Inicio > Uncategorized > LAS APEDREADORAS

LAS APEDREADORAS

Picha brava DSK y sus compinches

Esther Esteban

lunes, 23 de mayo de 2011, 00:57

Dominique Strauss Khan es un mujeriego, un machista de la peor calaña y además un acosador, violador, maltratador -bueno diré “presunto” para hacer la cosa políticamente correcta- pero además es un hombre poderoso y eso le ha valido durante muchos años para creer que tenia impunidad y también inmunidad. Era un secreto a voces que su insana obsesión por las faldas le convertía en un depredador, hasta el punto de que era incapaz de controlar sus instintos. Hasta su propia esposa ha reconocido que cada vez que iban a una cafetería o a un lugar publico, lo primero que hacia era mirar de un lado a otro para otear posibles presas y si podía iniciar la caza.

Claro que todo se la ha ido perdonando a este viejo verde con el argumento de que tiene una mente privilegiada y es un lince también para eso de las finanzas. A mi me da igual que sea socialista -que lo es- o que fuera de un partido conservador porque no creo que en esto de pensar con las partes bajas tenga mucho que ver la ideología. Actúa con la bragueta y no creo que para proceder con “salva sea la parte” necesite ser socialdemócrata, ni tenga prejuicios ideológicos.

Lo que más me molesta de este asunto -además del hecho en sí- es la tibieza con la que sus compañeros de partido y sobre todo sus compañeras, mujeres de izquierdas y con un discurso feminista curtido durante años, han tratado el escándalo del mandamás del FMI, ¿cómo se enciende que Sergolene Royal y otras mujeres del PS Frances hayan salido a defenderle? ¿Cómo es posible que nuestra vicepresidenta diga sin mas que “tiene un carácter muy fuerte? ¿Tras apelar, eso si a la presunción de inocencia, que por supuesto la tiene él y cualquiera?

Me considero feminista porque estoy orgullosa de ser mujer, y creo que el camino hacia la igualdad está todavía repleto de obstáculos como para seguir en la lucha, pero no me siento identificada ni nunca lo he estado con esos movimientos que plantean la cuestión del género unida solo a las ideologías de izquierda, simplemente porque no es cierto.

Casos como el del poderoso DSK han provocado la dimisión de muchos políticos de todos los colores, en todos los países y digo “dimisión” porque el presidente del FMI lo menos que podía haber hecho por vergüenza torera y para preservar el buen nombre de la institución que representa era dimitir antes de entrar en prisión. Es verdad que no es lo mismo mantener sexo consentido que a la fuerza y que estos escándalos sexuales tienen una diferente repercusión según los países. A Bill Clinton no se le acusó penalmente por el numerito con la becaria en el despacho oval, sino por un delito de perjurio, por haber engañado a los ciudadanos negando inicialmente tal relación. A Berlusconi ha sido la prostituta Ruby R. quien le ha desenmascarado, y el expresidente israelí Moshe Katzav puede pasar hasta 16 años en prisión por violación y acoso sexual a dos funcionarias. En todos los casos hay un evidente abuso de autoridad en hombres que se creen intocables por el poder que manejan y a mí esa actitud me repugna y lo de menos son las siglas del partido que representen.

Aun en el supuesto de que al picha brava DSK le hubieran puesto una trampa y fuera cierta esa teoría de la conspiración, jamás hubiera actuado como lo hizo de no ser un depredador sin escrúpulos. La pregunta es porque gente con este perfil llegan tan alto, aunque la sombra de la sospecha les persiga permanentemente y porque la vara de medir sobre todo de las mujeres es tan distinta según los casos. Tal vez sean hombres inteligentísimos, pero a mi me parecen pobres hombres despreciables y repugnantes dicho sea de paso. Son hombres excepcionales intelectualmente pero fácilmente manejables y manipulables: “un buen polvo y a correr”, que diaria una amiga mía.. Por eso son tan peligrosos ellos y sus compinches que les bailan el agua.

Estimada Sra. Esteban:

Me ha entusiasmado su artículo, publicado en La Voz Libre el día 23 de mayo de 2.011.

Me ha gustado muchísimo porque, como usted y yo sabemos, usted que es una mujer feminista, con criterio político y con una amplia formación humanística, ha descrito los hechos, las pruebas, expuesto los fundamentos de derecho y ha juzgado y condenado a D. Dominique mucho antes que la Justicia norteamericana, que como usted y yo también sabemos, es de las más justas del mundo y para muestra un botón solo mirando lo que han hecho con Mr. Bin Laden y los de Guantanamo (fueran compinches o no), famosos terroristas que ellos mismos han creado.

Usted, Esther, empieza calificando, desde el título, a un hombre de “picha brava”, lo cual dudo mucho o, tal vez, es que ese calificativo no significa lo mismo para usted que para mí. En cualquier caso me da la ligera sensación que para usted es, más bien, un descalificativo. Me imagino que eso dependerá de la experiencia de cada cual.

Bien entendido que yo soy machista paternalista que es una escisión poli-mili de los machistas tradicionales que ocurrió a consecuencia del XXVII congreso de Machistas Internacionales, que tuvo lugar en Winscosings en 1.986. Pero yo voy a intentar demostrar que usted es más machista que yo.

Luego desarrolla lo que para usted son pruebas fehacientes, actos claros y testimonios objetivos, como pueden ser los de la propia esposa del amigo picha brava. Lo más curioso, me parece a mí, es que lo hace con un léxico y conformación del lenguaje muy al uso de personas machistas, tales como “otear posibles presas y si podía iniciar la caza”. Otear y cazar son dos verbos muy bonitos cuando estamos hablando de relaciones humanas.

Pasa usted, en el siguiente párrafo, a determinar que este señor actúa con las partes bajas y “salva sea la parte” siempre y en todo momento, aunque sea un lince de las finanzas, socialdemocrata, colchonero, rey de bastos, caradura o polizón. Me induce a pensar que llegó donde está con esas técnicas, lo que me inhabilita para ser presidente del F.M.I.

Mezcla y no hace distingos entre distintas funciones de este hombre, siguiendo con un lenguaje machista, muy parecido a cuando se dice, para descalificar a una mujer, “es una guarrilla que folla con todos”, o aquella tan al uso de “a quien se habrá follado para llegar ahí”.

Continúa y, además es lo que más le molesta, preguntándose por qué razón sus propios compañeros y compañeras de ideología no han comprado el cucurucho de guijarros, gravas, chinas y pedruscos y han apedreado a este asqueroso guarro, condenado por usted a atravesar la Laguna Estigia, sin el óbolo necesario, para que Cerbero lo devore.

Naturalmente, le da usted una pátina de demócrata y señora enrollada con la “presunción de inocencia que tiene él y cualquiera”, aunque usted le esté mandando a los leones del Circo Máximo directamente.

Más consideraciones abstractas y abstrusas, hace usted, cuando se considera feminista porque está orgullosa de algo que usted no hizo ni se trabajó y que, además, es inexorable, como es el hecho de ser mujer, porque eso no dependió de usted en absoluto y, de paso, se desmarca usted, en un día muy significativo, de las ideologías de izquierda.

D. Dominique, que recibió con toda seguridad y contundencia, ese fatídico sábado, el golpe más duro de su vida, no ha entrado en prisión porque todavía no se le ha juzgado por quienes deben. Está en arresto domiciliario, como corresponde a un peligroso delincuente. Sí lo han juzgado usted y otras como usted que se titulan cosas que no parecen ser y, en cualquier caso, están muy fuera de su jurisdicción.

D. Dominique, el domingo siguiente, recibió unas noticias muy alentadoras que le decían que, con un poco de mala suerte, se podía pasar los próximos 20 años en la trena y, querida amiga, eso no es moco de pavo ni para D. Dominique ni para nadie. Mención aparte de que su carrera política estaba arruinada justo cuando iba a anunciar su candidatura a la Presidencia de la Republica Francesa, nada más y nada menos.

D. Dominique, que tonto del todo no  debe ser, sabe que, no es que la prensa le va a destrozar, es que a poco que no establezca un frente potente de defensa puede ir a la cárcel con el solo testimonio de una señora o señorita de la cual no sabemos ni el nombre. Dudo mucho que lo sepa él.

D. Dominique y sus abogados tienen muy clara la situación y saben el linchamiento que va a sufrir. Y lo sufrirá desde la prensa, sin ninguna prueba, sin ningún testimonio comprobable, solo con las habladurías de la gente que querrá hacer leña del árbol caído.

D. Dominque y sus asesores saben que la jauría ha olido rastro y lo van a matar. Saben que, desde la policía, están construyendo un caso y deben decidir si aceptan juicio o, por el contrario, pactan pagando el precio. Saben a lo que se arriesgan en un juicio con jurado popular.

He leído que la prensa dice haber encontrado restos de semen, del macho reproductor, en la camisa de la señorita, en la alfombra del hotel, en las sábanas y en no sé cuantos sitios más, pero que la policía no quiere hablar del tema. Dios mío!!!, que pedazo de torito Sultan está hecho el pollo.

No entra usted, imagino que porque no viene al caso para sus razonamientos, en lo extraño de que una señora de la limpieza entre en una habitación de 3.000 $, en lo extraño de que Sandokan no tenga servicio de seguridad, o en todas las demás extrañezas del caso.

Viene usted a decir aquello del Juez Dean: “Tendrás un juicio justo y serás ahorcado al amanecer”.

Ni siquiera se ha parado usted a pensar, y no es usted la única a la que he visto hacer esto, en un principio fundamental de la Justicia, aquí, en U.S.A. y en Sebastopol, cual es el “in dubio pro reo”.

Está usted utilizando el mismo procedimiento que usaba la Inquisición cuando decidía que una mujer era una bruja: la tiramos al agua y se  ahoga es que no era bruja, si flota la quemamos porque es bruja.

Al cargarse usted este principio en aras de su condición de feminista, señora, está usted haciendo flaco favor a las propias mujeres, a los hombres y a los semovientes. No me voy a extender en este asunto porque me parece un tanto tonto.

Ni siquiera atiende usted a los cargos por los que se le juzga, acusaciones en “grado de tentativa”, acto sexual delictivo y retención ilegal de alguien que corre mucho más que él. Usted le acusa de otros delitos por los que no se le judga.

Ni siquiera se da cuenta que todo esto es un montaje de gabinetes de abogados y periodistas que, al amigo picha brava, le va a costar una cifra, que van a ganar ellos.

Usted condena al que paga y no a los que van a cobrar, por unos hechos donde no existe la violencia y lo que tenemos que determinar es la libre voluntad de las partes.

Siguiendo con su falaz razonamiento, hace usted una pirueta retórica y mete en el mismo saco a Clinton, Berlusconi y otro que no conozco, cosa que era de esperar en Perry Manson, como adalides del machismo y el maltrato de genero, cuando en ninguno de los casos que menciona, ellas resultaron maltratadas, antes al contrario salieron muy beneficiadas, como la actora del anterior escándalo de D. Dominique, la economista húngara, que algunos puestos ganó en el escalafón.

No entiendo muy bien si está usted enfadada con ellos, por machistas, o con ellas por trepas.

No entiendo muy bien el tipo de distingo que hace usted según la moneda en la que cobren, pero si está muy claro que cobraron todas.

Berlusconi, il Cavaliere, paga contante y sonante. Tal vez sea esa la forma, con factura, que quede meridianamente clara la contraprestación. De esa forma se ganan puntos de popularidad.

Termina usted haciéndose una pregunta retórica, otra vez, puesto que usted misma se contesta: Llegan tan alto porque son personas inteligentísimas con unas capacidades intelectuales excepcionales, lo que no es el caso de las mujeres que provocan los escándalos.

Para usted, en cambio, son hombres despreciables y repugnantes, parece querer decir, porque son hombres fácilmente manipulables.

Claro, esto lo dice usted porque le conoce mucho. Parece querer decir que cuando D. Dominique se reúne con Dª. Ángela, para violar a Grecia o Portugal y otear de soslayo la siguiente presa, que es España, actúa con la bragueta él pero ella no.

Pone usted la culpa en el manipulado en vez de en la manipuladora, cuyas capacidades no son intelectuales sino de otra índole.

Le voy a dar un consejo, señora Esteban y conste, en esta mi declaración, que no hago sentencias y doy pocos consejos: vigile usted sus amistades, esas que dicen “un buen polvo y a correr”. Esa frase es muy psicópata.

Esa frase, que yo he oído a personas muy feministas, se titulen hombres o mujeres y estén o no orgullosos de serlo, ofende a mis oídos.

Los ofende y usted debería saber como nos educaron en el Colegio de Infantes y debería conocer, de primera mano, que muchos hombres y mujeres pensamos que el sexo sin amor es un pecado que no se debe cometer, pero no condenamos a los que lo cometen porque “el que esté libre de culpa que tire la primera piedra”. Yo no tengo amigos que hagan eso. Tengo compañeros/as, conocidos/as, vecinos/as…..amigos, no. Esa frase define, claramente, a quien la pronuncia o escribe, aunque la ponga en boca de otros.

Pero claro, es que en Las Terciarias no enseñaban lo que significa “Ecce homo”, que es como usted ha puesto a esta persona antes del juicio, si es que se produce, y antes de saber lo que se va a llevar la señorita sin nombre.

Está usted haciendo lo que describen los Monty Python, en la Vida de Brian, donde las mujeres se ponen barbas postizas para poder apedrear, impunemente, a cualquiera.

Usted, como está libre de culpa, tira la primera piedra. Ni siquiera la primera, se suma a las apedreadoras y no entiende por qué no disparan las demás.

A mi me parece que este tipo de actitudes feministas retrogradas tenían alguna justificación hace treinta años pero, con el actual Estado de Derecho, no tienen mucho sentido. Actualmente, con el gran número de mujeres hombreriegas que hay, no tienen mucho sentido estas formas de pensar. Esto, que usted expone, es el más trasnochado machismo. Esto son transacciones comerciales, sin más.

Señora Esteban, estas actitudes sí son muy machistas. Está usted segura de lo que ha escrito?.

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: