Inicio > PSICÓPATAS > PSICÓPATAS II. (continuación)

PSICÓPATAS II. (continuación)

MODUS OPERANDI.

Voy a poner ejemplos, por tanto debo repetir, y repetiré alguna vez más, que no es mi intención que nadie se sienta identificado u ofendido. Si alguna de las conductas o rasgos de personalidad, que se enumeran, coinciden con las suyas o con las de algún conocido, no califiquen ni diagnostiquen. El diagnostico debe ser técnico y requiere de formación especifica. En el mismo momento que entiendan que necesitan un diagnostico deberán entender que no son psicópatas.

Si lo entienden por pertinente, para ustedes o algún conocido, pónganse en contacto con personal especializado en estas cuestiones.

El personal especializado más idóneo, según mi leal saber y entender, son los psicólogos clínicos o los psiquiatras forenses. Hay mucha desinformación circulando por ahí. En ningún caso hablen con un gabinete de igualdad de género. Para estas personas, todos los hombres son psicópatas. Los gabinetes de igualdad de género no son de igualdad ni de género y la mayor parte de las veces no son gabinetes.

Existen pruebas específicas que darán un diagnóstico muy fiable. Estas pruebas requieren de una alta especialización técnica. No valen psicólogos de 20 €, a estos se les engaña fácilmente.

La psicopatía es un conjunto de síntomas relacionados. Puede que cualquiera de nosotros puntuemos en alguno y no, por eso, seremos psicópatas.

Además estos trastornos suelen venir acompañados de otros tipos de alteraciones de conductas e, incluso, patologías mentales. Por tanto, el diagnostico diferencial es de vital importancia en las calificaciones y esto solo puede ser llevado a término por personal muy especializado.

En cualquier caso, me interesan los psicópatas que no delinquen. Dejaré los delincuentes para los policías, fiscales y jueces. Yo no soy ninguna de esas tres cosas. No me interesan los delincuentes. No obstante debo romper, aquí, una lanza por esas personas que trabajan en los límites de la sociedad defendiendo las fronteras de los ataques de los delincuentes.

Me interesan, mucho más, “las conductas psicópatas”. Y me interesan, en estos momentos, algunos conceptos específicos de estas conductas, tales como la falta de arrepentimiento que se deriva de la falta de conciencia. Explicaré, más adelante, por qué.

El arrepentimiento sincero es de vital importancia en la rehabilitación de estas personas. Si existiera, sería posible reconducir las conductas. En tanto no exista, no puede haber solución y, por tanto, a mi no me interesa el asunto. Yo no me dedico a esto de forma profesional.

Qué hace que una persona no se arrepienta de un error?. Todos cometemos errores y todos nos arrepentimos de nuestros errores.

Los psicópatas no. No se arrepienten porque no lo entienden como error, sobre todo cuando para ellos no ha sido un error. Para ellos ha sido un éxito: 100% de objetivos cumplidos. Si para cumplir esos objetivos han tenido que hacer daño, eso es un asunto que les importa poco o nada. Solo queda salvar su botín de guerra y su tan necesaria máscara y, para eso, manipulan, mienten y reordenan la realidad para que ellos parezcan la víctima.

Es más evidente que, en el contexto que nos ocupa, el arrepentimiento estará en la persona vampirizada y no en el psicópata.

El miedo quedará en la persona que ha sido sometida a mucho dolor. El psicópata estará tan contento y a por el siguiente!!!.

Qué hace que una persona diga “Te amo mientras me compense”?.

El egocentrismo florece: Si hay retorno, amo. Se aseguran.

Y qué hace que la que escucha no salga corriendo, como alma que lleva el diablo?.

Muy sencillo. La que lo oye tiene ojos de carnero a medio degollar y de la boca abierta se le cae la baba. Así de sencillo. No ha escuchado o no ha analizado la frase. Está embobado.

“no son necesariamente diestros maestros de la palabra. Lo que atrae nuestra atención y nos engaña es esencialmente el “espectáculo”… miradas amables, un toque de carisma, un diluvio de palabras, distracciones ingeniosas, pericia para saber cuales son los puntos que presionar; todas esas estrategias les sirven para ocultar que detrás de lo que dicen solo hay un guión calcado de algún otro lugar. Un psicópata guapo y con facilidad de palabra y una víctima con puntos débiles evidentes es una combinación devastadora…. Si el espectáculo no es suficiente, el psicópata utilizará material de atrezzo…..una historia personal que inspire lástima”.

Robert D. Hare. Sin conciencia. Paidós-1.993.

Qué ha pasado?. También muy sencillo. La que lo dice sabe que tiene a la otra persona “en el talego”. Está seguro que es una fuente de explotación y que es mentalmente débil. Se ha consumado la estafa.

Tanto es así que conozco psicópatas que eligen a sus parejas por la profesión que tienen. Aman a alguien por su profesión, porque necesitan esa profesión y alguien que la desarrolle. Les da lo mismo si es alto o bajo, feo o guapo, joven o viejo, de derechas o de izquierdas. Quieren algo tan específico como su profesión, cuando acabe esa necesidad…..

Solo queda ya el procedimiento ordinario que, básicamente, se compone de dos fases:

1ª.- Mantienen la tensión hasta que consiguen lo que quieren. Es decir, aman mucho porque les interesa mucho (la compensación) y

2ª.- Consiguen lo que quieren y “a volar”, se acabó lo que se daba. Bien entendido que cubriéndose, convenientemente, las espaldas. O lo que es lo mismo, demoliendo, socialmente, a la victima para que parezca verdugo. Extendiendo una cortina de humo que confunda a cualquier observador.

En la primera fase tienen que parecer el más enamorado amante y en la segunda, tienen que parecer el más desolado fracasado, por culpa de la incomprensión y de la insensibilidad del vampirizado que es una mala persona. Tanto es así que es frecuente la frase “es que este era un gilipollas”.

Esta actuación les abre las puertas de la siguiente víctima y pone la culpa sobre la anterior. Magistral!!!.

Todo esto, el psicópata, lo ejecuta con una frialdad y precisión que asustaría a cualquier persona normal. Sabe, perfectamente lo que hace. Para el psicópata, esto es procedimiento ordinario.

Lo hace como usted o yo nos tomamos un café, por la mañana, después de llevar treinta años tomando café por la mañana.

Pudiera parecer carente de lógica (la actuación), pero la tiene. Tiene la lógica perversa de la alteración que supone. Insisto, para ellos, es procedimiento ordinario. Como usted o yo nos duchamos y vestimos al levantarnos: lo hacemos casi somnolientos.

Y tampoco estoy hablando de alguien que sale una noche y, en la barra de un bar, engaña a alguien para conseguir sus favores sexuales. No, estoy hablando de gente que mantiene el engaño en el tiempo hasta conseguir sus objetivos, que son muchos más amplios que una noche de placer.

Pero, amigos, hay que analizar algo que no puede fallar. Quien dispara?. Es decir, quien vampiriza a quien?, quien sale beneficiado y quien perjudicado?, quien ha obtenido buenos réditos del negocio?. En definitiva, quien ha puesto y quien ha tomado. Quien ha sido sincero en su conducta y quien no.

Bien se sabe en criminología: a quien interesa el crimen?.

Quien es el que invade el espacio visual del otro con miradas sostenidas?.

Quien controla la risa y el llanto a voluntad?.

Quien inventa historias tristes sobre su pasado?.

Es decir, quien controla las situaciones?. Quien mantiene la frialdad?.

Como ya he dicho, son los actos y no las palabras, del psicópata, los que hay que analizar porque sus actos no tendrán nada que ver con sus palabras. La afasia semántica, recuerdan?.

Siempre, siempre hay que analizar las frases que no encajen y estar atento a las mentiras. Son expertísimos en mentir. Son habilísimos para moverse en las “medias verdades” que son “medias mentiras”.

Hay que estar muy atentos a las sensaciones. Los psicópatas son extremadamente sensibles al placer y al dolor. Pueden sentirlo pero no pueden elaborarlo. Saben que tal cosa produce placer y lo toman. Saben que tal cosa produce dolor y lo rechazan. Así de simple.

Un psicópata jamás entenderá que algunas cosas, algunos objetivos, requieren de dolor, de perseverancia, de trabajo.

Un psicópata jamás entenderá que el príncipe tiene que atravesar el bosque de espinos, enfrentarse con el dragón y escalar los muros para conseguir a la princesa. Eso es mucho trabajo para ellos. Prefieren, mil veces, ir a la venta del lugar y cepillarse a la ventera (sin pagar). No quieren amor, quieren sexo. No quieren sentimientos, quieren sensaciones.

Es esta una conducta psicópata?. Doctores tiene la Iglesia.

Pero, señores, es que aquí no acaba la historia.

Resulta que el psicópata no tendrá sentimiento de culpa y manifestará, en repetidas ocasiones, que no se arrepiente de nada y que lo repetiría mil veces. Lo cual es absolutamente contradictorio con la desolación que ha mostrado anteriormente.

Si ha salido tan mal parado de este negocio, por qué razón lo va a repetir mil veces?. Además de psicópata, es masoquista?.

No, claro que no. La actitud psicópata tiene que ver, mucho más, con el Hedonismo que con el Masoquismo.

Es muy posible, y esta es otra de las formas características, que estos individuos deleguen la responsabilidad de sus actos en otras personas utilizando la formula de “la gente dice”, “me aconsejaron que”, “el jefe ha dicho” (normalmente al jefe le llaman por su nombre, con una familiaridad absoluta, como si comieran todos los días con él). Esto no es más que otra vía de escape a su falta de remordimientos. Es otra forma de irresponsabilidad.

Y esto es así porque, básicamente, la gente no decía nada cuando el vampirizado estaba con la boca abierta y la baba caída. La gente no dijo nada cuando obtuvo su beneficio. Y sí lo dijo cuando sonó el golpe de gracia. Por qué se produjeron las transacciones comerciales o sentimentales?.

O dicho de otra manera, la gente dice siempre, pero por qué solo les hace caso cuando le interesa a él?. Muy sencillo, otra vez, porque diga lo que diga y cuando lo diga la gente, el psicópata esta centrado en si mismo y en sus objetivos. La gente le importa bien poco antes, en el medio y después. Usará a la gente como un recurso más. Y usa al jefe como Sadam Husein usaba a Dios. (Dios me ha dicho).

Otra característica lógica es que, cuando lleve varios ciclos de estos, se le olvidarán las cosas, a quien se las dijo y en qué fechas. Los acontecimientos emocionales pasados son su talón de Aquiles.

Dicen los neurólogos que esta gente, al tener muy limitada la capacidad para sentir emociones (Núcleo Accumbens), no son capaces de almacenar los recuerdos que producen (Neocortex), por tanto, se equivocarán de víctima y fecha al evocarlos. Entonces se hace palmaria la mentira.

No tienen “memoria sentimental”; vendría a ser como si le preguntas a cualquier persona “cuantas veces encendiste y apagaste la luz el día de Navidad de hace tres años?”. Nadie se va a acordar de eso. Pero si le preguntas “qué te regaló tu padre cuando acabaste la carrera?”, al ser un recuerdo emocional, todo el mundo se acordará, aunque ya no posea el regalo.

El psicópata entenderá los sentimientos como si encendiera o pagara la luz, porque con esa facilidad se conecta y se desconecta.

Yo no me puedo acordar de cuantas estructuras y en qué fechas las he calculado, pero si me acuerdo con toda nitidez de cuando hacía volcanes de arena, en la playa, con mis hijas hace 20 años. Y me acuerdo, perfectamente, con cuantas mujeres he hecho el amor; me sé, de memoria, sus cuerpos, sus olores y sus sabores. Y bien que me pesa tener que hablar en plural.

En muchos casos, cuando ya no tengan otra opción, se defenderán con el típico “no me acuerdo de nada”. También, dicen los criminalistas que esta actitud es una cortina de humo, cuando se sienten atacados. Es un escudo que usan.

Esta falta total de arrepentimiento, que a mi me inquieta sobremanera, está perfectamente descrita en los estudios de Inmaculada Jáuregui, Trinidad Aparicio, Iñaki Piñuel, Cleckley, Macord, Hare y otros muchos.

Me hiela la sangre pensar que, durante años, se puede mantener una postura de este rango, siendo consciente del daño que vas a hacer, sencillamente porque no te parece inmoral. No les parece inmoral “engatusar a la gente” para conseguir sus objetivos. No les parece deplorable y deleznable mentir, en beneficio propio, destruyendo lo que haya que destruir, incluyendo la dignidad y el patrimonio de los demás.

Me hiela el corazón pensar que alguien que haga eso no se arrepienta.

Dicen los expertos antes mencionados y lo dicen todos, sin excepción, que estas conductas provienen de una muy mala socialización de las personas y todos, sin excepción, señalan las grandes empresas, la Administración y la Política, como los territorios de caza preferidos por esta gente de conducta alterada.

Si en una relación de pareja, donde se acuestan todos los días con su víctima, son capaces de hacer eso, se pueden hacer una idea de lo que serán capaces de hacer en el trabajo, si medran en una organización fuertemente jerarquizada. Imagínense, amigos, lo que pasará cuando toquen el poder. Cuando tengan capacidad de resolver, ordenar o decretar.

Los investigadores indican como punto base el concepto anglosajón de “winner/looser”. Este planteamiento economicista con clarísimos orígenes en la filosofía protestante/capitalista.

A mi me parece que el origen hay que buscarlo en la temprana edad. Es en estos estadios cuando se configuran los mapas de conexiones neuronales en las personas. Una alteración en esos momentos, bien condimentada con una mala socialización (fracaso familiar, programas de TV, lecturas, colegio equivocado, amistades peligrosas, etc.) y tendremos muchas posibilidades de éxito en la creación de un psicópata.

Dice Inmaculada Jáuregui que en el contexto social, “retomaremos no solo la nosografía de la psicopatía, sino que nos reapropiaremos de sus originales significados, referidos fundamentalmente a los ámbitos de lo moral y de lo social, así definiremos la psicopatía como una sociopatía.”

Dice Piñuel “lo único que parece explicar su conducta social es el cálculo frío y racional de lo que van a sacar u obtener de sus acciones”

Y apostilla Garrido que se trataría de  “una condición relacional cuya ruptura de los códigos morales se constituye en la característica más distintiva”.

Los ojos, amigos. No lo olviden.

Anuncios
Categorías:PSICÓPATAS
  1. Julita
    febrero 9, 2011 en 5:15 am

    he aprobadooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo.
    hace 3 meses no pensé que este momento llegara nunca.

    gracias papá…
    en realidad , GRAN PARTE de todo esto, te lo debo a ti.

    no solo eso…
    si soy lo que soy, es todo por ti.
    y esta carrera, la he terminado, y haré el fin de carrera, PARA TI.

    VINCERAAAAAAAAAAAAA!!!

    • febrero 9, 2011 en 1:25 pm

      Julita, cielo. La carrera es tuya, tu la has hecho y tuyos serán los beneficios. Recuerda: hasta el rabo todo es toro. Termina. Cuando hayas terminado…solo será el comienzo. Los beneficios serán grandes, no lo dudes.

      Te recuerdo que yo ya tengo una como esa y además 30 años aguantando a tontosdelculo…..esos no serán los peores. Conozco el paño, sé lo que digo.

      PD.- Explosiones afectivas en público, las justas, mi bien. En cualquier caso….enhorabuena, estoy muy, muy contento.

  2. Julita
    febrero 9, 2011 en 5:16 am

    ah, que se me olvida poner ( en tu blog )

    ERES EL PADRE QUE CUALQUIER HIJA DESEARIA TENER

    • febrero 9, 2011 en 1:28 pm

      N’ell anima nostra non entra terror!!!!. Di tu si fedele il fluto m’aspecta, si mole di pianto la donna diletta……dicendome addio, tradí l’amor mio!!!!

      Eso, lo dicen casi todas las hijas de su padre, creo, cuando acaban la carrera. La que no lo diga…mmmmmm!!!, mal asunto.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: