda al tercer graderío, con un solo tema. Te dejan los libros y los papeles de las estanterías de la cabeza tirados por el suelo. Cuando reaccionas te preguntas: “Joder!!!, qué ha pasado?”.

Solo recordar a Don Maclean, Harry Nilsson, Robert Fripp, Billy Joel o Gerry Rafferty. Algunos de estos últimos tan solo por el uso de un instrumento que rompe con los conceptos que tenías. Por una simple frase musical….pero qué frase!!!!.

4º.- No voy a comentar nada sobre Bárbara Streisand, Conchita, o estos y estas que se pasan toda la canción corriendo en busca de lo que quieren y cuando lo encuentran resulta que no les gusta. Todo les sale fatal,       qué lástima!!!. Para mi que lo qué les pasa es que tienen el sistema límbico hecho unos zorros. La penita vende mucho, pero no es arte.

Y, desde luego, nada de los solidarios. Desde cuando un artista es solidario?.

CAPITULO I.- LAS AUTOPISTAS DE MI MENTE.-

Cuando tenía 11 años había gramolas en los bares de mi barrio donde, por dos pesetas, podías poner dos canciones. Yo ponía Satisfaction y Good Vibrations. Leía a Stevenson, Verne y Salgari.

good vibrations

En mi cuarto había una radio, de las de lámparas, que tenía dos potenciómetros, uno para la sintonía en OM y otro para el volumen.

El frontal era de tela de saco y estaba recubierta de bakelita marrón imitando concha carey. Tenía un solo altavoz, era monoaural.

En ella escuchaba, bajito para que mi madre no lo oyera, al Mariscal Romero, a Ángel Álvarez y otros que ahora no recuerdo, que eran unos tipos que programaban lo qué llegaba de allende los mares.

En estas fuentes, que describo, empecé a labrar mi cultura y mis gustos musicales.

A fuer de ser sincero debo decir que, en el colegio, en las horas de “estudio”, y una vez a la semana en clase de música, escuchaba composiciones clásicas que nos ponía el cura-director. Siempre agradeceré esta formación que me dio carácter y me hizo entender mucho más las estructuras musicales. Gracias Luis. Gracias Roberto. Gracias Pablo.

Eran años de construcción. Las máquinas motoniveladoras trabajaban en mi joven mente abriendo los espacios por donde, después, circularían textos y melodías decorando mi forma de entender las cosas y los días.

Fueron esos textos y esas melodías las que hicieron que sea lo qué soy.

heart of stone

Fueron aquellos profesores de música, de matemáticas, de literatura, de historia los que tallaron mi alma. Gracias a todos; sé qué os costó domar a un salvaje como yo. Confesaré un secreto: No lo conseguisteis. Nadie puede conseguir eso, ni yo mismo puedo.

Aparte de los Stones, que venía escuchando desde antes, y ya eran mi grupo favorito, ese verano de 1.969 descubrí a Los Beatles. Dios mío!!! Cuando escuché Penny Lane me enamoré perdidamente de ellos. Inmediatamente empecé a investigar y a tratar de saber qué decían. Yo sabía muy poco de inglés porque en el colegio estudiaba francés.

penny lane

Entonces me enteré que la sintonía del Mariscal Romero era el Magical Mystery Tour…. “That´s an invitation to make a reservation…..the magical mystery tour is waiting to take you away….take you today”

Comprendí que necesitaba aprender inglés. No crean ustedes que esto fue un asunto rápido. Necesité dos años para digerir este concepto. Pero créanme, antes de empezar a estudiar inglés, me sabía de memoria las canciones de los Beatles y de los Rolling. El Príncipe Gitano, a mi lado, era un filólogo.

A los trece años me matriculé en la Escuela de Idiomas, sección de inglés. Mi único objetivo, entonces, era saber lo que decían Lennon y Jagger.

Aprendí un montón de cosas.

Me enteré que Paul había muerto en un accidente de circulación cuando no se dio cuenta que el semáforo había cambiado: “he didn`t notice that the Light had changed”. “He blew his mind out in a car”. Qué quiso decir Jhon Lennon, en 1.967, cuando ya había muerto Epstein?.

a day in the life


Me enteré que en el club de los corazones solitarios del sargento pimienta estaban esperando para unirme al show. Y me uní, me hice corazón solitario.

http://www.youtube.com/watch?v=oHu4icXqX-g&feature=related

Supe que Their Satanic Majesties habían invitado a Lennon y McCartney a cantar con ellos.

Nunca he pertenecido a ninguna asociación o partido político, ni a ninguna organización o red. Siempre he sido mi propio jefe en asuntos de ideología.

Como diría Groucho Marx: no pertenecería a ningún club donde  admitieran gente como yo, pero sí me entrego a proyectos concretos, en equipos concretos y con objetivos bien claros. Algunas veces me engañan.

En ese club, en el front del disco, estaban los Stones, que pertenecían a la hermandad y, en el back, Harrison señalaba el día y la hora: “Wensday, morning, at five o`clock as the day begins”.

Empezaban a llegar las primeras imágenes de sitios como Woodstock y Altamont. Gente, mucha gente, circulando (hasta un perro por delante de Jagger). Incidentes, muchos incidentes y, sobre todo, Sympathy for the devil. Brian Jones ya había palmado y Mick Tailor estaba con ellos.

Twonshend hacía de las suyas y Daltrey, con camisa de flecos, giraba el micro como si de un cawboy se tratara.

baba o’riley

No lo necesitaba, no. No lo necesitaba y no lo necesito. No tengo que probar que tengo razón.

Keith Moon demostró que una batería no es un metrónomo. No lo defendió, solo tocaba.

Aunque ya estaba muy “in tune”, Sympathy for the devil fue la primera canción que me golpeó fuerte, fuerte. Me aprendí de memoria todas las inflexiones, los gritos, los oh! Yeaaaa y empecé a leer a Lovecraft, Poe y Fulcanelli. Me hice Hell Angel.

En un cine de arte y ensayo vi una película sobre Woodstock y me impactaron estos tíos, sus guitarras y sus pintas. Crosby, Still y Nash.

http://www.youtube.com/watch?v=NHtOQz5bINY&feature=related

Como era de esperar el director de mi colegio, dando por perdida mi alma, llamó a capitulo a mi padre y le recomendó que cambiara de centro. Temía que la manzana podrida contagiara a sus chicos buenos. “See how they run like pigs from a gun, see how they snied”…. Yo era la morsa.

Yo era él, tanto como tu eras él, como tu eres yo y estamos todos juntos. Ya te veo, Mateo!!!. Confesiones comunales. Eso se lo vas a contar a quien yo te diga, capitán araña!!!. Eso se hace por voluntad propia, no por obligación, querido. Y aquella no era mi voluntad. Ya entonces sabía que, cada vez que peco, debo pedir perdón….a quien ofendo, no al cura-párroco, y nunca me han dolido prendas para pedir perdón.

I am the walrus

Y la madre superiora me hablaba de la felicidad….que ella entendía. No me lo creí.

happiness is a warm gun

Qué se podía esperar de un tipo que con 14 años, en vez de latín, aprendía inglés?. Un tipo raro al que le gustaba la trigonometría, vestía de una manera, digamos, un tanto informal y que sobre todo, sentado en el escalón de la puerta del colegio tarareaba bajito:

across the universe

Words are flying out like
endless rain into a paper cup
They slither while they pass
They slip away across the universe
Pools of sorrow waves of joy
are drifting thorough my open mind
Possessing and caressing me

Jai guru deva om
Nothing’s gonna change my world
Nothing’s gonna change my world
Nothing’s gonna change my world
Nothing’s gonna change my world

Mi padre preguntó si me portaba mal, si pegaba a los niños, si insultaba a las vecinas.

No, no hacía nada de eso. Era, incluso, cariñoso con los compañeros y amable con las vecinas pero hablaba de cosas muy raras, no quería confesar y, lo peor de todo, ya había contagiado a unos cuantos de mi clase. Había un par de ellos que escuchaban a Elton Jhon y su colega Bernie Taupin.

I guess that’s why they call it the blues

Rolling like thunder under the cover?.

Wait on me girl
Cry in the night if it helps
But more than ever I simply love you
More than I love life itself

“El tiempo en mis manos podía ser tiempo para pasar contigo”.

El cura-director, sin hacer ni puto caso a la parábola del buen pastor, prefería el rebaño a la oveja descarriada. Gracias cura-director por dejarme descarriar.

Aclaro que no me gustaba confesar porque el amigo cura-director usaba la confesión como mecanismo de delación. Todos los pecados de entonces eran veniales (excepto los tocamientos), pero restaban puntos en matemáticas porque el profesor era interino y hacía la pelota al director. Era un pringao, de los primeros que conocí.

ha ha said the clown

Así fue como a los 15 años mi padre resolvió matricularme en el Instituto de Enseñanza Media, que era el único que había entonces, y mi mente se disparó. La libertad era un campo de fresas.

Ahora puedo comprender muy bien a mi padre. Lo siento papá, no debí añadir tensión a los problemas que ya tenías.

ziggy stardust

He was the nazz!!!. Era y lo sigue siendo. Mi padre es lo más.

Weird, Gilly y Las arañas de Marte me seducían. Vestía botas de ante, pantalones campana ajustados y chaqueta de soldado. Mamá me reñía y papá sonreía. To the boy whit the mousy hair.

La película estaba siendo tristemente aburrida, después de vivirla diez veces, o más.

Llife on mars

“Mira al abogado, sacudiendo al que no es”. Me acostumbré a eso.

Solo deberes académicos, y eso era muy, pero que muy fácil. Solo matemáticas y física; solo literatura e historia… el resto del tiempo para leer y escuchar música.

Por entonces, ya estaba enamorado de la pobre Estrellita (que lleva aguantándome 40 años), pero no me atrevía a decirle nada. Mis pintas, mis melenas y mis miedos me atenazaban. Buscaba mi identidad. Buscaba una luz. Ella era demasiado buena para mi.

can’t take my eyes off of you

A ver como le cuentas a una chica de las Carmelitas que “creo que nadie está en mi árbol y que vivir es fácil con los ojos cerrados, malentendiendo todo lo que ves, la cosa se pone difícil pero no me importa porque, si me permites, te llevaré a campos de fresas; nada es real”.

strawerry fields forever

Si le suelto este paquete a Estrellita, me parte la boca allí mismo. Una chica que tenía por émula a la hermana Espíritu Santo, por directora a la hermana Carmen Rosa y era Montañera de Santa María. Si, claro que si, la cosa estaba difícil. Yo quería ser extremadamente cuidadoso, y era muy consciente de ser un tipo muy torpe. Pretendía ser un intelectual pero sabía que solo era deportista.

Una tarde de viernes, a la salida de la Escuela de Idiomas, le solté el Speech. Hora y media de charla….y, al llegar a la puerta de su casa: “vale, salimos. Pero no me gustan tus pantalones de ante granate, no me gusta tu chupa de soldado, no me gusta tu melena y déjate barba que no me gusta tu cara”.

“vale, mi amor, todo eso son cosas que se pueden arreglar”.

Hizo falta toda mi elocuencia y algún chiste. Lleva 37 años riéndome los chistes que ha oído cientos de veces. La quiero, no miente. Ríe y llora de verdad.

i started a joke

Elegí una tarde de viernes porque iba vestida de “paisano”; el resto de la semana venía a clase con el uniforme de carmelita y yo no quería parecer un vulgar D. Juan tirándole los trastos a Doña Inés .

Quiero hacer constar, aquí, que no emplee a Garcilaso, Quevedo, Becquer ni a ninguno de los chicos de oro, que había estudiado y olvidado. No era un asunto de Cyrano.

Y otro si digo, lo hice, prácticamente, obligado por mi amigo Javi que, sentados en las escaleras del Rojas, me decía: “díselo ya, coño. Si tiene que ser que no, pues que lo sea ya”. Él ya se lo había dicho a la suya y era novio desde hacía tres días.

Era el 19 de octubre de 1.973 y yo andaba colgado con Pink Floid. “The lunatic is in my head, remembering games and Daisy chains and laugths…but I got to keep the lunies on the path”.

En Navidad le solté un beso en la mejilla, al despedirme. Un beso robado y me dijo lo de: “eres un sinvergüenza. Por quien me tomas?”. Se fue llorando a su casa. Al día siguiente me costó otra hora y media de razonamientos convencerla de que yo no era un sinvergüenza. Solo la amaba. Una cosa tan simple. No me quedó más remedio que cantarla:

When you’re weary
Feeling small
When tears are in your eyes
I will dry them all

I’m on your side
When times get rough
And friends just can’t be found
Like a bridge over troubled water
I will lay me down
Like a bridge over troubled water
I will lay me down.

bridge over troubled water

No mentía entonces y no he mentido nunca. Jamás he dicho a nadie que le amo sin ser verdad. Nunca he negociado con los sentimientos. Yo no siento “a medias” y, desde luego, siempre cumplo mis compromisos. Nunca jamás he vuelto a robar un beso. Ahora, los besos están baratos, los de la mejilla, gratis. No pienso desperdiciar ni uno!!!.

Jamás he mezclado ni mezclaré intereses con sentimientos. Nunca me ha hecho falta.

my girl

Porque “lo bueno y lo malo”, es justamente lo qué Dios no quería que decidiéramos nosotros, pero comimos el fruto de ese árbol. Comimos de ese árbol y tomamos conciencia de nuestro criterio. A Arón cada vez le costaba más engañarnos.

A Dios se le fue de las manos lo del alma y a Caín se le fue la mano con Abel. El escritor de aquellas historias tenía que justificar las guerras y quería mandar él. Los Filisteos lo tenían jodido; los hermanos Macabeos imperaban.

Pero, para esas fechas, yo ingresé en la Universidad Politécnica de Madrid, Franco se moría a chorros y yo estaba leyendo a Lacan, Huxley,  Orwell y Castaneda. Trataba de encajar en mi entorno. Arias Navarro era The laughing gnome, y los caudillos me la dejaban más floja que un panecillo de dos veinte (expresión antigua, donde las haya).

Nos íbamos del Sahara y Radio Londres (en su emisión en español) nos advertía de la velocidad del tiempo.

“the sun is the same in her relative way, but you’re older”.

Comencé a desarrollar mi psicosis y a asociar el tiempo con los latidos de un corazón y, por tanto, a la gráfica de un electrocardiograma. El tío que desarrolló ese algoritmo sabía lo qué hacía. Hace poco, me habló de él alguien que le conoció (del que desarrolló el algoritmo).

Desde entonces he intentado, en múltiples ocasiones y de varias formas, parar el tiempo. Es imposible.

“home, home again. I like to be here while I can”.

Los universitarios fueron años duros. Mucho trabajo y poca remuneración; la Escuela era un infierno. Madrid, una ciudad hostil. Madrid me mataba, igual que al oso Kerensky.

El miércoles 19 de noviembre de 1.975 estábamos asistiendo, en el colegio Sta. María del Pino, a un ciclo de películas de Buster Keaton. Cuando bajé al Sta. Teresa, a por Estrella, presencié una escena singular.

Los grises (así se llamaban entonces) estaban dando, para ellos y para su familia, a los que se congregaban, en el Jose Antonio, para su marcha anual hasta el Valle de los Caídos.

Pensé: “Lagarto, lagarto”. A mis tiernos 18 tacos, las algarabías de manifestantes y policías no me asustaban mucho. Yo corría más que ellos. Con excepción expresa del día del Jhonny, siempre había eludido tales refriegas.

Sorteé, con habilidad felina, el jaleo y en llegándome al colegio de Estrellita decreté: “amor, hoy no hay cine”. No quería exponerla a las porras de los grises que se cebaban con las “culo-gordo” y eso que, entonces, no lo tenía.

De madrugada lo anunciaron: “españoles, el caudillo ha muerto”. Cielos!!!, nos quedábamos sin líder. Adiós, guapo.

En una ocasión estuve seis meses preparando una asignatura. Con gran esfuerzo asistía a las clases de una academia particular. Cuando llegué al examen, me dieron el cuestionario, lo leí. Desolación total y absoluta: no sabía lo que preguntaban. Me levanté del examen y me fui llorando a mi casa. Eso con 20 años.

“Confusion, will be my epitaph

As I crawl a cracked and broken path
If we make it,

we can all sit back And laugh”.

epitaph

Decidí cumplir con la patria que era otro de los deberes pendientes. Más que nada, por ir quitándome asuntos de en medio.

Un año y medio perdido y, a la vuelta, retomé con ánimos renovados mis estudios.

Me ofrecieron un trabajo de delineante que, en principio, me daba suficiente para vivir. Así, propuse a Estrellita casarnos. Ella todavía no había finalizado sus estudios pero, aún así, aceptó. Quiso casarse con un delineante cuando ella estaba en cuarto de medicina. No miente, la quiero. Confiaba en mí. El futuro era incierto, si, pero ella lo resolvería. Tenía fuerzas para eso y mucho más. Estrella, como siempre, a lo suyo. Al tran-tran.

Nos fuimos a vivir a un pisito alquilado de 40 m2 en la C/. Divino Pastor.

I’ll stand by you

Mi padre nos regaló La Historia Universal de Salvat, edición de 1.980.

Me levantaba a las 5:30; primer metro que pasaba por Tribunal a las 6:01; autobús, en el Mº de Agricultura, a las 6:30; coche con el carnicero, a las 7:30; autobús urbano y a las 8:00 en el estudio a dibujar (primero las horizontales y luego las verticales). Pasar a maquina memorias y mediciones (seis copias con papel carbón) y jugarme el desayuno a los chinos (jamás perdí). Gracias, amigos. Sé que me dejabais ganar.

Recorrido inverso a las 15:00; metro en Atocha a las 16:30; parada en Arguelles a las 16:45.

Sin salir del metro, para no pagar otro billete, llegaba hasta los tornos y allí, Estrellita me esperaba para darme los bártulos de la Escuela. En el maletín, me metía un bocata con pimientos verdes fritos, un filete y tomate, que era la envidia de los compañeros. En el bar de la Escuela, pedía una cañita de vino y, por 10 Pts., comía. La quiero, es de ley.

Andando, por Juan de Herrera y Avenida Complutense hasta la Academia, a las 20:30; Estructuras con Pepe Taboada hasta las 21:30; andando por Alberto Aguilera hasta casa a las 22:00. Una sopita hecha con las cabezas de las gambas, repasos, orden y a dormir.

Los fines de semana, prácticas, muchas prácticas y mucho dibujar con los rotrings y el cangrejo (nadie se acuerda ya de los rotrings y el cangrejo).

El único tiempo libre que tenía era cuando iba al baño. Allí me leí la Historia Universal. Si, amigos, yo me leí los diez tomos de la Historia Universal de Salvat cagando (una de mis mejores hazañas).

http://www.youtube.com/watch?v=IHXXOy3Ku3A&feature=fvw

Vivíamos en Malasaña, eran los primeros 80. Ana Rosa Quintana era una “chica inter”. En un concurso de radio, donde había que adivinar el titulo de una canción, gané dos entradas para ver a un grupo nuevo de la movida. Unos tales Nacha Pop. Eran unos jovenzuelos que no lo hacían mal del todo.

Resultó que había que adivinar el titulo de una canción de los Stones. Aquello fue fácil. Y eso que me preguntaron por una canción que debe ser difícil, porque no la he encontrado en el Ares: The hand of Fate, que venía en el LP Black and Blue. Canción stoniana donde las haya. Como de costumbre, la sección de ritmo impone su ley. Charlie lleva en brazos a Mick. El primer LP de Ronie. Sonido Rolling a tope. Ellos, otra vez.

“The hand of fate is on me now
It pick me up and knock me down
I’m on the run, I’m prison bound
The hand of fate is heavy now”

Fuimos a la puerta del local, vendimos las entradas y nos fuimos a tomar un café con una “pinca” (a medias) de las que vendían en la Plaza del dos de Mayo. No había nada mejor que hacer que remover el tiempo con el café.

http://www.youtube.com/watch?v=5RLV3g_bs2Q

No hay mal que cien años dure, reza el refrán. Aquellos años no fueron malos, no. Duros, muy duros, pero alucinantes y muy, muy productivos.

Llegaban aires de libertad. Asistí al meeting que dio el Pesoe el día 26 de Octubre de 1.982 delante de Medicina. No habría problema, nos prometieron 800.000 puestos de trabajo y follar todo lo que quisiéramos. Alguien da más?. Sacaron 202 diputados: el rodillo.

Ganaron con más de diez millones de votos y una participación cercana al 80% del censo electoral.

D. Enrique nos decía……prohibido prohibir.

Fue la primera vez que, inmediatamente, comprendí la jugada. Suburbano cedía banda sonora, por interpuestos (Victor y Ana). Mendo y sus vallecanos…..gracias Luis. Moisés y Arón, otra vez. Pero ya no me engañaron.

la puerta de alcala

Tengo ciertas dudas sobre si Sabatini había calculado eso. Ahora cualquiera, pero entonces a ver quien tenía cojones para decir “me cago en su excelencia”.

http://www.youtube.com/watch?v=Fczxfv4d7Cs

Y, por si faltara algo, Zamora, Alonso y otros de Rh+ se empeñaban en tirar a dar al portero negro de Honduras. Juanito Maravilla se tuvo que tirar en el medio campo y rodar hasta el área….Dios mío, que desastre!!!. Ni pane, ni cirquenses.

Felipe González capitalizó todo aquello y su colega Alfonso nos dijo que a España, en cuatro años, no la iba a conocer ni la madre que la parió.

Lo hicieron, vaya que lo hicieron!!!. Gracias Felipe. Este de ahora es un puto monaguillo, a tu lado. Me pregunto que hubiera hecho este en el Palacio de la Moneda, cuando D. Augusto daba por el saco.

Desde 1.983 a1.996 se triplicó el P.I.B. y se triplicó la renta per capita, sin penalizar la ratio ingresos/gastos.

En 1.996, efectivamente, a España no la conocía ni la madre que la parió, aunque necesitamos unos años más para devolverle  a Alemania lo que nos colocó aquella vez.

Las Águilas de Teoteburgo han vuelto a casa. Las VII, XVIII y XIX están vengadas y donde deben.

Hubo algunos que mangaron, claro. Antes, ahora y siempre habrá gente que manga, trepa, se coloca. Eso es consustancial a la naturaleza humana y ha pasado, pasa y pasará. Gente con la mediocridad en el corazón habrá siempre. Tontos del culo, que venden información intrascendente (que ellos no generan) en la barra de los bares, habrá siempre. Pero que eso sea la norma?.

perlas ensangrentadas

“Tengo que hablarte de perlas ensangrentadas,

Flores pisoteadas”.

Desgraciadamente, los acontecimientos actuales me retrotraen a aquellos años. Hay más nacis, en las filas de los inmunii, de lo que sería deseable. Este era el que hablaba de “talante”.

En 1.984 salíamos de España un poco asustados. Sin tener muy claro si con el dinero que llevábamos nos iba a dar para estar un mes en Italia. Era muy extraño aquello. Los turistas venían aquí y hablaban muy raro. Nosotros no salíamos, salvo que fuéramos a trabajar.

Con mi formación cartesiana recién estrenada, yo quería ajustar el presupuesto y no gastar más de lo qué habíamos acordado.

Fue un viaje fantástico, en el más extenso sentido del término. Tres parejas de amigos viajando por un sueño. Poco importaba que durmiéramos en tiendas de campaña. En realidad, nada importaba, Chrissie Hind, Dylan y Costello venían con nosotros. Sabíamos que  las pandillas ya no nos valían.

back on the chain gang

I found a picture of you,
what hijacked my Word that night
to a place in the past
we´ve been cast out of?
Now we´re back in the figth
we´re back on the train
Oh! Back on the chaing gang.

Tu mente vuela en la plaza del Baptisterio de Pisa, después de unos vinos de chianti, al anochecer. Nada es real. Todo está torcido.

Salvo Estrella, seguía sin haber nadie en mi árbol. Elvis Costello me contaba cosas acerca de la gente que vive metida en una gabardina de detective privado.

man out of time

Te vuelves loco en Sta. María in Fiori. Brunelleschi me susurraba al oído soplándome el segundo grupo de la revalida de sexto. Los Médicis me miraban desde su panteón de mármol. Cosme, Julián y Lorenzo me contaron historias pasadas.

Cerca de Viterbo, en el jardín de Vicino Orsini, descubres los peligros y el premio del viaje interior.

Las lágrimas brotan cuando ves con tus propios ojos, por primera vez, el Campidoglio con los géminis Castor y Polux y te cuentan lo del Argos. Cuando te encaras con el Antonino Marco Aurelio y te habla de la campaña Sármata. Cuando paseas por el Ponte Sant´Angelo y ves a Gonzalo, altivo, después de decirle al Papa que “no se puede servir a dos señores y tengo a los tercios de Castilla en Castelgandolfo”. Cuando te paras, a comer una pizza, en la plaza del Pantheón di Agrippa…..y ves la tumba del Rafaello, recuerdas las palabras del Michealngelo (diseño angélico) y el propio Haelius Adriano te dice:

Animula, vagula, blandula…..

Pero en 1.985 teníamos nuevas ilusiones. Nuevos proyectos; concretamente dos, que nacieron en el 85 y 86. Estrellita volvió a dar; de nuevo se entregaba jugándose (y perdiendo) el tipo.

Yo no podía ser menos y me entregué entero a esa tarea. También perdí el tipo.

baker street

CAPITULO II. LOS MÚSICOS, SIN DEJAR DE VIGILAR A LOS TONADILLEROS.

Como ya les he contado, hacía tiempo que escuchaba regularmente a los compositores clásicos, si bien es cierto que no me había parado a bucear en sus almas. Escuchaba la música de una forma descriptiva y sabía muy poco de opera.

Pero cayó en mis manos el libreto de Rigoletto. Lo leí con atención y empecé un viaje que todavía no he terminado: La opera.

Como primer asunto de atención señalaré que el idioma italiano me subyugaba. En el viaje a Italia de 1.984 quedé absolutamente impresionado con la musicalidad del lenguaje y decidí hacerme italiano, de adopción, por voluntad propia.

Empecé a decir que, si no hubiera tenido la suerte de ser español, me hubiera nacionalizado italiano, lo cual es una memez, pero a mí me gustaba.

Empecé a comprar. Empecé mi colección que, en la actualidad, tiene más de 130 operas. Debo decir que, en honor a la verdad, una gran cantidad de ellas son infumables; pero están los italianos, los alemanes y algún francés que hacen de este género lo más sublime del arte escénico.

http://www.youtube.com/watch?v=4lGOZhnIngE&feature=related

“Esta o aquella, para mí son todas iguales

A cuantas veo a mí alrededor

No cedo el dominio de mi corazón

A una belleza más que a otra

El encanto de cada una es el don

Con el que el destino nos alegra la vida

Hoy, esta es de mi interés

Quizás otra lo sea mañana

La constancia, tirana del corazón,

odio como una cruel enfermedad

Manténgase fiel solo quien quiera

No hay amor sin libertad

Me burlo de los maridos celosos

Y del frenesí de los amantes

Desafío, incluso, a los cien ojos de Argos

Cuando me excita cualquier belleza”.

Miras, lees y te dices: Dios mío, que pedazo de egocéntrico psicópata!!!. Quien es este hombre?. Quien es esta persona diciendo que hoy esta es de mi interés, quizás otra lo sea mañana?; que le importa tan poco el daño que haga?, que actúa, miente y manipula de esa manera?. Que castigo se merece?.

Vean ustedes Rigoletto y tendrán la respuesta. El odio, que es un sentimiento legítimo, solo perjudica al que odia.

Pero, claro, esta es una creación de otro hombre: Giuseppe Verdi. Bingo!!!. Acabamos de encontrar al músico. Acabamos de encontrar al, para mi, artista más sublime.

No quisiera establecer rankings de artistas sublimes, pero Verdi es el tipo que más me llega de todos los que he conocido. Incluyo aquí todas las disciplinas artísticas.

La opera reúne elementos que por separado ya son sublimes. Si se conjugan bien, el resultado es estremecedor. Música, literatura y teatro.

A finales de los ochenta este humilde servidor de ustedes tenía el instinto paterno a flor de piel y me preocupaba mucho que un hijo de puta me la liara. Los sentimientos, otra vez.

Estudias y empiezas a descubrir cosas. Descubres los “crescendos” de D. Gioachino. Empiezas a comprender la dimensión de este arte que, como todos, busca despertar los sentimientos del espectador.

http://www.youtube.com/watch?v=KhMoUIIBe2s&feature=related

“Os haré cambiar esas costumbres bárbaras (extranjeras)”.

“Aturdido ante tantos embrollos”.

Pobre Mustafá, la que le van a liar, a él y a sus costumbres!!!. Tanta gente opinando!!!.

Al lorito con el coro, mirando un partido de tenis, y a las barrigas de los sarracenos.

Y poco importa que los protagonistas sean un pollo y una gallina, que se aman y quieren tener muchos papagenos y papagenas.

http://www.youtube.com/watch?v=87UE2GC5db0

D. Wolfgang atribuye sentimientos humanos a dos bichos y, en virtud de su música, el espectador se estremece. Spielberg hace lo mismo con las imágenes.

En 1.990 yo tenía dos pequeñas papagenas y una papagena grande que llevaba conmigo a todos los lados….. que ellas querían ir. Yo era el hombre más feliz del mundo, suponiendo que yo sea un hombre y esto un mundo. Yo era el hombre más feliz de mi mundo. Los dioses nos habían bendecido, había pan para hoy y los duelos no podían atravesar la valla de nuestra casa. La felicidad blindaba todo ese espacio.

Me estaba leyendo los siete tomos de Gibbon sobre la Republica y los siete de Mommsen sobre el Imperio.

Publicaron “Breve historia del tiempo” de Hawking…”el espacio y el tiempo son finitos en extensión pero no tienen límites o bordes”…..yo calculaba, calculaba, calculaba y usaba todos mis recursos en la construcción del “paraguas de confort”. Yo creaba espacios en el tiempo que se me asignó.

Estrellita asignaba los tiempos, dirigía los asuntos de la familia y se remangaba cuando hacía falta. Un servidor proveía toda la logística necesaria.

Me hice albañil, electricista, jardinero, chofer, atento espectador, cuando tocaban las Campanitas de San Juan; cazador blanco de corazón negro en las grandes cacerías de grillos y lagartijas; recolector de hojas de moreras para los grandes rebaños de gusanos de seda y, en fin, practiqué todos aquellos oficios, por desagradables que fueran, que me dictaban mis obligaciones. Fui, incluso, Son Goku y Shinnosuke.

En asuntos musicales desde 1.985 hasta 1.995 me dediqué a la opera, prácticamente, en exclusiva.

Digo prácticamente porque alguna que otra cancioncilla moderna escuchábamos. Pero el tiempo era finito: “tempus fugit”.

te huelen los pies, nena. A la bañera!!!. Arenal de Sevilla y olé, lávate el chichi. Un solícito padre.

Y como el espacio, en un blog, también es finito, no me queda más remedio que elegir y elijo.

http://www.youtube.com/watch?v=Q4UdG9CXz1I&feature=fvw

“Ojala yo también pudiera hacer hablar simultáneamente a cuatro personajes para que el público pudiera percibir las distintas palabras y los distintos sentimientos y conseguir un efecto parecido a éste”.

Víctor Hugo.

La dificultad escénica de esta pieza estriba en que los dos dúos del cuarteto (Bajo/soprano, Mezzo/tenor) no se tienen que ver, pero si sonar juntos. Habitualmente se resuelve partiendo el espacio en dos mitades. Una, dentro, para tenor y mezzo y otra, fuera, para bajo y soprano.

El mamón del duque (il duca), está ligándose a la ventera (Maddalena). Está usando el procedimiento ordinario (ay! ay! que desgraciado soy, cuanta pena). No tiene sentimientos porque es un libertino psicópata y egocéntrico. Utiliza las mismas palabras y procedimientos para todas. Le importa bien poco el daño que pueda hacer. Esta o aquella…”per me pari sono”.

En la vida real, el que hace de duque si amaba. Una actitud parecida le costó 100 millones de euros. Pagar esa cantidad es una buena forma de materializar el amor (y cumplir la penitencia que debe pagar el que rompe un compromiso).

Madalena, la hermana ventera del sicario que, desde niña se ha educado en esas lides, emplea el capote con él. Ninguno de los dos es sincero. El quiere follar y ella quiere dinero. “il vostro giocco so appressar”.

La iniquidad reina en el espacio de dentro. No hay sentimientos, solo intereses.

Rigoletto, que conoce las actividades del duque (fue cómplice en el pasado), lleva a su hija para que presencie, con sus propios ojos, el procedimiento ordinario y se desengañe. “taci, il piangere no vale”.

Gilda, la inocente enamorada escucha, de boca del duque, las mismas palabras que la hicieron caer en los brazos del “inicuo traditor”. Aún así, sigue amándole.”Perché, oh! credulo mio core, un tal uom dovevi amar?”

El amor reina en el espacio de fuera.

Y reina de una manera potentísima a través de la voz argentina  y pura de Gilda. Y a través de la oscura y severa voz del padre que, con amor, debe imponer disciplina.

Gilda decide morir, sustituyendo al duque. Ofreciendo su cuerpo al acero del sicario. El amor siempre vence.

Señores lectores, he elegido esta escena por motivos personales (he vivido escenas muy parecidas) y porque Joan Shutherland es la mejor Gilda que he visto jamás, y he visto muchas.

Como estas muchas, muchas escenas emocionantes, descritas con magistral arte, han llenado las páginas del tiempo.

http://www.youtube.com/watch?v=x5QHoksdErk&feature=related

Que decir del “Un di, felice, eterea”?, donde el serio y formal Alfredo Germont declara su amor a la casquivana Violeta Valery.

Un amor que es el pulso del universo…cruz y delicia del corazón, dice Alfredo.

Si eso es verdad, debes irte, contesta ella, la cortesana.

Locuras, locuras. “Sempre libera”. El sentimiento es el mismo aunque el montaje sea más sencillo.

http://www.youtube.com/watch?v=SSPK7Ayuw3s&feature=related

Alfredo sale de escena y “sotto balcone”, (en el original) escucha a Violeta en sus razonamientos. Las amistades peligrosas y su propia educación la aconsejan muy mal. Las palabras de Alfredo resuenan en su mente….. “ah!, amore”. Como duele!!!!.

“Nena, te estás equivocando, esa vida no conduce a nada”, pensé yo.

Y entonces, cuando la fiesta acaba….Anna, con esa naturalidad, desarrollada en 10 años de estudio, y ese rostro que Dios le dio………. ah! fors´e lui……quell´amor ch´e palpito….redunda…

http://www.youtube.com/watch?v=wGaZk7H7vL0&feature=related

El tiempo presente. El tiempo no ceja en su empeño. Es y será siempre el que dicte.

Anna ……mi amor, esa vida no conduce a nada.

http://www.youtube.com/watch?v=OrEiEiv13_Y&feature=related

Dios mío, con qué naturalidad canta esta mujer!!!!.

Verdi andaba, por aquellas fechas, enfrascado en el asunto del “libre albedrío”, tema recurrente en el romanticismo europeo. La fuerza del destino. Solo el amor puede redimir. Se comprometió con Giuseppina.

Y a nosotros, en 1.993, nos vino otra pequeña papagena que colmó nuestra felicidad.

Me asignaron nuevos tiempos y volví a construir más espacios. Necesitaba un 30% más de espacio pero yo construí un 100%. Para esas fechas ya construía muy bien, me gustaba. Y Papagena madre era una gran experta en muchas cosas. Era y es una gran protectora. Un refugio seguro.

El sifilítico loco Donizetti que, al contrario que Verdi, no pudo sobreponerse a la muerte de sus padres, tres hijos y su esposa. Nos dejó Lucia de Lamermoor. Hoy sabemos mucho más sobre esas alteraciones patológicas.

http://www.youtube.com/watch?v=0PlgK9jvXuA

“si la ira de los mortales nos hizo una cruel guerra….”

Pobre Edgardo, que mal se pasa!!!!. Un “cello” nos cuenta como sufre un alma enamorada.

El fumador Puccini, con el cerebro impregnado de ideas wagnerianas y verdianas, nos dejó cumbres del lirismo con “è luceban le stelle” o “che gelida manina”.

http://www.youtube.com/watch?v=rpxXlhTP8os

“Espere señorita, le diré con dos palabras qué soy, qué hago y como vivo, quiere?….qué soy?, soy un poeta. Que hago?, escribo. Y como vivo?, vivo.”….

Y un agudísimo en “l´esperanzza”, en la bella esperanza. D. Luciano lo hizo, alguien da más?.

Creen ustedes, señores, que alguien puede ensuciar la Esperanza?. Lo intenté, pero yo no soy Pavarotti y no se lo estaba cantando a Mimí.

CAPITULO III. LOS RITMOS DE IDA Y VUELTA.-

Como diría Violeta, en Traviatta, los noventa fueron un “populoso desierto”. Una década, para mí, con gran cantidad de ediciones pero todas muy malas. Muy poco puedo salvar.

Los músicos desaparecieron y tomaron cuerpo los productores. Gente que componía por interpuestos. Gente sin alma que solo pensaba en hacer caja.

Todo era comercial. Todo para vender mucho. Todo se fundía en muy poco tiempo. Cine, música, pintura….todo se reproducía en cantidades astronómicas y se vendía rápido, rápido. Haciendo caja “a todo lo que da la bici”.

En 1.995 llevé a mis hijas a Oz, por ver si podíamos hablar con el Gran Mago. Ellas pensaban que para ir a Oz, debíamos ir a Kansas.

No, hijas, les expliqué yo, Oz está cerca de Alpe D´Huez, en Francia. No es fácil ir; hay que superar las 21 curvas de la muerte y esquiar todo el día para llegar y no es seguro que encontremos al Mago, pero solo el viaje merecerá la pena. Además, allí está la Sarenne.

El camino de adoquines amarillos estará cubierto por la nieve y la bruja del oeste (interpretada por Luis) intentará poner nubes negras en la fiesta, pero conoceremos a un león cobarde, a un espantapájaros sin cerebro y a un hombre de hojalata sin corazón.

Aquel fue el primer viaje en que hablé, a mis hijas, del orden de marcha de las legiones romanas: “lo tuyo y una estaca para cuando acampemos”. Cada cual transportaba lo suyo y algo del común. Veinticinco millas todos los días.

Tenían 9 y 10 años. Aquel fue el primer viaje en el que “mamá” no venía con nosotros. Nadie vigilaba. La propia conciencia tutelaba nuestros actos, pero el padre severo imponía disciplina.

somewhere over the rainbow

Estrella estaba enfadada conmigo porque el viaje lo hacíamos en contra de su voluntad. A ella no le gustaba, ni le gusta, esquiar.

Cometí mi primer grave error. No debí disgustarla por tan poca cosa. No es bueno hacer de padre y madre a la vez. No es bueno, ni fácil.

A la vuelta de ese viaje mágico y para hacerla la pelota, accedí a su deseo de “ir a bailar”.

Dios mío!!!. Un tipo serio y responsable, como yo, perdiendo su dignidad en una pista de baile. Les hablo de 1.995.

Le dije: “vale, Estrella, pero que no nos vea nadie”.

Y, se lo crean o no, descubrí un mundo entero de nuevas sensaciones.

Descubrí los ritmos latinos. Esos ritmos y melodías que habían circulado en mi infancia por boca de mis padres. Esos conceptos que, de forma subliminal, se habían metido en mi subconsciente cuando era niño. Alguna vez he manifestado que son canciones cosidas en el alma. Como el lunar de la cara que, por verle todos los días, ya no le prestas atención.

Los boleros, los cha-chas, los pasodobles, la salsa caribeña, los sones y, sobre todo, los tangos.

El Tango, ese sentimiento que se puede bailar (Borges dixit). Contar una historia completa de amor y desamor en 3 minutos. Algunas duelen para siempre.

nostalgias

Y hubo algunos de excepcional agudeza que, además de la historia, te meten una descripción que te caes de espaldas.

“Flaca, dos cuartas de cogote y una percha en el escote, bajo la nuez. Chueca, vestida de pebeta, teñida y coqueteando su desnudez. Parecía un gallo desplumao….. y pensar que, hace diez años, fue mi locura”.

Enrique Santos Discepolo, ese poeta fumador, pequeño, escueto, de mala vida y peores amores. Desde que le descubrí, Enrique Santos me asalta en cualquier rincón de mi vida.

http://www.youtube.com/watch?v=uMviG0vrTk8

Fue a conciencia pura, si. Solo supe hacerme odiar.

Por cierto, ahora, cuando veo a un fumador tengo la sensación de que es de los míos. Pertenecemos a la misma hermandad de hombres y mujeres perseguidos, con serias alteraciones en la personalidad. Cerraremos filas y solo dejaremos entrar a los iniciados. No iremos a los bares ni a sitios públicos, solo a clubes exclusivos de gente instruida y tolerante, donde sepamos lo que bebemos y lo que fumamos. Invitaremos a sociólogos, abogados, filólogos semánticos y gente así, a ver si alguno me cuenta algo nuevo sobre Romeo, Julieta y la reforma de la Administración.

Cuando tenía 16 años y preparaba la revalida de sexto, un viejo legionario azul condecorado, de los que hicieron la marcha de 250 km a pié, me dijo: “hijo, la vida es un tango y no hay nada como saber bailar”. No hablo de ideologías políticas.

Todo el mundo canta tangos. No todos saben.

http://www.youtube.com/watch?v=9TBBBBt4unA

Que bueno eres, Cigala, coño!!!.

“en esta soledad, no puede más el alma mía”.

Eviten en lo posible, queridos amigos, las piruetas gimnásticas. Eso no es Tango y de ninguna manera se puede hacer en una milonga.

http://www.dailymotion.com/video/x9k21m_carlos-gardel-melodia-de-arrabal_music

Y este?. Que me dicen de este?, con ese pedazo de chaleco cruzao, con ese sombrero, de paño, ladeao, que da besos prolongaos cuando las lágrimas piantan y ruedan por el empedrao…..

Al lorito en los planos de los “taitas y cantores”. Hay uno que se retira la chaqueta y acaricia el acero mientras no quita ojo a otro malevo que entra.

Señores, definitivamente, es verdad: cada vez que le oigo….canta mejor.

El tango me ofreció, como plus, el Lunfardo. Ese idioma canyengue. Ese “algo más que argot” con el que se comunican, todavía hoy, en la ciudad con escala de megápoli y alma de barrio plateado por la luna.

Alguien dijo que el tango es una religión porque tiene los elementos de la religión: Liturgia, filosofía y fé. Es una forma de vida.

Aclararé que hay tres formas principales incluidas en el tango.

El tango, propiamente dicho. Un ritmo cuatro por cuatro con letras serias que tocan directamente en el corazón.

La milonga. Un dos por cuatro, más compadrito, cuyos temas son mucho más ligeros y divertidos.

El vals criollo. En compás de tres por cuatro. Muy dulcecito.

La liturgia: ”zapatitos de raso, pa bailar la milonga….pa compadrear…”

http://www.youtube.com/watch?v=OeOqer5t5qE

El galán, pantalón bombilla, sin bajos y con trencillas…el saquito (chaqueta) cortito, sin tajo y bien redondito.

Esto es ya para iniciados y este es Antonio Bartrina, un madrileño que se hizo malevo. La filosofía

http://www.youtube.com/watch?v=fEZ_r5vwi_w&feature=related

“me parece que te veo salir de la tejidos, con esos ojos bandidos y ese incesante meneo…” “cuantas veces, de mañana, te hice un esparo fulero, por ver tu cuerpo taquero y tus ojos de sultana”…. “Y me batís: mi pochocho, haciendo mil aspavientos”.

La fe, te la tiene que dar Dios.

Compré, compré y estudié y estudié. Me empapé de lunfardo, de tangos, de milongas y de valses. Disfruté, sin tasa, de esta cultura. Me arrastré entre espinas.

Uno, está tan solo en su dolor!. Uno está tan ciego en su penar!…..No puedo dejar de ponerlo. Es lo más, Enrique Santos, otra vez.

uno

Cambié de siglo, Troya estaba conquistada y comencé el viaje iniciático. Un viaje que me llevó, por procelosos mares, hasta la pérdida del barco y la tripulación, pero me condujo a Ítaca. Ni siquiera Ulises se pudo resistir a desembarcar en las playas de Ilión y ver cuerpos muertos de jóvenes equivocados, conducidos hasta los Campos Elíseos por brazos de virginales diosas que, luego resultó que ni era diosa, ni virginal.

Pero eso da para, por lo menos, una novela y todavía no sé si quiero ser profesional de esto. Escrita está. Dialogo con mi conciencia sobre si debo publicarla. Sopeso las consecuencias.

Prefiero ser amateur en estos asuntos y así, al menos, no le pongo los cuernos a los estados de traslacionalidad y solicitación de los elementos finitos en una estructura edificatoria, que es lo que yo sé y debo hacer. Porque, desde luego, he puesto muchos más ladrillos en los edificios que palabras tiene todo este blog.

flores del alma

Y quiero que quede bien claro en este escrito que, en ningún momento, consumí ningún tipo de sustancia psicotrópica o alucinógena. Yo jamás hice eso, ni conozco a nadie que conozca a alguien que lo hiciera…..ja,ja,ja.

Categorías:MIS COSITAS