Archivo

Archive for 25 junio 2011

LOS SUBPRIME

LOS SUBPRIMES.-

En 1.984, por aquellas cosas de Pepe da Rosa, se encontraba este su humilde servidor, de Jefe de Producción de una pequeña empresa que se dedicaba a construir estructuras de edificación. Éramos los llamados “Mandingas del Viso”.

Nos levantábamos antes del alba y nos íbamos, donde fuera, a construir con maderas, clavos, hierros y hormigón, los esqueletos de los edificios.

Un valenciano que, imagino, tendría sus propios problemas empezó a devolver letras. No era nada personal….y no ha sido, ni será, el único que hace esas cosas.

Para el que no sepa, una letra es un documento de compromiso de pago aplazado. En nuestro caso, nos pagaban con letras a 180 días que nosotros descontábamos en una línea de crédito. El banco se queda con un pequeño porcentaje y te adelanta el resto del dinero.

Como las letras vencían cada 30 días, en tres meses nos encontramos con un descubierto bancario de 40 millones de pesetas. Habíamos construido, en tres meses, 12.000 m2 de estructura.

Resulta que con el dinero excentario de esa y otras obras habíamos hecho, en ocho meses, un grupo de casas que pensábamos vender y, de esa forma, obtener una plusvalía al dinero. A nosotros no nos hacían falta seis meses para alquilar un piso…..en ocho meses construíamos doce casas. Nunca jamás me harían falta seis meses para alquilar un piso. Ni a mi, ni a nadie, pero en seis meses yo construyo un bloque. Cuando tenía 27 años, en doce meses, construí 84 casas.

Yo tenía 27 años, un Talbot Horizon, un peto vaquero Levi’s y mucho hambre. Gastaba 4.200 cal/día. Llevaba mi metro a modo de pistolera y una caja con mis adminículos de replanteo en el maletero del coche.

Las casas no se vendían y los bancos nos tenían acorralados. Los “protestos” nos asustaban.

Eso no era lo peor. Los suministradores de materiales empezaron a sufrir lo mismo que nosotros: empezamos a devolver letras. La cadena se tensaba.

Hicimos alguna que otra buarrerida más. Movimientos para defender lo que teníamos. Esto no lo explicaré, el que quiera saber que vaya a Salamanca.

Tomé los mandos de aquella situación y cité a los suministradores. Les ofrecí una dación en pago.

En aquellos tiempos no había teléfonos móviles, así que llevaba la lista en el maletín y entre viaje y viaje a las obras, paraba en algún bar y llamaba a unos y otros.

Agrupé, los que pude, hasta conseguir un monto de deuda que satisficiera el valor de una de las casas.

Discutí los valores para que fueran razonables para ellos y nosotros. Jugué con la ventaja que dan las costas de los procedimientos judiciales que no interesan a nadie. Ya entonces sabía que “tocante a los abogados, menester sería suprimirlos”.

Así, perdiendo el 15% del valor de las casas, conseguí limpiar de acreedores la cuenta de la empresa.

Llegué, con mucho trabajo y desgaste, a acuerdos razonables. Todos perdimos. Todos excepto los bancos que nunca pierden. Los bancos ganaron lo que perdimos los demás.

Yo tenía un contrato muy bueno, en virtud del cual ganaba veinte mil duros todos los meses y un 10% del beneficio de las obras. Además, me pagaban la gasolina y el mantenimiento del coche. Tenía 27 años, ganaba 600 €/mes, construía casas, trabajaba 12 H/día y no se me ocurría ir a la Puerta del Sol a pedirle a Felipe Gónzalez que me diera más.

Cuando se liquidó aquella empresa, en mayo de 1.984, le dije al jefe:

– Pepe, según mis cuentas, me debes dos millones de pesetas de los beneficios….como lo ves?

El jefe, del que guardo un grato recuerdo, abriendo el cajón de su mesa de despacho me mostró las letras impagadas y me dijo:

– Buenas cuentas, tío, coge las que quieras. Estos son los beneficios.

Cogí tres efectos, por valor de 1,7 millones, de un tipo de Fuenlabrada, donde habíamos hecho una torre, que se llamaba Felipe González.

El jefe perdió mucho más que yo y que todos los demás, pero era un hombre que intentaba cumplir sus compromisos, porque sabía que, en la vida, si no cumples tus compromisos no eres nadie.

Con mis letras, mi Horizón y mi hambre, me fui a casa.

Al llegar, Estrellita me preguntó qué había pasado.

– Todo perfecto, mi amor. Haz la maleta que nos vamos a Italia, hace cuatro años que te debo un viaje de novios.

– Alex, ahora te has quedado sin trabajo. De qué vamos a vivir?.

– De tu trabajo y del amor.

En aquellos tiempos a Estrellita le agobiaba mucho que yo tuviera un trabajo liberal, donde nadie garantiza nada y, en vez de dinero, el jefe te da papel, pero es que era lo único que tenía el hombre, y yo tengo sentimientos. Compréndelo, cielo.

Hace muchos, muchos años que la Dación en pago, conocida por Julio Cesar como “Datio pro soluto” y comentada por Catulo como la “datio pro solvendo”, viene siendo aplicada en el ordenamiento jurídico español. Mucho antes, incluso, que la Ley Hipotecaria existiera.

En Ordenamiento Civil no se menciona esta Institución, más allá de lo expuesto en el art. 1.156, 1.521 y 1.636 del Código Civil, refiriéndose a la extinción de obligación, tanteos, retractos y otros.

El Tribunal Supremo español viene dictando sentencias y definiendo doctrina desde la de 9/1/1915, pasando por la 9/12/43, hasta las 13/2/89, 8/2/1996 y, finalmente la 27/6/2003, atribuyendo a la “dación en pago” la categoría de “contrato de compraventa”, de forma que el crédito a satisfacer adquiere la condición de precio.

Hay diversas modalidades de dación en pago, pero en todas hay un elemento que es fundamental: el deudor ofrece y el acreedor acepta.

El art. 1.445 del Código Civil consagra este principio en todos los “contratos de compraventa”, por tanto, la libre voluntad de las partes debe estar garantizada.

Lo voy a decir de otra manera: No puede haber imposición de parte, el acreedor debe estar de acuerdo.

Para que esto suceda el deudor debe ofrecer una solución que compense al acreedor y sea aceptada por él.

Si, como he leído ahora, pretendemos convertir un proceso de embargo en una “dación en pago impuesta”, los prestadores tomarán alguna que otra medida de protección, no lo duden.

Me comentan y he leído muchos comentarios y propuestas, incluso de personas que se titulan muchas cosas y parecen estar muy puestas en el tema. Hacen estudios comparativos sesgados sobre como está el asunto en USA, Afganistan y Chiquiristan. Estamos en España, señores.

Si, en los procesos de embargo, lo que ofrece el deudor es la garantía hipotecaría, sin más, me parece que el acreedor tiene tres opciones:

1ª.- Si el deudor tiene posibilidad de pagar la totalidad de la deuda, el banco ejecutará la hipoteca y reclamará el resto de la deuda por vía judicial, convirtiendo lo que quede de préstamo hipotecario en personal. En este caso, la deuda se verá incrementada con las costas del procedimiento judicial y el nuevo tipo de interés. El deudor irá, derechito, al RAI.

2ª.- Que no haya posibilidad ninguna de cobrar la totalidad de la deuda y entonces el acreedor ejecutará la póliza hipotecaria y asumirá las pérdidas, no incrementando el monto de deuda con las costas de un procedimiento judicial. Sencillamente porque su objetivo es cobrar, nada más….si no puede, se jode. El deudor irá, todavía más derechito, al RAI.

3ª.- Que al acreedor le compense el precio de la dación y acepte. La sustitución de la prestación será un hecho y no habrá consecuencias.

En cualquiera de los dos primeros casos el que no cumple sus compromisos no estará habilitado para otros nuevos.

En todas estas consideraciones hay que tener en cuenta varias cosas:

a) Las entidades de crédito no tienen sentimientos. No valen las historias de pena.

b) Las entidades de crédito venden dinero, no casas, y quieren recuperar el máximo del principal y los intereses.

c) Los bancos, a través de sus inmobiliarias, venderán los inmuebles y tratarán de mejorar la cuenta de resultados. Cuanto más barato consigan los inmovilizados, más fácil será conseguir su objetivo.

d) Los inmovilizados son una rémora para cualquier empresa, mucho más para alguien que vende dinero.

Mi abuelo, que era constructor, me enseñó que no hay que acorralar al gato, porque si lo haces, tratará de arrancarte los ojos. Siempre es mejor buscar salidas negociadas.

Todos los que nos dedicamos a construir casas sabemos que cuanto más barato construyamos, más fácil será vender, con beneficio, ese producto, por tanto, todos los bancos saben que cuanto más barata se consiga la vivienda, antes y mejor se venderá.

No atribuyan sentimientos a los bancos, no los tienen.

Cuando alguien se compra una casa, no se la compra a un banco. Se la compra a otra persona y se obliga a pagar un precio por ella.

Cuando se firma la póliza hipotecaria, lo que se hace es extinguir la obligación con el vendedor de la casa y adquirir una nueva obligación con un banco. Para responder de esa obligación te quedan 30 años.

Las condiciones de extinción están escritas en la póliza. Los notarios solo dan fe de que el contrato se celebra y ponen una nota, en la escritura de propiedad, advirtiendo de que ese inmueble está sometido a garantía hipotecaria, esta advertencia queda inscrita en el Registro de la Propiedad.

A partir de aquí, especular con la tasación, la valoración o si los ángeles tienen sexo me parece muy bonito y muy edificante:

El banco te da dinero y te dice como lo tienes que devolver. Tú aceptas libremente, lo que hagas con el dinero es un asunto tuyo. Si no pagas, estamos a lo que diga la Ley.

Para muestra un botón:

1º.- Una persona compra una casa.

2º.- Pide dinero a un banco.

3º.- Paga la casa.

4º.- Vende la casa por importe mayor.

5º.- No paga al banco.

6º.- El banco embarga la casa al segundo comprador y reclama el resto al primero.

Esto, que describo, es una estafa que se puede documentar. Cuidadito con los contratos de compra-venta. Cuidadito con las cláusulas, lo que se pone y lo que se omite.

Ya les digo que, buarreridas, he visto yo unas pocas. Los juzgados están llenos de porquería, que para eso están. Es muy conveniente estar atentos y parar al tipo de personas que hacen estas cosas.

Señores y señoras, cuando se firma un contrato se hace con las normas que existen ese día, está muy feo cambiar las normas, cuando la partida está iniciada, en función de las cartas que te entran.

Decía mi madre que “quien quiere la col, quiere las hojas de alrededor”.

En el verano de 2.007, con los créditos “subprime”, concedidos en USA, situándose en una tasa del 12,5% del crédito inmobiliario y con los bancos contaminando todos los activos con estos créditos de difícil cobro, la dación en pago usada en el mercado inmobiliario anglosajón se reveló como un muy mal rollo.

No hará falta, me imagino, que explique lo que pasó con las “subprime” en USA y cuales fueron sus consecuencias en Europa.

Bueeeeno, vale, está bien, haré un pequeño resumen:

En 2.002 la pasta huía del mercado tecnológico como alma que lleva el diablo y el resto de mercados estaba a rebosar de liquidez.

La peña que había perdido con las telecomunicaciones metía su dinero en ladrillos. Se empezó a dar dinero a cualquiera, por debajo de cualquier consideración de riesgo (subprime). Como en el mercado anglosajón la garantía hipotecaria es suficiente, los bancos vendieron todos esos créditos en el mercado secundario muy por debajo de su precio.

Es decir, si un banco tenía que cobrar 100 € por una póliza, la vendía por 70 €. Claro, cuando empezaron a no pagar, todo el mercado secundario se vino abajo en 2.007. Grandes quiebras….os acordáis?.

En España fueron años gloriosos para los especuladores que compraban una vivienda sobre planos y la vendían, antes de escriturar, ganando un 20%……todo el mundo hacía negocios…todo el mundo quería comprarse una vivienda, aunque no fueran a vivir en ella, todo el mundo era promotor inmobiliario….todo el mundo hacía trampas.

Ahora las cosas se ven de otra manera….lo siento. Ahora no queda más remedio que cumplir los compromisos….quien podrá?.

Díganme, amigos, es licito que yo esté enfadado porque mi gobierno ha tenido que meter mucho dinero público en las instituciones financieras a cuenta de los tramposos?.

Hablo de todos los tramposos. Los unos, los otros, los alanos, los vándalos y los suevos.

Ahora tocan las historias de penita:

La de los dos viejecitos que se compran una casa con sus pensiones, al final de su vida, sin calibrar la revalorización de sus pensiones.

La de la señora que se compra un piso, pone a nombre de su hijo y alquila el suyo para pagar la letra, se va a vivir al piso, se desgrava, ……los inquilinos no le pagan….ay!!! madre que drama.

La del emigrante ecuatoriano que no tenía ninguna intención de quedarse en España pero que si tiene que pagar 500 € por vivir, pues prefiere pagarlos adquiriendo antes que alquilando…total, cuando se vaya le va a dar lo mismo….si puede vender y ganar….

La de la señorita que no tiene intención que vivir en la casa que compra pero de esa manera se obliga a pagar una letra y así ahorra lo que no paga viviendo gratis, cuando llegue el momento ya se la colocará a otro….ahora se da cuenta del mal negocio y prefiere perder.

Todas historias de pena, ciertamente,…..de pena!!!!.

Categorías:MIS COSITAS

II CARTA DEL APOSTOL ED A LAS MELODYCENSES

Hermanas en nuestra señora:

Buscad un Centro de Gravedad Permanente.

Recorridos, que fueron, caminos y heredades me hayo de nuevo entre vosotras con el mensaje eterno de Nuestra Señora, bendita sea por siempre jamás.

Corren tiempos difíciles para nuestra causa. El señor José Luis nos pone a prueba. El señor José Luis no está, no es, no fue, ni será nunca. El señor Pepe, tampoco. Los comerciales ya no llaman, los procesos electorales americanos están lejos.

En verdad, en verdad os digo que no desesperéis; nunca y bajo ningún concepto os abandonéis a la idea de que nuestro trabajo con los isquiotibiales ha sido en vano. En el peor de los casos nos ha valido para dar ejemplo de nuestra fe, durante varios años, y comer.

Si, ahora, nuestro sumo líder nos conduce a este abismo, no dudéis que lo hace por razones muy fundamentadas y con un propósito claro: hacer balance de nuestra adhesión a la causa. No abandonéis el nomenclator. Tened fe y confortaros en nuestra Madre, sabed que la caridad bien entendida empieza por una misma.

No os olvidéis que nosotras somos lo primero y único.

Es, precisamente, ahora cuando debemos manifestar con más ahínco, nuestra fe en los preceptos de Nuestra Señora y seguir medrando hasta alcanzar los más altos fines para los que fuimos educadas. No escatiméis medios. La lencería fina se paga sola.

Los bárbaros están en las puertas de Roma y todas estamos un poco asustadas. Recordad que valiente es quien supera el miedo, no sucumbáis al desanimo porque en todos los ejércitos habrá clientes para el trabajo con los isquiotibiales y el orbicular de la boca. La nuestra es la religión más antigua del mundo.

No desperdiciéis el trabajo arduo y paciente que nuestra Amada Madre hizo con nosotras: los hombres son todos tontos y entre los bárbaros habrá gran cantidad de hombres, no tengáis dudas, recordad la Transición de Fase y la evolución continua del amor neuro-plástico, en el que sois expertas.

Recordad las valoraciones que, en otros tiempos, hacíamos sobre nuestro futuro y los grandes beneficios que nos esperan.

Sabemos que, como nos dicta el cuarto principio de la Termodinámica, en cada Transición de Fase perdemos por el factor calor y tantas transiciones nos van agotando, haciendo que perdamos energías y ganemos hongos.

Siempre nos quedarán los gin-tonics para evadirnos, cuando lo necesitemos.

Hermanas, os animo a seguir, la Madre me transmite, a través de la revelación, su deseo de seguir con nosotras, seguir con nuestro ánimo de Espíritu del Cupo, de seguir en nuestra eterna lucha contra los hombres tontos y también contra los que no lo son, porque es un espejismo: todos son tontos y nosotras debemos ganar, la victoria final será nuestra.

Seguid en la perseverancia infinita, en la búsqueda del hombre de vuestras vidas, si uno no vale, inmediatamente (no esperéis a que diga no dos veces) debéis sustituirlo por el siguiente hombre de vuestras vidas. No es mal trabajo. Nadie os va a limitar el número de hombres de vuestras vidas. No malgastéis el tiempo ni el espacio en hombres que no sean de vuestras vidas. A estos sacadlos de vuestra mente al día siguiente y, si puede ser, vomitadle encima.

Conocéis, perfectamente, el beneficio del círculo de retroalimentación que resulta de “monogamia sucesiva-ciclo-interciclo-monogamia sucesiva”. Cuantos más ciclos más evolución. No miréis al pasado ni a los códigos de los muertos. Los sentimientos son malos consejeros. No os perdáis nada, la vida es muy corta para beber vino malo.

Hermanas, debéis comprender que la autolesión es muy lícita y muy practicada en todas las religiones. Si alguno de estos estúpidos se resiste, sabed que la legislación está de nuestro lado. Nuestros derechos están consolidados y son inalienables. Nuestra Sagrada Madre sufrió y ahora les toca pagar.

Predicad esta buena nueva a los cuatro vientos aún en tiempos difíciles.

Siempre, en cualquiera de vuestras relaciones, omitid los aspectos materiales, pero recordad que omitir no significa ignorar, los 1.000 mensuales por delante.

Si en algún momento notáis dudas en el contrario, usad las frases de manual que tan bien conocéis: “Eres el hombre de mi vida”, “que suerte que el destino haya cruzado nuestros caminos”, “no había conocido a nadie como tú”. De estas las hay a montones en publicaciones de nuestras lideresas.

No tengáis miedo, él no se preguntará cuantos hombres de tu vida habéis tenido, ni que no ha sido el destino el que ha cruzado los caminos, ni qué significa, para nosotras “conocer”. Desde luego, ni se le pasará por la mente el final de la frase….. “como tú….. de idiota”.

Si alguno os habla de proyectos, de futuro, de amor, de compromiso o conceptos semejantes, mucho cuidado con ellos. Estos son los peores, solo pretenden comprar sexo. Cobrádselo lo más caro que podáis, no tengáis cuidado, lo pagarán.

Mucha precaución con estos, seguidles la corriente mientras conseguís vuestros objetivos pero ni se os ocurra pecar y acomodaros. El amor, que no sea neuroplástico, es un acto que ofende a nuestra Sagrada Madre y a las más sabias de nuestras protomártires. No caigáis en esa trampa.

Si, por ventura, encontrarais algún forcluido monoparental, usadlo mientras su madre no se entere, no riñáis con ella. Estos son muy facilitos, pero cuidado, también son muy histéricos, debéis adoptar las convenientes medidas de protección.

Hermanas, si bien los malos están muy cerca no desfallezcáis, tiempos de gloria y esplendor volverán. Las promesas de los comerciales se harán realidad, incluso es muy probable que prospere la datio in solutum sin acuerdo, porque los demás son idiotas y solo nosotras conocemos la verdad.

Ya podría yo tener la capacidad de expresión de Lawrence Ollivier; ya podría yo conocer la sabiduría infinita de HAL-8000, que si nos os dijera la verdad, no merecería el descanso.

La flexibilidad en el disimulo, la agilidad en la maniobra, la auscultación certera, la cripsis en la anomia social…..todas son necesarias, practicadlas con sabiduría. Todavía os quedan unos años de éxitos.

Palabra de José Luis.

Cantemos, hermanas…..salmo Ezequiel 16…..

Bandera blanca!!!

Cerco un centro di gravità permanente
che non mi faccia mai cambiare idea sulle cose,
sulla gente
Avrei bisogno di…

Cerco un centro di gravità permanente
che non mi faccia mai cambiare idea sulle cose,
sulla gente

Cerco un centro di gravità permanente
che non mi faccia mai cambiare idea sulle cose,
sulla gente

Bailad, hermanas….el paso San Francisco!!!!

Sul ponte sventola

Bandiera bianca

1.970.- HACE CUARENTA Y UN AÑOS

Verano de 1.970.

Había terminado tercero de bachiller, el calor era mucho, como siempre en verano. Las piedras de granito de la plaza del Ayuntamiento se ponían ardientes en las tardes de julio y agosto.

Todavía no éramos suficientemente mayores para usar pantalón largo aunque ciertos pelillos asomaban tímidos en las espinillas.

Todavía no éramos suficientemente mayores para usar alma aunque hiciera muchos años que Aelius Hadriano había escrito “animula, vagula, blandula”.

Hay seis gradas en la puerta principal del Palacio Arzobispal de Toledo, que se levanta al oeste de la plaza y que se empezó a construir en tiempos del Cardenal Tavera (1.543), con Alonso de Covarrubias como arquitecto. Presenta lado sur el Palacio del Ayuntamiento de 1.575, con Juan de Herrera mangoneando. La Catedral Primada, al este, y el Arco de Palacio del Cardenal Mendoza, al norte.

El problema no es “mangonear”. El problema es ser inoperante o incompetente, porque si mangoneas y lo haces bien, nadie te dirá nada, pero si mangoneas mal…..es muy posible que el Rey cree una profesión. Pienso que eso fue lo que decidió, a Felipe II, a crear la mía.

Los chicos y chicas nos sentábamos, por la tarde, en la grada superior de la puerta de Palacio, a charlar, tontear y presumir de las hazañas cotidianas de chavales de 13 años.

A esas reuniones acudía Bubú.

Bubú, llamada la francesa porque tenía acento francés. Vivía en la calle de la Trinidad y solo venía en verano. Durante el invierno vivía en Francia. Nunca me enteré cual era la causa, solo que estaba relacionada (la causa) con que sus padres vivían en Francia y su abuela en Toledo.

La tal Bubú, le hacía ojitos a mi amigo Luis y este se hacía el duro con ella. No creo que aquel romance pasara de miradas intensas, a pesar de la condición francesa de la dama, pero seguro que ambos se acuerdan de ese primer amor.

Esta señorita, una tarde estival, me habló de Simon y Garfunkel, incluso me enseñó el LP. Estaba enamorada del disco y lo abrazaba, con amor, contra su pecho plano. En la portada aparecían los dos miembros y el disco se llamaba “Bridge over troubled water”.

Tuve mi primera noticia de este  dúo norteamericano justo cuando empezaba a salir de la religión. Empezaban a no convencerme Abel y Caín. No podía ser que alguien fuera totalmente bueno y otro totalmente malo. El tipo que escribió eso era muy simplista o, tal vez, interesado.

Naturalmente, Josemari, Paul Simon está delante porque es núcleo, es el creador, pero Puente sobre aguas turbulentas está escrito para Arturo Garfunkel……nadie lo puede hacer como él. De quien es el mérito?.

Estaba empezando a estudiar inglés y en ese LP venían las letras de las canciones en el back-face (era francés).  Las copié en un cuaderno y empecé a aprendérmelas. Ahí descubrí Homeward Bound:

I’m sittin’ in the railway station, got a ticket for my destination
On a tour of one-night-stands, my suitcase and guitar at hand
And every stop is neatly planned for a poet and a one-man band

Homeward bound, I wish I was homeward bound
Home, where my thoughts escape, at home, where my music’s playin’
Home, where my love lies waitin’ silently for me

Every day’s an endless dream of cigarettes and magazines
And each town looks the same to me, the movies and the factories
And every stranger’s face I see reminds me that I long to be
Homeward bound, I wish I was homeward bound
Home, where my thoughts escape, at home, where my music’s playin’
Home, where my love lies waitin’ silently for me

Tonight I’ll sing my songs again, I’ll play the game and pretend
But all my words come back to me, in shades of mediocrity
Like emptiness and harmony, I need someone to comfort me

Homeward bound, I wish I was homeward bound
Home, where my thoughts escape, at home, where my music’s playin’
Home, where my love lies waitin’ silently for me

Silently for me

Estoy sentado en la estación de tren, tengo billete para mi destino
En un viaje de una noche, mi funda y guitarra en la mano
Y cada parada está perfectamente planeada para un poeta y una banda de un solo hombre

De vuelta a casa, me gustaría que fuera de vuelta a casa
Hogar, donde mi pensamiento escapa, en casa donde mí música suena
en casa, donde mi amor yace esperando silenciosamente para mí

Todos los días son un sueño sin fin de cigarrillos y revistas
Y todas las ciudades me parecen iguales, las películas y las fábricas
Y la cara de cada desconocido que veo me recuerda que quiero estar

De vuelta a casa me gustaría que fuera de vuelta a casa
Hogar, donde mi pensamiento escapa, en casa donde mí música suena
en casa, donde mi amor yace esperando silenciosamente para mí

Esta noche voy a cantar mis canciones de nuevo voy a jugar el juego y actuar
Pero todas mis palabras regresan en las sombras de la mediocridad
Al igual que en el vacío y la armonía, necesito a alguien que me consuele

De vuelta a casa me gustaría que fuera de vuelta a casa
Hogar, donde mi pensamiento escapa, en casa donde mí música suena
en casa, donde mi amor yace esperando silenciosamente para mí

Silenciosamente para mí
Silenciosamente para mí
Silenciosamente para mí

Recuerdo que me sorprendió lo de “I wish I was”….no lo entendía muy bien….”desearía que fuera”….los subjuntivos son jodidos en inglés y mucho más si son verbos de voluntad.

Esto me movió la conciencia, seguramente, porque yo estaba solo, como casi siempre. Tenía amigos, claro que los tenía, pero nadie compartía mi mundo interior. No conocía a nadie que tuviera mis inquietudes musicales, literarias o artísticas. Empecé a construir ese refugio interior que tantas veces he visitado, ese sitio donde mi amor yace, silenciosamente, esperándome. Donde regreso cuando todo se pone oscuro.

Eh!!!!, tronco, deja que tu honestidad brille. La honestidad que todos debemos tener.

No había en mi horizonte ninguna chica y mis amigos de la infancia no seguían mi ritmo académico. Les suspendían y estudiaban poco, no les gustaba. Era el único chico que vivía en Toledo y pedía ayuda desesperadamente.

Tom, get your plane right on time.
I know your part’ll go fine.
Fly down to Mexico.
Da-n-da-da-n-da-n-da-da and here I am,
The only living boy in New York.
I get the news I need on the weather report.
I can gather all the news I need on the weather report.
Hey, I’ve got nothing to do today but smile.
Da-n-da-da-n-da-da-n-da-da here I am
The only living boy in New York

Half of the time we’re gone but we don’t know where,
And we don’t know here.

Tom, get your plane right on time.
I know you’ve been eager to fly now.
Hey let your honesty shine, shine, shine
Da-n-da-da-n-da-da-n-da-da
Like it shines on me
The only living boy in New York,
The only living boy in New York.

Tom, coge tu avión a tiempo.
Sé que te irá bien.
Vuela a México.
Da-n-da-da-da-n-n-da-da y aquí estoy,
El único chico que vive en Nueva York.
Se que hará buen tiempo.
He entendido todas las noticias que necesito en el informe del tiempo.
Hey, no tengo nada que hacer hoy, pero sonrio.
Da-n-da-da-n-da-da-n-da-da aquí estoy
El único chico que vive en Nueva York

La mitad de las veces hemos ido, pero no sabemos dónde,
Y no sabemos donde.

Tom, coge tu avión a tiempo.
Sé que has estado ansioso por volar ahora.
Hey, deja tu honestidad brillar, brillar, brillar
Da-n-da-da-n-da-da-n-da-da
Al igual que brilla en mí
El único chico que vive en Nueva York,
El único chico que vive en Nueva York.

Años después me enteré que Paul Simon, en el original, no decía “half of the time”, sino “half of my life”.

No era suficiente ya el amor de mis padres. La vida era muy grande y yo quería volar. Entonces no lo sabía, pero después he descubierto que mi mundo interior es un producto difícil de vender, no le interesa a casi nadie. Aquí estoy yo.

Estaba empezando a abrir los ojos y me daba cuenta que ni Asterix, ni Tintín, ni el Capitán Trueno, ni el Sargento Gorila, serían los que me ayudarían. Hola oscuridad, mi vieja amiga.

HELLO DARKNESS, MY OLD FRIEND,
I´VE COME TO TALK WITH YOU AGAIN.
BECAUSE A VISION SOFTLY CREEPING
LEFT ITS SEEDS WHILE I WAS SLEEPING.
AND THE VISION THAT WAS PLANTED IN MY BRAIN
STILL REMAINS WITHIN THE SOUNDS OF SILENCE.

IN RESTLESS DREAMS I WALKED ALONE
NARROW STREETS OF COBBLESTONE,
´NEATH THE HALO OF A STREET LAMP
I TURNED MY COLLAR TO THE COLD AND DAMP
WHEN MY EYES WERE STABBED
BY THE FLASH OF THE NEON LIGHT, THAT SPLIT THE NIGHT
AND TOUCH THE SOUNDS OF SILENCE.

AND IN THE NAKED LIGHT I SAW
TEN THOUSAND PEOPLE, MAYBE MORE.
PEOPLE TALKING WITHOUT SPEAKING,
PEOPLE HEARING WITHOUT LISTENING.
PEOPLE WRITING SONGS THAT VOICES NEVER SHARE
AND NO ONE DARED DISTURB THE SOUNDS OF SILENCE.

´FOOLS,´ SAID I, ´YOU DO NOT KNOW
SILENCE LIKE A CANCER GROWS.
HEAR MY WORDS THAT I MIGHT TEACH YOU,
TAKE MY ARMS THAT I MIGHT REACH YOU.´
BUT MY WORDS LIKE SILENT RAINDROPS FELL,
AND ECHOED IN THE WELLS OF SILENCE.

AND THE PEOPLE BOWED AND PRAYED
TO THE NEON GOD THEY MADE.
AND THE SIGN FLASHED OUT ITS WARNING
IN THE WORDS THAT IT WAS FORMING.
AND THE SIGNS SAID, THE WORDS OF THE PROPHETS
ARE WRITTEN ON THE SUBWAY WALLS AND TENEMENT HALLS.
AND WHISPERED IN THE SOUNDS OF SILENCE.

HOLA OSCURIDAD, MI VIEJA AMIGA,
HE VENIDO A HABLAR CONTIGO OTRA VEZ.
PORQUE UNA VISIÓN ARRASTRÁNDOSE SUAVEMENTE
DEJÓ SUS SEMILLAS MIENTRAS ESTABA DURMIENDO.
Y LA VISIÓN QUE FUE PLANTADA EN MI CEREBRO
TODAVÍA PERMANECE DENTRO DE LOS SONIDOS DEL SILENCIO.

EN SUEÑOS SIN DESCANSO CAMINÉ SOLO
POR ESTRECHAS CALLES DE EMPEDRADO,
DEBAJO DEL HALO DE UNA LUMINARIA
ME LEVANTÉ EL CUELLO (DE LA PRENDA DE VESTIR) AL FRÍO Y LA HUMEDAD
CUANDO MIS OJOS FUERON APUÑALADOS
POR EL FLASH DE LA LUZ DE NEÓN, QUE RESQUEBRAJA LA NOCHE
Y ACARICIA LOS SONIDOS DEL SILENCIO.

Y EN LA LUZ DESNUDA VÍ
DIEZ MIL PERSONAS, QUIZÁS MÁS.
GENTE HABLANDO SIN CONVERSAR,
GENTE OYENDO SIN ESCUCHAR.
GENTE ESCRIBIENDO CANCIONES QUE LAS VOCES JAMÁS COMPARTIRÁN
Y NADIE OSÓ MOLESTAR A LOS SONIDOS DEL SILENCIO.

´TONTOS,´ DIJE, ´NO SABEN
QUE EL SILENCIO ES COMO EL CRECIMIENTO DE UN CÁNCER.
ESCUCHEN MIS PALABRAS QUE PODRÍA ENSEÑARLES,
TOMEN MIS BRAZOS QUE PODRÍA ALCANZARLOS.´
PERO MIS PALABRAS COMO SILENCIOSAS GOTAS DE LLUVIA CAYERON,
E HICIERON ECO EN LOS POZOS DEL SILENCIO.

Y LA GENTE SE INCLINÓ Y REZÓ
AL DIOS DE NEÓN QUE CREARON.
Y EL CARTEL ENCENDIÓ SU ADVERTENCIA
CON LAS PALABRAS QUE ESTABA FORMANDO.
LOS CARTELES DECÍAN QUE LAS PALABRAS DE LOS PROFETAS
ESTÁN ESCRITAS EN LAS PAREDES DEL SUBTERRÁNEO Y EN LOS CONVENTILLOS.
Y MURMURADAS EN LOS SONIDOS DEL SILENCIO.

Eran dioses que yo había creado, pero que no me llenaban. Eran ídolos de barro que controlaban los guionistas y mandaban los mensajes que les interesaban a ellos o a los que les pagaban.

Todos aquellos Planes de Desarrollo, todas aquellas mentiras que servían para lo mismo que ahora. Todos aquellos ideólogos, cobrando y mandando información sesgada al pueblo. Aquellas y estas drogas.

Comerciales de las ideas, incapaces de crearlas. Mangoneros psicófagos con hambre de almas, buscando un sueldo.

La vida te va enseñando, a lo largo de muchos años, que casi todo son mentiras, casi todo son verdades a medias que son peores que mentiras.

Cada guante que te manda a la lona, cada golpe que te abre las cejas son lecciones que no se deben olvidar.

El luchador debe permanecer erguido, aunque algunas veces es mejor abandonar; cuando estás noqueado en un rincón, cuando la vida te está pegando duro, no queda más remedio que abandonar para no morir.

Te das cuenta que te has equivocado. No debías haber hecho ese movimiento que ha descubierto tu flanco, pero ya es tarde, te están golpeando y ya no ves por donde te entran, solo notas los impactos como lejanos, como si los estuviera recibiendo otro. Ni siquiera oyes las cuentas de protección.

Y ya no puedes ir a llorar al regazo de mamá. Mamá tiene sus propios problemas. Como un boxeador noqueado.

I am just a poor boy though my story’s seldom told
I have squandered my resistance
for a pocketful of mumbles, Such are promises,
all lies and jest,
Still a man hears what he wants to hear
And disregards the rest, hmmmm

When I left my home and my family, I was no more than a boy
In the company of strangers
In the quiet of the railway station, runnin’ scared, laying low,
Seeking out the poorer quarters, where the ragged people go,
Looking for the places only they would know.

Li la li…

Asking only workman’s wages, I come lookin’ for a job,
But I get no offers,
Just a come-on from the whores on 7th Avenue.
I do declare, there were times when I was so lonesome
I took some comfort there.

La la la…

Li la li…

And I’m laying out my winter clothes and wishing I was gone, goin’ home
Where the New York City winters aren’t bleedin’ me, leadin’ me, goin’ home.

In the clearing stands a boxer, and a fighter by his trade
And he carries the reminders of every glove that laid him down or cut him
‘Til he cried out in his anger and his shame:
“I am leaving! I am leaving!” but the fighter still remains.

Sólo soy un chico pobre aunque casi nunca se cuenta mi historia

He malgastado mi resistencia

Por el puñado de murmullos que son las promesas

Todo mentiras y bromas

Aún así, un hombre oye lo que quiere oír

E ignora el resto

Cuando me fui de casa y de mi familia no era más que un niño

En compañía de extraños En el silencio de una estación de ferrocarril, huyendo asustado

Sin llamar la atención buscando los barrios más pobres

Donde va la gente harapienta

Buscando los lugares que sólo ellos conocerían   Lie-la-lie…..

Pidiendo sólo el sueldo mínimo voy buscando un trabajo

Pero no recibo ofertas

Tan sólo insinuaciones de las putas en la Séptima Avenida

Declaro

Que hubo momentos en los que me sentía tan solo

Que busqué consuelo ahí

Estoy organizando mi ropa de invierno

Y deseando que estuviera de camino a casa

Donde los inviernos neoyorquinos no me sangren

Dirigiéndome de vuelta a casa

Solo queda de pie un boxeador

y un luchador profesional lleva los recuerdos de cada guante que le tumbó o le cortó

hasta que gritó en su ira y en su vergüenza “Abandono, abandono,

pero el luchador aún permanece”.

(Este tema es tan bueno que lo grabó Dylan haciéndose, el mismo, la segunda voz.)

Te sientes morir rezumando.

Los ojos hinchados por los golpes y las lágrimas.

Los huesos rotos, el alma en un hilo.

La vida yéndose, el amor muerto.

Ves acercarse una silueta. No puedes distinguir quien es.

Solo se te ocurre decir “por favor, no me pegue usted más, por favor…..por favor”.

Empieza a cantar….reconoces la voz…es la de siempre. La única persona que siempre ha estado, silenciosamente, esperándome. Estoy en casa?….. No son sirenas? …..Homeward Bound.

When you’re weary

Feeling small

When tears are in your eyes
I will dry them all

I’m on your side
When times get rough
And friends just can’t be found
Like a bridge over troubled water
I will lay me down
Like a bridge over troubled water
I will lay me down

When you’re down and out
When you’re on the street
When evening falls so hard
I will comfort you

I’ll take your part
When darkness comes
And pain is all around
Like a bridge over troubled water
I will lay me down
Like a bridge over troubled water
I will lay me down

Sail on Silver Girl,
Sail on by
Your time has come to shine
All your dreams are on their way

See how they shine
If you need a friend
I’m sailing right behind
Like a bridge over troubled water
I will ease your mind
Like a bridge over troubled water
I will ease your mind.

Dios mío!!!, Beky Maxwell, si tú me perdonaras….si tú me permitieras….

Cuando estés abrumado

y te sientas pequeño

Cuando haya lágrimas en tus ojos,

yo las secaré todas

Me pondré de tu parte.

Cuando las circunstancias sean adversas

Y simplemente no encuentres amigos

Como un puente sobre aguas turbulentas

Yo me desplegaré como un puente sobre aguas turbulentas

Yo me desplegaré

Cuando te sientas deprimido y extraño

cuando te encuentres perdido

cuando la noche caiga sin piedad

Yo te consolaré

Yo estaré a tu lado

Cuando llegue la oscuridad

y te envuelvan las penas

como un puente sobre aguas turbulentas

Yo me desplegaré como un puente sobre aguas turbulentas

Yo me desplegaré

Navega, chica plateada

Navega

Ha comenzado a brillar tu estrella

todos tus sueños se verán colmados

Mira cómo resplandecen

Si necesitas un amigo,

Yo navego tras de ti

Como un puente sobre aguas turbulentas

Aliviaré tu mente

Como un puente sobre aguas turbulentas

Aliviaré tu mente.

Piensas si será posible y como has llegado hasta aquí. Piensas por qué una gacela se ha metido en un mundo de guepardos….piensas como has podido hacer tanto daño en nombre de una mentira, piensas que donde ha quedado el sueño, donde la ilusión, piensas y te preguntas.

Here is my song for the asking
Ask me and I will play
So sweetly, I’ll make you smile

This is my tune for the taking
Take it, don’t turn away
I’ve been waiting all my life

Thinking it over, I’ve been sad
Thinking it over, I’d be more than glad
To change my ways for the asking

Ask me and I will play
All the love that I hold inside

Estoy en casa de nuevo y este disco lo hicieron en 1.970. Gracias Paul Simon.

Ella es como un arco iris y yo sigo vivo. Mi alma está conmigo.

Categorías:MIS COSITAS

PSICÓPATAS III. MI CUPO: MI PSICÓPATA FAVORITA.

PSICÓPATAS III.- MI PSICÓPATA FAVORITA.

 

Siguiendo con el tema psicópatas que tanto preocupa, y no solo a mí, pues parece que hay muchísima gente en todo el mundo que ha recibido los demoledores impactos de estas personas.

 

En entradas anteriores he explicado que no me dedico a esto de forma profesional y, bien es cierto, cada vez le dedico menos tiempo. Seguramente porque, una vez definido y localizado el problema, la protección necesaria está muy clara y viene explicada en muchos de los textos de grandes profesionales que se ocupan de este problema: Firmeza, distancia y disciplina. No es fácil pero se consigue. Dos años después, cuando paseo por la zona y oigo un ladrido que me parece el de mi Lupe, me llego hasta la casa y compruebo si es ella. Lupe es, o era, una perrita que se fue de casa. Los animales no tienen sentimientos, los humanos sí y los proyectamos.

 En Psicópatas II hice una disquisición sobre el hecho de la “falta de arrepentimiento” que muestran estas personas. Bien entendido que el arrepentimiento es un sentimiento “a posteriori”, el problema principal es localizarles y que no se tenga que producir el arrepentimiento de ellos, que no se producirá, sino que se minimicen las consecuencias de las relaciones con estos individuos psicófagos que se mueven, exclusivamente, por interés sin importarles el daño que hagan.

 Ahora, Laura Knight-Jadczyk hace lo que me parece un artículo muy claro y definitorio de la serie de rasgos de la personalidad de esta gente.

 Sin entrar en la calidad académica del proyecto Quantum Future Group, para quien está redactado el informe, este “report” está muy  documentado y, a pesar de la traducción que, como todas las traducciones, la que es fiel no es bella y la que es bella no es fiel, explica de una forma clara este desorden de la personalidad, en los rasgos más característicos de estas personas alteradas.

 

Hace hincapié en algo muy preocupante como es el hecho de la cantidad de personas que existen con este desorden, en alguno de sus grados, y trata de conducirnos a lo que sería la forma en que la sociedad, por medio de principios anormales, nos lleva a este tipo de comportamientos.

 En definitiva, este tipo de gente ha existido siempre pero, ahora, se les clasifica. Son lo que vulgarmente se conoce como “malvados”, aunque yo alertaría sobre una característica fundamental: se disfrazan de buenas personas para engañar y conseguir sus objetivos.

Pondré en itálica cursiva el artículo y en letra normal mis comentarios.

 

Artículo – Laura Knight-Jadczyk (Caza-Troyanos).

La mayoría de los psicópatas son muy arrogantes y engreídos. Sin embargo, cuando tratan de encantar a una potencial víctima, dicen las cosas “correctas” en el momento correcto y te hacen creer que son almas buenas y generosas; no siempre, pero a menudo. La verdad es que los psicópatas no son altruistas y realmente no les importan las amistades o los lazos. Guggenbuhl-Craig declara que son muy talentosos en aparentar mucho más humildad que una persona promedio, pero difícilmente lo son. Algunos también pueden fingir preocupación por los estratos sociales bajos y manifiestan que están del lado de los más débiles, los pobres, y así sucesivamente. Un psicópata puede afirmar, por ejemplo, (si es de una clase socioeconómica baja), que las personas ricas le desagradan intensamente, pero a la vez, por dentro anhela y envidia lo que tienen. Es como el narcisista, deseando reflejar una imagen falsa de si mismo a través de sus pertenencias.

 

Entre sus pertenencias están incluidos los seres humanos: novias, esposas e hijos. Algunos psicópatas pueden ser muy cariñosos con los animales (contrariamente al punto de vista común), pero los siguen viendo como objetos en relación con ellos mismos.

 

He conocido alguno que se refiere a su pareja como “lo que tengo”: La pareja no es una persona, es una relación. La que toca ahora. Da lo mismo la persona, solo tiene que ser aceptable socialmente y susceptible de explotación. Es un medio para conseguir un objetivo.

Buscan un tipo de relación, no una persona con sus luces y sus sombras, con sus virtudes y defectos… la persona es un producto y quieren que le salga lo más barato posible. Quieren algo concreto de esa relación y de esa persona, en un tiempo concreto.
Respecto de los animales, mi psicópata se mostraba apenada cuando una de nuestras perritas se escapó, pero el que puso las denuncias y recorrió todas las urbanizaciones y aledaños fui yo, y lo hice de forma sistemática y marcando en un mapa mis recorridos….que es como se busca cuando quieres encontrar. Dos años después, cuando paseo por la zona y oigo un ladrido que me parece el de mi Lupe, me llego hastga la casa y compruebo si es ella. Si supiera lo que la queríamos, no se hubiera ido…es lo malo de los animales: no tienen sentimientos.

 

El psicópata esta lleno de codicia por dentro, relacionando al mundo a través del poder, aunque, como dije, por fuera puede afirmar estar del lado de los disprivilegiados o los oprimidos. Yo conocí a uno que le gustaba repetir frases como “tienen que dejar de oprimir a mis hermanos”, pero no significaba nada para él. De hecho era racista. El psicópata también a menudo se identifica a si mismo como revolucionario.

En la superficie, el psicópata también, a menudo, presenta una imagen de si mismo como el antihéroe deprimido (el tipo de “su propio peor enemigo”) y a algunos les gusta verse a si mismos como lobos solitarios.

El psicópata puede incluso afirmar que es sensible y profundo, pero por dentro no es nada mas que vacío y codicia. Si el psicópata esté conciente de su conducta o no es algo que se debate a menudo. Yo creo que los psicópatas normalmente saben exactamente lo que están haciendo, aunque otros sugieren que los psicópatas “nacen, no se hacen.”

Mi psicópata, cuando le preguntaban por su ideología política, se definía como “roja, muy roja”, pero cuando investigabas te dabas cuenta que no había leído ni un solo libro sobre política; era roja porque le interesaba ser roja en ese momento.

Aquí parece querer decir que los psicópatas que nacen no son conscientes de no tener conciencia y los que se hacen si son conscientes.

Yo creo que son conscientes todos. Todos saben el daño que hacen y lo hacen, aunque les importe un bledo.

Mi psicópata me decía “no te quiero hacer daño”, pero lo hacía.

Era consciente porque veía mis lágrimas, pero no se lo creía….las suyas eran mentira, sabía perfectamente delante de quien llorar. Era perfectamente consciente de sus actos y todos (sus actos) tenían un objetivo, a ella misma le gustaba decir, de otros, lo de “no da puntada sin hilo”.

Yo creo que la psicopatía es principalmente genética. Un hijo con un padre psicópata frecuentemente será psicópata también, especialmente si el padre era abusivo y/o abandonó a la familia también.

Este aspecto, con ser de importancia angular en los psicópatas genéticos (de segunda generación, les llamo yo), no es tan importante en los de primera generación.

Es decir, alguien cuyo abuelo abandonó la familia o tuvo dos familias en paralelo (simultáneamente), y su padre hizo algo similar, no es lo mismo que alguien que solo tiene, como antecedente,  a los padres; alguien que se educa en una familia monoparental con uno de los progenitores machacando, toda la vida, al que no está (forclusión de un significante fundamental). La mayor parte de las veces justificando lo que hicieron mal, cuando no una mentira. Respetando todas las opiniones yo, en cambio, creo que es prevalente el concepto de socialización.

Como ya se mencionó, los psicópatas a menudo afirman decidirse por la segunda mejor opción (ser su propio peor enemigo) y entonces piensan que merecen algo mejor.

Mi psicópata favorito me contaba que su padre le decía que nunca destacara, que es mejor ser el segundo que el primero. Depredador puro, escondido en la anomia social, esperando su momento.

Esto puede ser manifestado en la manera que buscan el poder – a través del dinero (es decir, bienes materiales), manipulación y/o tratando a las personas como objetos. Representando tal comportamiento, el psicópata está también tratando de “vengarse” con la sociedad y el mundo, para poder obtener retribución.

Siempre la retribución, material o espiritual. Siempre midiendo y pesando.

Pasarán toda su vida haciendo esto, sean ricos o pobres, o cualquiera que sea su situación social, aunque estudios han mostrado que a menudo vienen de un empobrecido o bajo nivel socioeconómico y/o estatus social. (En uno de los estudios del Dr. Donald Black, varios de los hombres eran “en su gran mayoría blancos, de clase trabajadora y media baja, y casados, y la mayoría no se habían graduado del la preparatoria”, [Black, 14). (Permítanme añadir, que a pesar de los estudios del Dr. Black, los psicópatas pueden existir en cualquier clase social. No se dejen engañar). También me gustaría señalar que estaré usando “él” para el término de psicópata a través de este sitio; que no se olvide, sí, los psicópatas femeninos también existen; sin embargo, de acuerdo a la Sexta Edición de Comportamiento Anormal, impresa en el 2000 por tres profesores masculinos, David, Derald, y Stanley Sue, los índices si varían por genero.

Parece, en el computo global de las estadísticas, que fuera más difícil encontrar mujeres psicópatas, pero cuando una mujer tiene comportamientos psicópatas es mucho más psicópata…yo le decía a la mía que tenía razonamientos de hombre.

Incluido en su excelente texto hay un reporte hecho por la Asociación de Psiquiatría Americana que dice que la estimación general es de 3% en los hombres, y menos del 1% en las mujeres [Desordenes de Personalidad y Desordenes de Control de Impulsos, 238].

Lo que es muy inquietante acerca de los psicópatas, además de su sentido de derecho especial, es la completa carencia de empatía por personas normales, ya que los “(psicópatas) anti-sociales parecen carecer de conciencia moral, sintiendo poca o nada de empatía por las personas cuyas vidas tocan… el antisocial resiste sin esfuerzo toda regulación, incapaz de ver mas allá de su interés propio o de adoptar estándares de lo correcto contra lo erróneo”. [Black, XIII]

No todos los psicópatas son pobres, inadaptados sin educación. Algunos de ellos son bastante atractivos y tienen buenas profesiones, y lo usan para su beneficio. Echen un vistazo a Ted Bundy; una vez, la madre de un amigo fue a una cita doble con él y afirmó que era la persona mas agradable. Su madre dijo que era “el mejor hijo que una madre podría tener”. Bundy era en apariencia de buen aspecto, que lo hacia aún mas peligroso. Así que no todos los psicópatas son quebrados, de clase baja, expulsados de la preparatoria, hay varios que también trabajan en ocupaciones profesionales; el hecho es que hay mas psicópatas que vienen de orígenes empobrecidos que los que no.

Además, no todos los psicópatas son calmados, tranquilos y serenos. Algunos de ellos parecen extraños o inadaptados, y su comportamiento puede ser excéntrico o inusual. Creo que esto es lo que confunde a las víctimas más seguido. Los psicópatas casi siempre parecen (ve el siguiente cuadro): intensos y “electrizantes”. No te dejen engañar si alguien aparenta ser inofensivo, “estúpido”, o parece poco convencional.

Una cara “angelical” también puede engañar a la gente. Sólo imagina a John Wayne Gacy en su “disfraz de payaso” mientras entretiene niños, como ejemplo. Otro ejemplo que alguien del consejo de “Víctimas de la Psicopatía” mencionó fue Bill Clinton y su conducta “tontorrona” pero agradable (¿entonces es Clinton realmente un psicópata? Muchos creen que sí.)

Un psicópata (fue diagnosticado anti-social) que yo conocía usaba el disfraz de inofensivo muy bien. Todos pensaron que era muy gracioso. Yo lo pensé también, al principio. Entonces, poco a poco, me di cuenta de que algo “no estaba bien” acerca de él. Al principio sus aparentes juegos inofensivos eran encantadores, pero después de un poco, se volvió más que una molestia y trastornó nuestro ambiente de trabajo, lo que creó caos y tensión entre los empleados.

He aprendido que un psicópata puede usar estos disfraces para su propio propósito secreto. Sin importar raza, clase social, u ocupación, sin embargo, el psicópata es peligroso para la sociedad, porque “la naturaleza de los PAS (psicopatía) implica que causa más caos en la sociedad que la mayoría de las otras enfermedades mentales, ya que el desorden ante todo involucra reacciones en contra del ambiente social que arrastran a otras personas a su red de destrucción… la desesperación y ansiedad causada por antisociales (psicópatas) afecta trágicamente a familias y comunidades, dejando profundas cicatrices físicas y emocionales…” [Black, 5]

Hay mucho de la personalidad del psicópata que es desconcertante e inquietante. Una de más o menos cada 25 a 30 personas son psicópatas (también conocidos como sociópatas o anti-sociales– el título correcto es psicópata).

Ya que la mayoría de ellos son hombres, escribí este sitio para poder, en parte, advertir a las mujeres acerca de los peligros, especialmente mujeres conectadas a Internet, el cual creo es un “nuevo medio” favorito que atrae a los psicópatas.

No les digo nada lo que, ahora, significan las redes sociales, donde se puede elegir, mediante una fotografía, el segundo de tu vida que quieres mostrar y acompañarlo de 140 caracteres. Es un medio ideal para esta gente. Es un teatro donde pueden crear, magníficamente, la máscara que les interesa. Creo, por eso, que es tan apreciado por políticos, famosos y, en definitiva, por pescadores avispados que necesitan a los demás para sus negocios.

Tengo experiencia personal en este tema también. Esto es debido a que los “anti-sociales (psicópatas) no son sólo personajes en nuestro espectáculo ficticio o de la vida real. Son miembros de familia, amigos, compañeros de trabajo, vecinos, o extraños que nos encontramos a diario.” [Black, 10. Pamela Jayne, M.A., escribe que “30% de los hombres son sociópatas.” Si alrededor de 3 de cada diez hombres que pueda yo conocer son psicópatas, yo asumiría que es algo que no se puede tomar a la ligera. De acuerdo con estas estadísticas, eso querría decir cada tres de diez hombres y tal vez cada una de cada diez mujeres. Le verdad es que realmente no sabemos con exactitud cuántos individuos son psicópatas; sin embargo, parece haber un incremento en la prevalencia de la psicopatía y es el porqué algunos alegan que los números son mayores. El Dr. Black asegura que la psicopatía encabeza justo detrás de la depresión, así como con la esquizofrenia y desordenes de personalidad límite, lo que es un hecho asombroso.

Estas, me parecen cifras muy sobre-dimensionadas y nada creíbles. El 10% de las mujeres y el 30% de los hombres son muchos psicópatas, creo yo. Jauregui Balenciaga, que maneja las cifras más altas e incluye todas las alteraciones psicopáticas habla de un 8% de la población. Doña Laura se hace un poco de lío con  los números, me parece.

Robert Hare hizo oficial la Psicopathic Check List-renovated (PCL.r) en 2.005, para determinar de forma homolagada los grados de psicopatía. El tiempo nos dirá, siguen estudiando.

Imagine – si puede – no tener una conciencia, ninguna en absoluto, ningún sentimiento de culpa o de remordimiento, sin importar lo que haga, ningún sentido de preocupación por el bienestar de gente ajena, amigos, o hasta miembros de su familia, que pueda limitarlo. Imagine no vivir ninguna lucha contra la vergüenza, ni siquiera una en toda su vida, sin importar qué clase de acción egoísta, perezosa, dañina o inmoral usted haya realizado.

Y finja que el concepto de responsabilidad le es desconocido, excepto como una carga que otros parecen aceptar sin discutir, como tontos crédulos.

“los hombres son todos idiotas, porque no me gustan las mujeres, que si no…..”

Muchas veces me he preguntado que haría un psicópata cuando tenga que repartir una herencia.

Ahora agregue a esta fantasía extraña la capacidad de esconderle a la gente que su psicología es radicalmente diferente a la suya. Puesto que todos asumen simplemente que la conciencia es universal entre seres humanos, ocultar el hecho de que usted no tiene conciencia no necesita casi ningún esfuerzo de su parte.

No es frenado de ninguno de sus deseos por culpabilidad o vergüenza, y otros nunca lo enfrentan por su sangre fría. El agua congelada en sus venas les es tan extraña, tan totalmente fuera de su experiencia personal, que raramente llegan a conjeturar siquiera sobre su condición.

En otras palabras, usted está totalmente libre de restricciones internas, y su libertad desenfrenada para hacer lo que le apetezca, sin remordimientos de conciencia es, favorablemente para usted, invisible al resto del mundo.

Usted puede hacer cualquier cosa, y así y todo su extraña ventaja sobre la mayoría de la gente, que está alineada? (alienada) por sus conciencias, seguirá muy probablemente sin ser descubierta.

¿Como vivirá usted su vida?

¿Qué hará con su ventaja enorme y secreta, y con la incapacidad correspondiente de la gente (conciencia)?.

Este concepto de “ventajistas” es muy interesante en las relaciones amorosas. La ventaja que tiene alguien que no ama, y por tanto mantiene la cabeza fría, sobre un bobo enamorado es capital para sus actividades.

Una persona así, sin conciencia, va a machacar sin piedad al crédulo enamorado, lo va a dominar y manipular hasta conseguir sus objetivos.

Conocí a una que se casó porque tocaba, tuvo dos hijos porque tocaba, se ligó las trompas porque ya no quería más hijos, cambió de destino porque ganaba más, tanteó a dos nuevas victimas y eligió a una porque le interesaba más y después abandonó al marido, naturalmente de una forma muy civilizada, asegurándose la pensión y dejándole en condiciones precarias, después de dar las correspondientes explicaciones en su entorno. Explicaciones que se resumían en que cuando volvía, el fin de semana, el frigorífico estaba vacío.

Yo sabía, desde muchos meses antes, que iba a abandonar al antiguo. Y a los seis meses de estar con el nuevo me dijo: “un polvo de vez en cuando y nada más”, pero no se olvidaba de cobrarle, al nuevo, las manutenciones y el alquiler, con lo que ingresaba del antiguo y del nuevo.

Esta misma persona manifestó que “lo importante es como te perciben, no como seas”

La respuesta dependerá en gran parte de tan sólo lo que sus deseos terminen siendo, porque no toda la gente es igual. Incluso los extremadamente inescrupulosos no son todos iguales. Alguna gente – así tengan o no una conciencia – honran la tranquilidad de la inercia, mientras que otras se llenan de sueños y de ambiciones salvajes. Algunos seres humanos son brillantes y talentosos, algunos son poco despiertos, y la mayoría, con o sin conciencia, se encuentran en algún lugar en medio. Hay gente violenta y no violenta, individuos a quienes los motiva el ansia de la sangre y otros que no tienen tal apetito. [… ]

Siempre y cuando no lo paren por la fuerza, usted puede hacer todo lo que quiera.

Se debe hacer una distinción, cual es que a los no violentos se les para con disciplina, firmeza y distancia. No hace falta la fuerza.

Se debe analizar lo que hacen y contrastarlo con lo que dicen. Casi siempre se va a producir “afasia semántica”, no concuerda lo que dicen con lo que hacen.

Si nace en el momento correcto, con un cierto acceso a alguna riqueza familiar, y poseyendo un talento especial para avivar el odio de la gente y el sentido de la pérdida, se las puede arreglar para matar a una gran cantidad de gente que ni lo sospeche siquiera. Con bastante dinero, usted puede lograr esto a distancia, y descansar con confianza observando todo con satisfacción. [… ]

Loco y espantoso y verdadero, en aproximadamente un 4 por ciento de la población…

La tasa predominante de los desórdenes alimenticios anoréxicos se estima en un 3.43 por ciento, y se los juzga como casi epidémicos, pero esta cifra es una fracción más baja que la tasa de personalidad antisocial. Los desórdenes prominentes clasificados como esquizofrenia ocurren en solamente un 1 por ciento de la población – apenas un cuarto del índice de la personalidad antisocial – y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dicen que el índice del cáncer de colon en los Estados Unidos, considerado como “alarmantemente alto,” es aproximadamente de 40 por cada 100.000 – cien veces más bajo que el índice de la personalidad antisocial.

La gran incidencia de la sociopatía en la sociedad tiene un efecto profundo en el resto de nosotros, quienes también debemos vivir en este planeta, e incluso para los que no hemos sufrido trastornos clínicos. Los individuos que constituyen este 4 por ciento agotan nuestras relaciones, nuestras cuentas bancarias, nuestras realizaciones, nuestra autoestima, nuestra mismísima paz en la tierra.

En mi experiencia, les llamo “Capitán araña”. Te embarcan en un proyecto ilusionante y cuando ya no les interesa, porque ya han conseguido lo que querían o porque lo pueden conseguir de otra forma más fácil o más productiva, te abandonan sin ningún cargo de conciencia y te quedas “compuesto, sin novia y con muchos menos euros de los que tenías”.

Y lo más preocupante, tratan de salvar su botín y su máscara, para lo cual no dudan en usar “la demolición social”. Este concepto lo explicaré en otra entrada.

Sin embargo, sorprendentemente, mucha gente no sabe nada sobre este desorden, o si lo hacen, sólo piensan en términos de psicopatía violenta – asesinos, asesinos en serie, asesinos de multitudes – gente que visiblemente ha quebrantado la ley muchas veces consecutivas, y que, si son detenidos, serán encarcelados, incluso llevados a la muerte por nuestro sistema jurídico.

No estamos comúnmente enterados, y por lo general tampoco identificamos a la gran cantidad de sociópatas no violentos que se encuentran entre nosotros, gente que a menudo no son infractores descarados, y contra quienes nuestro sistema jurídico oficial proporciona poca defensa.

La mayoría de nosotros no podría imaginar ninguna correspondencia entre la concepción de un genocidio étnico y, por ejemplo, el hecho de mentirle a su jefe sobre un compañero de trabajo sin sentir culpa alguna. Pero la correspondencia psicológica no sólo está allí; es escalofriante. Sencillamente, la relación está en la ausencia del mecanismo interno que nos tortura emocionalmente cuando elegimos hacer algo que vemos como inmoral, falto de ética, negligente o egoísta.

Ellos solo ven sus intereses. Solo piensan en ellos mismos, son egocentrícos patológicos. Ellos son lo primero y lo único.

La mía me contaba que su madre le decía que “ella era lo primero”.

La mayoría de nosotros se siente ligeramente culpable si se come el último trozo de torta que queda en la cocina, e imagínese pues lo que sentiríamos si nos pusiéramos a lastimar a otra persona a propósito y de manera metódica.

Los que no poseen absolutamente ninguna conciencia constituyen un grupo por sí solos, así sean tiranos homicidas o simplemente francotiradores sociales despiadados.

La presencia o la ausencia de conciencia son una seria división humana, y podría decirse que es más significativa que la inteligencia, la raza, o hasta el género.

Lo que diferencia a un sociópata que vive del trabajo de otros de alguien que roba de vez en cuando en almacenes, o de uno que es un barón contemporáneo de ladrones – o lo que hace la diferencia entre un simple matón y un asesino sociopático – no es nada más que el estatus social, el instinto, el intelecto, el ansia de la sangre, o la simple oportunidad.

Lo que distingue a toda esta gente del resto de nosotros es un agujero completamente vacío en la psique, en donde deberían estar las funciones de humanización más desarrolladas. [Martha Stout, Ph.D., The Sociopath Next Door (El Vecino Psicópata)] (altamente recomendado).

Los últimos y más recientes estudios hablan de la localización en el Nucleo Accumbens. Hay algo en esta zona del cerebro que no les funciona como a todos los demás.

Todas estas teorías son muy modernas (no más de 10 años) y se desarrollan, actualmente, para tratar de determinar si los psicópatas “nacen o se hacen”.

Yo creo que, tanto si nacen (malformación genética), como si se hacen (falta de desarrollo), estos desordenes forman parte de lo que llamo “canales preferentes en la circulación cerebral de la información”.

Si a alguien le educan de una forma determinada, es muy fácil que la información de tipo sentimental circule, por el cerebro, de una forma determinada, ocasionando, por ejemplo, la falta de memoria emocional.

En cierta ocasión, me corté parte del dedo pulgar con el cortacesped. Llamé a mi psicópata, que entonces me amaba, y mientras el matrimonio vecino, al ver el destrozo de mi dedo, se desmayó, mi amiga ni se inmutó. Como si fuera un cirujano de campaña que estuviera habituado a ver la sangre.

En otra ocasión se le derramó el café que había sacado en una maquina, y se puso a llorar con grandes muestras de dolor, llamando a su madre (por teléfono) y se enfadó conmigo porque yo le decía, mientras la recitaba lo de “rana, rana”,  que el café de una maquina está a 60ºC y eso no puede quemar mucho, de hecho no se quemó nada.

Esto lo único que demuestra es la falta de empatía. Mientras que, para ella, quemarse con agua a 60ºC es muy grave, destrozarse la primera falange del dedo pulgar, que no es el suyo, no la implica nada.

Para aquellos entre Ustedes que estén buscando entender la psicopatía, el libro de Hervey Cleckley (The Mask of Sanity – La Máscara de la Cordura), es el estudio absolutamente imprescindible del psicópata que no entra necesariamente dentro del tipo criminal. Este libro está agotado. Lo hemos escaneado y nuestro equipo de investigadores pasó dos semanas revisando el texto cuidadosamente para eliminar errores de conversión de texto. Usted puede descargar el libro entero GRATUITAMENTE como archivo PDF desde el enlace ubicado arriba a la izquierda. (Lea una Muestra de Capítulo de The Mask of Sanity- La Máscara de la Cordura).

Este enlace nos regala el texto en inglés. En castellano también está agotado.

“Agradable,” “encantador,” “inteligente,” “despierto,” “impresionante,” “inspirador de confianza,” y “un gran éxito con las damas”: estas son las clases de descripciones usadas en varias ocasiones por Cleckley en su famoso estudio sobre psicópatas. También lo son, por supuesto, “irresponsable,” “autodestructivo,” y adjetivos semejantes. Estas descripciones destacan la gran frustración y los misterios que rodean el estudio de la psicopatía.

Mi psicópata, después de abandonarme, en una de sus visitas a la cripta de los cadáveres, me decía: “ahora me puedo tirar a uno o dos todos los días”, en un claro alarde de facultades.

Los psicópatas parecen tener en abundancia aquellos rasgos más deseados por las personas normales. La despreocupada confianza en sí mismo del psicópata parece casi como un sueño imposible, y es generalmente lo que la gente “normal” intenta adquirir cuando asiste a talleres para ganar seguridad en sí mismo. En muchos casos, la atracción magnética del psicópata hacia los miembros del sexo opuesto parece casi sobrenatural.

Robert Hare dice que “la combinación entre un psicópata y una persona con alguna necesidad afectiva es devastadora”.

El psicópata tiene una rara habilidad para detectar esa necesidad y aprovecharse de ella. Como las leonas, cuando atacan, detectan a la cebra coja que se ilumina, ante sus ojos, como un potente faro. No existe sentimiento en el ataque de una leona. Los animales no tienen sentimientos, las personas sí, normalmente. No olvidemos que el 95% de las personas tenemos sentimientos lo cual es un valor característico.

La hipótesis seminal de Cleckley en lo que se refiere al psicópata es que sufre, de hecho, de una verdadera enfermedad mental: un déficit afectivo profundo e incurable. Si realmente llega a sentir algo, son solamente emociones de las menos profundas. Él hace cosas extrañas y autodestructivas porque las consecuencias que llenarían al hombre normal de pena, de odio a sí mismo, y de vergüenza simplemente no afectan en lo más mínimo al psicópata. Lo que para otros sería un desastre, para él no es más que un inconveniente pasajero.

Tratan los asuntos sentimentales como si de decisiones técnicas se tratara, como encender y apagar la luz. Examinan los “pros y los contras” y toman la decisión. Miden y pesan las situaciones con una frialdad que asustaría al más valiente.

Cleckley también nos presenta la visión de que la psicopatía es absolutamente común en la comunidad en general. Él ha recopilado algunos casos de psicópatas que funcionan por lo general normalmente en la comunidad como hombres de negocios, doctores, e incluso psiquiatras. Algunos investigadores ven la psicopatía criminal – designada a menudo bajo el nombre de desorden antisocial de la personalidad – como un extremo de una dimensión (o dimensiones) de la personalidad “normal”.

Podríamos clasificar a los psicópatas criminales como “psicópatas que han fracasado.” La implicación de este fenómeno, por supuesto, es que muchos psicópatas pueden existir en sociedad arreglándoselas mejor que los que atraen la atención del sistema judicial y el de la asistencia social.

Harrington llega hasta a decir que el psicópata es el nuevo hombre, producido por las presiones evolucionarias de la vida moderna. Otros investigadores critican este punto de vista, señalando las verdaderas incapacidades de las cuales el psicópata clínico también sufre.

Este extremo, a la vista de nuevos estudios, sugiere mucho que los psicópatas se hacen o, tal vez, se pueden hacer. El aumento del número de psicópatas no se corresponde con lo que sería un desarrollo normal según las leyes de Mendel. Debemos, por tanto, mirar a la “educación”, entendiendo por tal a la “socialización”, como una posible causa de este aumento.

El estudio de los psicópatas “ambulatorios” – lo que llamamos “El Psicópata de la Variedad Jardín”-, acaba, sin embargo, apenas de comenzar. Muy poco se sabe sobre psicopatía subcriminal. Sin embargo, algunos investigadores han comenzado a considerar seriamente la idea de que es importante estudiar la psicopatía, no como una categoría clínica artificial sino como un rasgo general de la personalidad en la comunidad entera. Dicho de otro modo, la psicopatía se está reconociendo más o menos como un tipo diferente de ser humano.

Naturalmente, si el número sigue aumentando, cuando se acerque a valores de moda estadística estaremos ante la debacle emocional.

Ya dije que si las gacelas Thomson, para que no se las coman, se hacen guepardos, cuando no haya gacelas Thomson porque todas son guepardos, veremos qué comen los guepardos.

Será interesante ver psicópatas en relación con otros psicópatas. Robert Hare plantea este supuesto y lo compara con “dos estrellas en el mismo firmamento”…..dos narcisistas que no se soportan.

El psicópata se suele rodear de “tontitos”, gente muy poco evolucionada, que es donde se encuentra como pez en el agua, cuando aparece otro elemento que pueda hacerle competencia, lo elimina (aísla) inmediatamente.

La diferencia fundamental entre los terapeutas que cuidan a personas diminuidas y los psicópatas es la intención altruista de unos, en contraste con la intención vampirizadora de otros. Los psicópatas van a tratar de “mantenerte enganchado” todo el tiempo que puedan.

Un aspecto muy interesante del psicópata es su “vida oculta” que a veces no está tan bien oculta. Pareciera que el psicópata tiene una necesidad regular de tomarse “unas vacaciones dentro de la inmundicia y la degradación” de la misma manera que la gente normal puede necesitar unas vacaciones en un complejo turístico en donde pueda disfrutar de alrededores y una cultura magníficos. Para lograr hacerse una mejor idea de esta “necesidad extraña” del psicópata – una necesidad que parece ser una prueba de que el “actuar humanamente” es muy estresante para el psicópata – lea más de La Máscara de la Cordura, capítulos 25 y 26.

Algunas veces, esta característica se puede confundir con “fugas disociativas”, pero en los psicópatas no existe la “amnesia disociativa”, cuando manifiestan que no se acuerdan de nada, es un plan. A poco que se les estudie te das cuenta que se acuerda de lo que quiere, eligen sus recuerdos. Saben perfectamente lo que han hecho y por qué. Saben que está mal y por eso mienten, manipulan y se protegen.

En el caso de mi psicópata, lo llamaba “ciclos e inter-ciclos”, en perfecta utilización de su afasia semántica.

También lea las especulaciones de Cleckley sobre lo que de verdad “era realmente anormal” en esta gente. Llega a estar muy cerca de sugerir que son humanos en todos sus aspectos – salvo en el hecho de que carecen de alma-. Esta carencia de “calidad de alma” hace que sean “máquinas” eficientes. Pueden ser brillantes, escribir obras eruditas, imitar las palabras de la emoción, pero con el tiempo llega a estar claro que sus palabras no corresponden a sus acciones. Son el tipo de persona que pueden quejarse de estar siendo devastadas por la pena y que después van a una fiesta “para olvidar.” El problema es que realmente SE OLVIDAN.

La mía se evadía, con los gin-tónics y abrazando pechos fraternos, porque lo necesitaba, dado lo apenada que estaba.

Salía todos los días de caza porque sentía la necesidad de “seguir intentándolo”, cuando un mes antes me había dicho que “no quiero volver a enamorarme, creo que no podré”, y ya tenía al siguiente en el punto de mira, después de haber fallado un par de veces, anteriormente.

Siendo máquinas muy eficientes, como una computadora, son capaces de ejecutar rutinas muy complejas diseñadas para obtener de otras personas apoyo para lo que desean. De esta manera, muchos psicópatas son capaces de alcanzar posiciones muy altas en la vida. Es solamente al cabo de un cierto plazo que sus socios se dan cuenta del hecho de que su subida en la escalera del éxito está basada en la violación de los derechos ajenos.“Hasta cuando son diferentes de los derechos de sus socios, son capaces a menudo de inspirar esperanza y confianza”.

El psicópata no reconoce ningún defecto en su psique,  ninguna necesidad de cambiar.

Para qué cambiar si así le va bien?.

Psicópatas en la Nueva Era

Actualmente hay una verdadera explosión de informes de nuestros lectores sobre sus experiencias con individuos con quienes se han encontrado en los campos de “investigación alternativa”, así como en interacciones generales de sus vidas. Lo que es muy chocante es la cantidad de tales individuos que debe existir, basándonos en esos informes. ¡Esto no es sólo un acontecimiento ocasional, pareciera ser casi pandémico!

Nuestro equipo y nuestro e-grupo de investigación se han estado encargando por un tiempo de investigar y analizar estas interacciones y las características y la dinámica y las personalidades. Nuestra investigación nos ha llevado a identificarlos con lo que comúnmente se conoce como “Psicópatas.”

Pueden también ser Narcisistas dado que el Narcisismo parece ser simplemente una “faceta” del psicópata o una manifestación “más ligera” del mismo. Se podría decir que el Narcisista es un “psicópata de la variedad jardín” quien, debido a su “programación social”, tiene menos probabilidades de meterse en problemas con la ley. De esta manera, son “máquinas de supervivencia” muy eficientes que se pasan la vida causando un daño inmenso a sus familias, amigos y socios en los negocios.

Egocéntricos, Narcisistas, trepas, acechadores, maledicentes, embaucadores y otros muchos tipos, son manifestaciones de una personalidad psicopática caracterizada por la falta de conciencia, por la ausencia del mecanismo regulador que nos niega, interiormente, el mal.

Pero es que es tan sencillo como que no lo entienden como mal, porque no tienen conciencia, no tienen alma. Son maquinas.

Es solamente cuando una persona observa detenidamente y durante un tiempo largo al psicópata desarrollado – una suerte de Narcisista exagerado – que es capaz de ver la caricatura de los rasgos, lo que le hace entonces más fácil de identificar  “al psicópata de la variedad jardín” – y/o al Narcisista.

Nuestro mundo parece haber sido invadido por individuos para quienes la visión de la vida y del amor es tan drásticamente diferente de lo establecido por la norma, hace mucho tiempo, que estamos mal preparados para tratar con sus tácticas de lo que Roberto Canup llama la “mentira verosímil.” Como él lo demuestra, esta filosofía de la “mentira verosímil” ha alcanzado los sectores legal y administrativo de nuestro mundo, convirtiéndolos en máquinas dentro de las cuales los seres humanos con emociones verdaderas son destruidos.

La película reciente, “Matrix” (“La Matriz”) tocó una cuerda profunda en la sociedad porque ejemplificaba esta trampa mecánica en la cual tanta gente encuentra sus vidas enredadas, y de la cuál son incapaces de salirse porque creen que todos los que los rodean y que “parecen humanos” son, de hecho, igual a ellos – emocionalmente, espiritualmente u otros. 

Tome, por ejemplo, el “argumento legal” como es explicado por Roberto Canup en su investigación sobre “el Psicópata, perito en Sociedad”. El argumento legal parece estar en los cimientos de nuestra sociedad. Esto equivale a nada más y menos que a al arte de la estafa: quien sea más hábil en el uso de la estructura para convencer de algo a un grupo de personas, es a quien se le cree. Puesto que este sistema de “argumento legal” ha sido establecido lentamente como parte de nuestra cultura, cuando invade nuestras vidas personales, por lo general no lo reconocemos inmediatamente.

Los seres humanos han sido acostumbrados a asumir que otros seres humanos – por lo menos – están intentando “hacer el bien” y “ser buenos” y justos y honestos. Y por eso, muy a menudo no nos tomamos el tiempo necesario de hacer una investigación profunda para determinar si una persona que ha entrado en nuestras vidas es, de verdad, una “buena persona.” Y cuando luego nace un conflicto, caemos automáticamente en la suposición cultural de que en cualquier conflicto, una de las partes tiene parcialmente razón de algún modo, y la otra de algún otro, y que podemos formarnos una opinión sobre qué parte está más o menos en lo correcto. A causa de nuestra exposición a las normas del “argumento legal”, cuando se presenta cualquier conflicto, pensamos automáticamente que la verdad se encontrará en alguna parte entre los dos extremos. En este caso, quizás sea útil aplicar una pequeña lógica matemática al problema del argumento legal:

Imaginemos que en una pelea, un lado es inocente, honesto, y dice la verdad.  Es obvio que mentir no le aporta ningún beneficio a una persona inocente; ¿qué mentira puede decir? Si es inocente, la única mentira que puede decir es confesar falsamente “Fui yo quien lo hizo.” En cambio, la mentira no es más que buena para el mentiroso. Él puede declarar ese “Yo no lo hice,” y acusar a otro de haberlo hecho, al mismo instante que la persona inocente a quien ha acusado está diciendo “Yo no lo hice,” y está realmente diciendo la verdad.

La verdad, cuando está bien distorsionada por buenos mentirosos, siempre puede hacer que una persona inocente parezca mala, especialmente si el inocente es honesto y admite sus errores.

Mi psicópata hizo no menos de media docena de teorías para explicar a la sociedad (su entorno y el mío) el por qué hizo lo que hizo, al empezar, en el desarrollo y en la ruptura de la relación.

Según me llegaba la onda y desmontaba el argumento, inventaba otro. Hasta que aprendí lo de la firmeza, distancia y disciplina, mientras tanto me tenía enganchado.

La suposición básica de que la verdad se encuentra entre el testimonio de las dos partes siempre se torna en ventaja hacia el que miente y en contra del que dice la verdad. Bajo la mayoría de las circunstancias, esta desviación sumada al hecho de que la verdad también va a ser deformada de tal manera a perjudicar a la persona inocente, resulta en que la ventaja siempre queda en manos de mentirosos – psicópatas. Hasta el simple acto de hacer una declaración bajo juramento es inútil. Si alguien es mentiroso, hacer un juramento no significa nada para esa persona. Sin embargo, hacer un juramento actúa fuertemente en un testigo serio, veraz. Una vez más la ventaja va para el lado del mentiroso. [Robert Canup ]

Esto subraya una de las únicas cosas sobre un psicópata: su aparente incapacidad de concebir la idea abstracta  “del futuro”.

Se ha observado a menudo que los psicópatas corren con una clara ventaja sobre los seres humanos con conciencia y sentimientos, porque el psicópata no tiene conciencia ni sentimientos. Lo que parece ser es que la conciencia y los sentimientos están relacionados con el concepto abstracto de “futuro” y de “otros”. Es “espacio-temporal”.

Podemos sentir miedo, condolencia, empatía, tristeza, y demás porque podemos IMAGINAR el futuro de una manera abstracta, basándonos en nuestras propias experiencias pasadas, o aunque no sea más en “conceptos de experiencias” en innumerables variaciones. Podemos “predecir cómo van a reaccionar los otros, porque podemos “vernos a nosotros mismos” en ellos, aunque estén “ahí afuera” y que la situación sea de algún modo diferente vista desde el exterior, aunque similar en su dinámica. Es decir, no sólo podemos identificarnos con otros espacialmente – por decirlo de algún modo – sino también temporalmente –  en el tiempo.

El psicópata no parece tener esta capacidad.

Una vez entendidos los códigos de conducta de un psicópata es muy sencillo predecir sus actos. Siempre actuará con la lógica perversa de alguien que mide y pesa en función de sus intereses, sin importarle nada el daño que va a hacer.

Hay que tener consciencia de que sus intereses no siempre van a parecer materiales y, otra vez, tan sencillo como que son sus planes de futuro. El futuro le está ofreciendo algo que entiende por mejor y quiere soltar lastre. Otra vez sus intereses y otra vez sin importarle el daño que haga.

Mi psicópata quiere deshacerse de un inmueble que tiene conmigo. Para eso no le importa perder dinero y tampoco le importa que lo pierda yo.

Un inmueble que ella quiso comprar, yo no, y que compré por que yo era el hombre de su vida…un amor inmortal.

Ahora tiene otro amor inmortal, otra alma de la que comer, y esto del inmueble le molesta mucho. No quiere cumplir el compromiso que ella aceptó.

Es imposible hacerle entender que si ella quiere peder dinero es muy lícito, lo que no es lícito es que me lo haga perder a mí.

Son incapaces de “imaginar” en el sentido de poder realmente conectarse con imágenes en algo así como una manera directa de “un ser conectándose con otro ser”.

Toca directamente al concepto de Empatía como la capacidad emocional que tenemos las personas de implicarnos en la vida de los demás, poder ponernos en su lugar desde nuestra experiencia.

Ah, de hecho, pueden imitar sentimientos, pero los únicos verdaderos sentimientos que parecen tener – eso que los conduce y los hace fingir diversos dramas para causar efecto – son una especie de “hambre predatoria”, de lo que desean. Es decir, “sienten” la necesidad/el deseo como amor, y el no ser satisfechos en sus necesidades/deseos es descrito por ellos como el “no ser amados”. Además, esta perspectiva de “necesidad/deseo” determina que solamente el “hambre” del psicópata es válida, y cualquier cosa que esté “allí afuera,” todo lo que está fuera del psicópata, no es verdadero, excepto en tanto tenga la capacidad de ser asimilado por el psicópata como una clase de “alimento”. “¿Puede ser utilizado o proporcionar algo?” es la única preocupación que el psicópata parece tener. Todo el resto – toda actividad – está subsumido en esta tendencia.

Hablé anteriormente de este concepto como “moverse en el campo de los retornos”. Si no me dan lo que quiero es que no me quieren.

“Lo que quiero”, normalmente es material, pero también puede ser emocional.

Mi psicópata esto lo expresó como “te quiero pero no te amo”. Las personas normales no entendemos estas cosas.

En pocas palabras, el psicópata – y el narcisista en un menor grado – es un depredador. Si pensamos en la interacción entre los depredadores y sus presas en el reino animal, podemos llegar a tener una cierta idea de lo que se esconde detrás de la “máscara de la cordura” del psicópata. Del mismo modo que un animal depredador adoptará toda clase de funciones furtivas posibles para acechar a su presa, sacarla fuera de la manada, acercársele y disminuir su resistencia, el psicópata construye todo tipo de camuflaje elaborado compuesto de palabras y apariencias  – mentiras y manipulación – para “asimilar” a su presa.

Es especialmente terrorífica, cuando te das cuenta después, la mirada del psicópata. Como invade tu espacio visual!!!, como adopta todo un lenguaje corporal, como te atrae hacia sus redes.

Mi psicópata, al principio de conocerla, no había vez que yo la mirara que no la sorprendiera mirándome intensamente. Es un tipo de mirada que luego noté en muchas ocasiones y que yo traducía por “como te quiero!!!” y tuve que aprender a identificar como “te tengo en el talego, eres mío, te poseo”.

Esto nos conduce a una pregunta importante: ¿qué es lo que el psicópata REALMENTE obtiene de sus víctimas? Es fácil ver lo que buscan cuando mienten y manipulan por dinero, bienes materiales o poder. Pero en muchos casos, tales como en las relaciones amorosas o en las falsas amistades, no es tan fácil ver lo que el psicópata está buscando.

Sin desviarnos demasiado en especulaciones espirituales – un problema que Cleckley también confrontó – podemos decir solamente que pareciera ser que el psicópata GOZA de hacer sufrir a otros. Del mismo modo que los seres humanos normales disfrutan de ver a otra gente feliz, o de hacer cosas que hagan reír a otros, el psicópata disfruta de todo lo contrario.

Cualquiera que haya observado alguna vez a un gato jugando con un ratón antes de matarlo y de comerlo, se explicó probablemente a sí mismo que el gato “se entretiene” simplemente con las travesuras del ratón y que es incapaz de concebir el terror y el dolor sentidos por el ratón. Y el gato, por lo tanto, es inocente de cualquier intento malvado. El ratón muere, el gato se alimenta, y eso es la naturaleza. Los psicópatas por lo general no comen a sus víctimas.

Sí, en casos extremos la dinámica del gato y el ratón son llevados a cabo y el canibalismo posee una larga historia, en la que se asumía que ciertos poderes de la víctima podían ser asimilados comiendo alguna parte de ella en especial. Pero en la vida cotidiana los psicópatas y los narcisistas no llegan a tanto, por así decirlo. Eso hace que observemos con otros ojos la situación del gato y del ratón.

Ahora preguntamos: ¿Es demasiado simplista pensar que el gato, inocente, se divierte simplemente con el ratón que corre por todo lados y que intenta frenéticamente escaparse? ¿Hay algo más en esta dinámica que salte a la vista? ¿Hay algo más que el hecho de estar “entretenido” con las travesuras del ratón que intenta huir? ¿Después de todo, en términos de evolución, por qué tal comportamiento sería atribuido al gato? ¿Es el ratón más sabroso debido a las substancias químicas del miedo que corren por su cuerpecito? ¿Es un ratón paralizado de terror una mejor comida de “gourmet”?

Esto sugiere que debamos rever nuestras ideas sobre los psicópatas con una perspectiva levemente diferente. Algo que sí sabemos es: mucha gente que experimenta interacciones con psicópatas y narcisistas dice sentirse “agotada” y confundida, y a menudo notan posteriormente un deterioro en su salud.

¿Quiere esto decir que parte de la dinámica, parte de la explicación del porqué los psicópatas perseguirán “relaciones amorosas” y “amistades” que ostensiblemente no pueden dar lugar a ningún beneficio material observable, es que hay un consumo real de energía?

No conocemos la respuesta a esta pregunta. Observamos, teorizamos, especulamos y formulamos hipótesis. Pero al fin y al cabo, solamente la víctima como individuo puede determinar lo que ha perdido en la dinámica – y es a menudo mucho más que bienes materiales-. En cierto modo, parece que los psicópatas son comilones de almas o “Psicófagos.”

 

“Psicófago” es un término que, me parece, describe perfectamente a los psicópatas.

Cuando la victima que se ha quedado sin alma, devorada por un psicópata, realiza algún acto desesperado, entra en acción el procedimiento ordinario de la mentira y la manipulación. Te van a llevar a los campos de la paranoia y hasta la esquizofrenia. Van a tratar, por todos los medios, que cometas algún error: ellos mantienen la frialdad mientras tu vives en la zozobra.

Van a tratar de llevarte a la disociación de modo que seas dos personas. Una, que es la que está absorbida por el psicópata, domina todo y otra, sin alma, se arrastra por el resto de tu vida arruinada, mientras tu psicópata se pone las botas, por las barras de los bares, buscando la siguiente presa, mientras a ti te vende lo desolada que está por el daño que le has hecho: “salgo y me voy de copas para evadirme, lo necesito. Tengo una sensación de fracaso horrorosa; no creo que vuelva a enamorarme, no quiero hacerlo”. Esta frase me la dijo por escrito…ya estaba con otro.

Mi experiencia?: Distancia, firmeza y disciplina. Somos nosotros los que tenemos razón. Es nuestra alma, no debemos permitir que se la lleven.

Las gacelas no comen carne, así que si ven una gacela con restos de sangre en sus fauces….desconfien: es un guepardo disfrazado.

Cuidado con las ayudas. Solo personas de muy contrastada calidad humana pueden ayudar.

Categorías:PSICÓPATAS

LA MATILDICIOSA (By Garoz-Esteban)

Señores lectores:

 

Inicio hoy lo que doy en llamar “Colaboraciones” cuando, de hecho, yo no colaboro en nada.

 

En realidad, la idea es hacer proselitismo. Animar a las personas de mi entorno, con las que hablo a diario, a escribir, a sentirse vivos, a volcar en negro sobre blanco los pensamientos y las ideas. Drenar el cerebro es muy buen ejercicio.

 

Si tienen ustedes en cuenta que la mayoría de las personas de mi entorno son individuos muy formados técnicamente y muy deformados  por una profesión que les hace muy retraídos a la hora de comunicar, dado que disponemos de medios establecidos y rígidos para “informar, certificar y ordenar”, comprenderán, como comprendí yo en su momento, que esta terapia escritora es muy buena para cualquier salud mental.

 

El hábito de escribir, además, mejora ostensiblemente el rendimiento horario de cada día, puesto que las musas andan a su libre albedrío de 5 a 7 de la mañana. Son las mejores horas para escucharlas y rendirlas el culto que se merecen.

 

Es, pues, mi intención hacer labor de partera y ayudar a alumbrar. No hay otra intención, no la busquen.

LA MATILDICIOSA.-

Francisco Manuel Garoz-Esteban

Juan de Peñalosa, insigne músico renacentista español de la corte de Carlos V, compuso una cancioncilla para cuatro voces y vihuela de gran belleza y emotividad, esta sencilla pieza musical evocadora de otros tiempos y otras gentes más antiguas y nobles, narra las dichas y desdichas de aquellas garridas serranas que por las sierras de Madrid moraban, y que las homólogas de las sirenas que acaso encontró Ulises en sus viajes por los mares al regreso de la guerra de Troya. Estas serranas embaucaban a aquel que  osaba acercarse a ellas con sus dulces cantos pastoriles y su lozanía infinita,  proporcionándoles un destino fatal.

La sierra de Guadarrama, frontera entre las Castillas, basto bosque de granito en la Pedriza, adustas montañas de redondeados picos, y regia apariencia en Peñalara, recoletos valles en Rascafría, imponentes pinares de Valsain, fuentes de los rios Guadarrama, Manzanares, Lozoya o Eresma, nieves engañosas en las cumbres de la capital de este fragmentado reino de taifas que llamamos España.

Y es que siempre fueron refugio espiritual de reyes, nobles y eremitas. Guarida de bandoleros, refugio y maldición de pastores, tumba de dictadores, suelo ideal para edificar los chaletes de la burguesía más pija de los madriles… y para mí, en los últimos tiempos, refugio y lugar de descanso, anhelado y querido, cumbres afanadas por mi… De Madrid al cielo, sí… pero pasando por la sierra.

(Y por qué no decirlo?… pedazo de región arrancada de cuajo de nuestro territorio patrio, para formar esa cosa horrenda que se llama Comunidades Autónomas… que se hubiesen quedado los murcianos con Albacete… pero por favor, que nos devuelvan nuestro Madrid).

Este lugar capitalino, mágico y especial, esta lleno de leyendas e historias peculiares.

Hace unos meses iba con mi buen amigo Malaspina en dirección a Segovia, y al pasar por la sierra, contemplando la siluetas de las montañas Carpetanas, me acordé de las muchas veces que he tenido el placer de ascender LA MALICIOSA,  cumbre mirador de Madrid, montaña mítica  para el alpinismo domingueril madrileño, con su cara sur escarpada y vertiginosa que se precipita sobre las localidades de Navacerrada, Becerril y Mataelpino.

En ese momento y a tenor de la amena conversación mantenida sobre las psicopatías femeninas, sobre las que tantos conocimientos atesora mi buen amigo, y sobre asuntos varios, todos ellos relacionados con el mal de amores… Empezó mi cabeza a evocar a aquellas serranas a las que antes hice alusión. Todos aquellos asuntos y la evocadora llamada de la montaña me hicieron elaborar en mi mente la siguiente historia que paso a narrar.

“Valentiniano era un pastor que andaba los veranos con su rebaño por los prados que circundan el  Ventisquero de la condesa y las fuentes del río Manzanares. Cada tarde el pastor bajaba por las cañadas hasta los rediles que se encuentran en Canto Cochino, encerraba a su ganado y descansaba hasta que a la mañana siguiente volvía a subir hasta las praderías de  las faldas dela Boladel Mundo y Valdemartín.  Nuestro pastor había así,  prosperado forjándose un humilde pero sólido futuro…

Una tarde de junio, cuando se encontraba por la parte alta de la sierra y se disponía a volver a su redil, una inmensa nube negra salida por detrás de las Cabezas de Hierro cubrió el cielo por completo, sumiéndole en la más absoluta oscuridad. Repentinamente truenos, rayos y centellas empezaron a atronar los cielos de una forma casi sobrehumana… el pastorcillo consiguió llegar con su rebaño a una covacha cercana que  el conocía bien y que ya le había guarecido en otras ocasiones, cuando Júpiter había lanzado su furia y sus rayos sobre la sierra …

Repentinamente,  entre el ruido de la tormenta, empezó a escuchar unos extraños gritos, eran los gritos de una mujer que pedían auxilio ante lo que parecía un destino fatal, el pastor al escuchar estos gritos (en si bemol mayor) sintió una mezcla entre alarma y seducción, era una voz sobrehumana e inmensamente bella, que demanda ayuda ante algo inevitable y terrible.

Salió de la covacha que le protegía, enfrentándose a una manta de agua y a unos rayos que podían terminar con su vida de forma fulminante… pero Valentiniano, no se acobardó, se dirigió sin pensarlo en la dirección de procedencia de aquellos dulces alaridos, como abducido y sin mirar el peligro…

Detrás de una roca se guarecía el cuerpo sugerentemente desnudo de una mujer cuya belleza  blanquecina contrastaba con la oscuridad de la tormenta fatal que estaba apunto de terminar con su vida…. Por alguna razón Júpiter había decidido descargar toda su ira sobre aquella Venus serrana. Aquella criatura angelical, cuya virginal belleza e inocencia  no podía dar motivo más que a pasional adoración.

Nuestro audaz pastor tomo su manta y cubrió el nacarado cuerpo de la joven serrana, que le miró con ojos de cordera… ojos entre  tímidos y turbadores…  después tomo en brazos su lozano cuerpo y la llevo hacia su refugio, con la intención de guarecerla… cuando llegaron a la covacha, el pastor le preguntó… “¿puedo saber cual es el nombre de este ángel venido del Olimpo?”, ella dijo “soy Mati, la serrana”… “¿y dime, Mati… cual es la razón por la que eres perseguida por Júpiter … que has hecho para que descargue su ira sobre una de las ninfas del Olimpo”…. Mati evadió la respuesta y se desmayó.

Los cuidados del pastor se prolongaron durante días, cuidando de más la serrana que de su propia vida…. Le dio refugio, protección y amor…  la serrana pudo  ver que su aguerrido salvador era un pastor de vida acomodada, con muchos bienes y con un gran patrimonio, formado por la dehesas de Villalba y gran cantidad de reses y cabezas de ganado… fue entonces cuando decidió ceder a las pasiones mas intensas que despertaba en Valentiniano, el cual lo  había abandonado todo seducido por la serranilla… Fué entonces cuandola Mati, le dijo al pastor… ¡Oh… eres el hombre de mi vida…!!!

A partir de aquel día Mati fue la dueña y señora de los designios del pastor (y también de su patrimonio, ¿por qué no decirlo?), ella empezó a mostrar su verdadera naturaleza,  y comenzó a dar signos de dominio y altanería… dejo de satisfacer los deseos carnales del pobre Valentiniano, para yacer en  compañía de otros pastorcillos durante sus ausencias pastoriles.

Poco a poco la fama de Mati empezó a extenderse por la sierra, sus favores eran célebres y hasta desde la capital se desplazaban grandes de España para disfrutar de esa fruta  prohibida y peligrosa…

Mientras el pobre Valentinano, que ignoraba los movimientos de su amada, era vampirizado por esta, y cada vez se encontraba más débil y enfermizo.

Un día, un hombre encapuchado de larga barba, (casualmente muy parecido a Gandalf) llamo a la puerta del pastor,  el cual se encontraba ausente… fue recibido efusivamente por Mati, la cual muy ligerita de ropa, invitó a pasar al desconocido, pero cuando lo observo bien se dio cuenta que era un mendigo que únicamente requería la caridad de aquel hogar. En ese momento ella cogió una vara de avellano y empezó a golpear al anciano hasta que lo mató.

Llena de ira, subió al monte a buscar a su marido, para comunicarle que un viejo verde había intentado deshonrarla, y que ella heroicamente se había defendido causando la muerte del intruso… con semejante engaño pretendía buscar una coartada para defender su inocencia ante tan terrible asesinato…

Cuando encontró a Valentiano, este se encontraba desolado, llorando, en un estado deplorable… ¿puede que fuese porque no tenia plan B..?…. No… Nuestro héroe había descubierto la verdad sobre su amada…

Bajo un árbol próximo, Mati observó horrorizada la silueta del hombre encapuchado con una larga barba que se acercaba hacia ella mirándole fijamente a los ojos…. ¿Acaso no era el hombre al que acababa de asesinar impunemente?…

De pronto, el hombre encapuchado extendió su capa gris a los vientos, tornándose  en un inmenso nubarrón que en pocos segundos tiñó el cielo de la sierra de negro, convirtiéndose este en una violenta tormenta…

De entre las nubes surgió un terrible bramido de Zeus que decía:

“Maliciosa ninfa del olimpo, por segunda vez has demostrado al mundo tu maldad, tras tu primera fechoría fuiste salvada por este pobre pastor cuando ibas a ser castigada… pero ahora el pago por tus culpas será inexorable… “

Un extraño grito salio de la garganta de Mati, era la segunda vez que Valentiniano lo escuchaba… pero esta vez no pudo hacer nada…

Cuando abducido por el grito de la serrana, Valentiniano iba a actuar, desapareció súbitamente la tormenta apareciendo ante sus ojos una hermosa montaña, tan bella, enigmática  y peligrosa como había sido su amada…

La montaña fue bautizada como la Matildiciosa… aunque con el pasar del tiempo, y después de conocida esta fabulosa historia, las gentes espontáneamente la llamaron “LA MALICIOSA”.

Hoy muchos montañeros a los que sorprenden las tormentas en la zona de esta montaña, siguen escuchando los gritos y llantos de una mujer, muchos de los más valientes, en un intento de socorrer al sujeto de tales gritos, han asegurado ver a una mujer entre las peñas, que les ha conducido hasta algún abismo…. o a la locura…

Fin de la historia

Categorías:COLABORACIONES