Archivo

Archive for 24 junio 2013

HONRARÁS A TU PADRE Y A TU MADRE

HONRARÁS A TU PADRE Y A TU MADRE.-

 Mis recuerdos, afortunadamente y de momento, llegan muy atrás en el tiempo.

 Me enseñaron, a los 6 años, los Mandamientos de la Ley de Dios; recuerdo el esfuerzo y trabajo de repetirlos hasta aprendérmelos de memoria. Los aprendí de tal manera y tal edad que quedaron cosidos a mi alma aunque, después de la Constitución del ’78 derogué tres, por lo menos.

 Recuerdo que al día siguiente, cuando preguntaban en clase, algunos compañeros solo se sabían siete u ocho, lo cual producía hilaridad en los que nos los sabíamos todos….seguidos o salteados.

 Nunca antes me dio por reflexionar sobre el contenido de estos mandatos, si bien, alguna vez he hecho bromas en relación al noveno.

 LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS.-

 El primero, amarás a Dios sobre todas las cosas.
El segundo, no tomarás el nombre de Dios en vano.
El tercero, santificarás las fiestas.
El cuarto, honrarás a tu padre y a tu madre.
El quinto, no matarás.
El sexto, no cometerás actos impuros.
El séptimo, no hurtarás.
El octavo, no dirás falso testimonio ni mentirás.
El noveno, no consentirás pensamientos ni deseos impuros.
El décimo, no codiciarás los bienes ajenos.

 No sé quien puso lo de “estos diez mandamientos se resumen en dos: amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo”.

 Menos mal que no hay que amar a Dios por encima de las personas….solo sobre cosas, de lo contrario hubiera habido muchas muertes a causa de este mandato. Afortunadamente las muertes han sido por otra causa que ahora no viene a cuento.

 Parece ser que estos mandatos se los encontró Moisés, un día que estaba paseando y le llamó la atención una zarza que ardía y no se consumía. Estaban esculpidos, bajo relieve, en piedra.

 A Moisés siempre le pasaron cosas muy raras ya desde su nacimiento. Si en vez de Moisés, voy yo…enseguidita me voy a fijar en unas piedras  con tontunas escritas, teniendo una zarza que arde y no se consume; tardo nada y menos en pillar la zarza y meterla en la caldera. Mucho me temo que Moisés (Dios se manifiesta) era abogado o, tal vez, antropólogo, estos saben mucho de letras pero poco de calderas.

 Siempre he tenido y tengo ciertas dudas acerca de estos mandamientos y ahora, que los leo de nuevo, reflexiono:

 1º.- Hay un primer grupo de tres que si que tienen que ver con Dios (los derogados), pero luego hay siete que tienen que ver con los “prójimos” y, claro, el término “prójimo” se ha universalizado. De su original significado como “vecino, cercano, familiar, semejante”, se usa el significado más extenso que es “semejante”, y semejante es “todo ser humano”. Este significado está mucho más acentuado desde que Juan Pablo II pidió perdón por lo que hizo Pío XII, naturalmente no se le ocurrió pedir perdón por lo que hizo Urbano II.

 Esta técnica de generalizar y contar cuentos chinos se lleva utilizando milenios…no la han inventado los Técnicos de  Información y Comunicación actuales…. estos chicos que trabajan para dar cobertura y vender las mentiras de sus jefes, la inventó Aarón, el hermano de Moisés que le preparaba los discursos.

 2º.- Del cuarto al octavo son “actos” y el noveno y décimo son “de conciencia”.

 3º.- El séptimo y el décimo se refieren a los bienes ajenos; ni hurtarlos, ni codiciarlos.

 4º.- Al sexto y al noveno les pasa lo mismo; ni hacerlo, ni consentirlo dentro de ti…. estos dos se refieren a “actos y pensamientos impuros”. No sé muy bien qué quieren decir. Preguntado mi asesor espiritual, me dice que se refieren al sexo. No veo qué tiene de “impuro” el sexo…lo tendrá el adulterio, la concupiscencia suicida o el sexo egoísta, pero no por sexo sino por desleal, suicida y egoísta. Además no sé cómo se puede faltar al sexto sin hacerlo al noveno; volveré a consultar.

 Mucho más tarde hubo unos tíos que se dedicaban a dictar la “ortodoxia” (los famosos ortodoxos, que son unos tipos con barbas y un birrete de catedrático) que decidieron, a puerta cerrada, que había que hacer otros mandamientos que no fueran de la Ley de Dios sino de “la Santa Madre Iglesia”, que ni es santa, ni madre, ni iglesia porque ni son “asamblea”, ni tienen matriz, ni practican la santidad.

 Con la Santa Madre iglesia me pasa como con otras frases célebres.

 (Una vez alguien, que vivía en un piso alquilado, se refería a “su casa”, cuando no era ni suya, ni casa… pero como diría el padre Astete…”Doctores tiene la Iglesia”.)

 LOS MANDAMIENTOS DE LA SANTA MADRE IGLESIA

 El primero, oír Misa entera todos los domingos y fiestas de precepto.
El segundo, confesar los pecados mortales al menos una vez al año, en peligro de muerte y si se ha de comulgar.
El tercero, comulgar al menos por Pascua de Resurrección.
El cuarto, ayunar y no comer carne cuando lo mande la Santa Madre Iglesia.
El quinto, ayudar a la Iglesia en sus necesidades.

 Estos sí que son curiosísimos….”ayunar cuando lo mande….y ayudar en sus necesidades”….ufff!!!… vamos a pasar más hambre que un caracol en un espejo.

 Cosas como las que os comento discutíamos en el recreo…hasta que un día me pilló el director y decidió que yo era un anatema y manzana podrida y “aconsejó” a mi padre que me buscara otro colegio. Cuando mi progenitor me lo comunicó yo decidí “honrarle y obedecerle”.

 Entrecomillo aconsejó porque era junio y le entregó el libro de calificaciones con todas las asignaturas aprobadas y, por tanto, la expulsión no fue por motivos académicos, ni fue, técnicamente, expulsión.

 a los 15 años, yo no era una manzana, ni estaba podrido… era un adolescente que gozaba de una exultante lozanía.

 Hace ya treinta años que, en un estado “aconfesional”, no atendemos a estos preceptos y, por tanto, nuestros hijos no se han educado con la Ley de Dios. Pero es que hay siete de estos conceptos que son Ley del Hombre y, además, han formado parte troncal en la educación de muchas generaciones de hombres españoles. Yo soy hombre y español.

 A mí no me gustan los Mandamientos de la Ley de Dios, pero sí los de la Ley de los hombres y las mujeres. Siempre he procurado educar en estos conceptos que por habérselos apropiado la Iglesia pareciera que no se deben practicar.

 Bueno, pues el primero de ellos, que yo aprendí, es el de HONRARÁS A TU PADRE Y A TU MADRE. Este debería figurar en algún artículo del Código Civil.

 Honrar significa “hacer el honor” y honor, originalmente, es venerar, respetar, apreciar y obedecer, por tanto, los hijos de todas las edades deben honrar a sus padres no solo por méritos sino por rango, es decir, venerar, apreciar, respetar y obedecer, sin importar si se lo merecen.

 Decidme, amigos, a qué edad deben aprender esto los hijos?.  Hasta cuando se puede disculpar la irresponsabilidad, la molicie y la estulticia?.

 Cuando un hijo no “honra” a su padre o a su madre, es pecado mortal?.

 Yo, en este caso, estoy dispuesto a aplicar los Mandamientos de la Santa Madre Iglesia y, en atención al segundo y tercero, dar plazo hasta la Pascua de Resurrección para recapacitar, pedir perdón y confesar; bien entendido que se deben cumplir los elementos de la confesión, que como todo el mundo sabe son: dolor de los pecados, propósito de la enmienda, decir los pecados al confesor y cumplir la penitencia. Mientras no se den, sinceramente, estos elementos no puede haber perdón.

 Nunca jamás, en toda mi vida, se me ocurrió levantar la voz a mi madre ni a mi padre…no puedo, me pongo enfermo; hasta ese punto se impregnó el cuarto mandamiento en mi cerebro.

 Con objetivos ejemplarizantes he contado, muchas veces, diversas lecciones que recibí, cuando niño y no tan niño, de mi padre, de mi madre o de los dos que se coordinaban.

 En muchas ocasiones, recuerdo, mi madre me sacudía un coscorrón; esto lo estuvo haciendo hasta muy mayor (ya en filas), porque hacía o decía algo que no le gustaba.

 Recuerdo, con cariño, algún episodio que por aludir, de forma irrespetuosa, a los volúmenes de cierta señorita mi madre me sacudió una buena azotaina, con la zapatilla, en mi orondo culo infantil. Yo lloraba desconsoladamente y lo que recuerdo ahora es la vergüenza que pasaba.

 No acababa ahí la cosa pues, al oír la zaragata, mi tía-abuela Leona se personaba en el lugar de autos:

–          Qué pasa, hija?

–          Este asqueroso. Mira lo que ha hecho, tía.

–          Será guarro!!!. Este lo que necesita es jarabe de palo.

 Y se ponían de acuerdo, rápidamente, tía y sobrina para sacudir una segunda golpiza en mi culo que, esta vez, era acompañada por los coscorrones de mi tía Leona.

 En esta segunda acción punitiva lo que más me dolía era que mi madre me denominaba “asqueroso”; yo era un asqueroso guarro por tener un tan temprano despertar sexual.

 Por mis aficiones lácteas nadie me dijo nada, en aquellos años nos daban leche Clesa, en el cole y la hermana de mi amigo se me apareció con una capacidad de producción importante, aún sin tener a mano el colacao.

 INCISO:

 Bill Gates no sabe lo qué es el Colacao (lo subraya). Se lo voy a cantar…no me puedo aguantar:

 “yo soy aquel negrito del África tropical que cultivando cantaba la canción del colacao; como verán ustedes y les voy a relatar las múltiples cualidades de este producto sin par. Es el colacao, desayunos y meriendas, es el colacao desayuno y merienda ideal…. colacao… colacao” (tenteras, Bill?)

 

SIGAMOS:

 Aquella vez inflingí, cuanto menos, tres mandamientos de la Ley de Dios y alguno más de la Santa Madre Iglesia…pero no se me ocurrió infligir el cuarto. Nunca he inflingido el cuarto.

 En realidad he inflingido los cinco de la Santa Madre Iglesia, los tres primeros, el sexto y noveno de la Ley de Dios. Nunca el cuarto, el quinto, el séptimo, el octavo ni el décimo; no los he inflingido con nadie y mucho menos con mis prójimos. 

 Ahora veo en TV, oigo en la radio y leo en la prensa noticias que me hablan de hijos que no honran a sus padres, naturalmente, porque los padres no se lo merecen; pero es que, precisamente, hay que honrarles aunque no se lo merezcan porque en el mandamiento no se distingue y, donde la Ley no distingue, no caben interpretaciones. UBI LEX NON DISTINGUIT, NEC NOS DISTINGUERE DEBEMUS.

 Oigo justificaciones extrañas de hijos que sacuden a sus padres porque los padres son muy malos….y pienso: “si un hijo pega a un padre es mucho más malo que él, por muy malo que sea el padre”. Mucho más grave, entiendo, es cuando los padres cumplen todos los preceptos impuestos por la Ley y la Conciencia para con los hijos y los hijos no honran a sus padres.

 Hijos que denuncian a sus padres, jueces que admiten esas denuncias, fiscales que piden carcel….

 Si matas a tu padre….toda tu vida te perseguirá; cuando menos lo esperes, aparecerá para atormentarte…. Pues menudos somos los padres!!!!. Jaques Lacan lo sabía muy bien y lo explicaba en sus seminarios, a mediados del siglo pasado.

 Quien quiere una psicosis para sus hijos?….qué debemos hacer los padres?. Cual es la opción a una reprimenda, con bofetada incluida?…tal vez la forclusión de un significante fundamental?, tal vez lo de “tú no cumples tus obligaciones, yo tampoco cumpliré las mías”?.

 Decidme amigos, ante este escenario, que conviene?.

 Todo esto, me parece, es debido a que se pretenden cambiar los conceptos y la educación. Cada vez que alcanza el Gobierno un partido nuevo cambia las Leyes de Educación. Hay algunas leyes que, incluso, se pretenden para “integrar minorías”, otras, en cambio, se promulgan para cambiar “talantes” y algunas se copian de otros países que no tienen la misma base sociológica, ni la misma memoria colectiva que nosotros.

 Como decía Sabina, “hay más bares en Antón Martín que en toda Noruega”; por favor, no pretendamos ser Finlandia porque no lo somos ni lo seremos. Allí los niños están muy bien educados, para los estandares  que manejan los Organismos Supranacionales, pero salen al recreo con el mono de esquiar y, al final, tienen tasas de delincuencia muy parecidas a nosotros. Allí se vive mal; peor que aquí.

 He querido expresar, con estas consideraciones, que la Conciencia no es un patrimonio de la Religión sino de las personas; que, creo, se pretende cambiar la conciencia imponiendo leyes que se aprueban con mayorías simples y que eso no debe ser así….

 Cuanto daño has hecho María Teresa!!!.

 La Ley, siempre debe ir por detrás de la Conciencia.

Anuncios
Categorías:Uncategorized

LOS ZAPATOS

LOS ZAPATOS.-

(Fotografías por cortesía de Dª Claudia García)

zapatos0

Queridos niños machistas:

A tenor de lo dispuesto en la modificación del Código Civil que establece el  Art.  Primero de la Ley 15/2.005 de 8 de Julio, la cual, en su exposición de motivos, dice que pretende modificar el concepto existente, y consagrado en la Ley 30/1.981 de 7 de julio, de “Divorcio-Sanción”, y por tanto, en virtud de lo expuesto en el Art. 32 de la Constitución de 1.978, que “contiene” un mandato al legislador para que regule los deberes y derechos de los cónyuges con plena igualdad jurídica, así como las causas de separación….se dice, en la antedicha Ley 15/2.005:

Como expresa el Artículo 32 de la Constitución de 1.978:

1. El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica.

2.  La ley regulará las formas de matrimonio, la edad y capacidad para contraerlo, los derechos y deberes de los cónyuges, las causas de separación y disolución y sus efectos.

En cumplimiento del mandato expresado en el punto segundo de este artículo de la Constitución, anulo lo de “separación” y la Ley 15/2.005 modifica la Ley 30/81 (ambas posteriores a la Constitución)…es decir, el Legislador se modifica a si mismo, a la Ley anterior, al Código Civil y a la Constitución mandando en la nueva Ley:

Artículo primero. Modificación del Código Civil en materia de separación y divorcio.

 El Código Civil se modifica en los siguientes términos:

Uno.– El artículo 68 queda redactado de la siguiente forma:

«Artículo 68. Los cónyuges están obligados a vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente. Deberán, además, compartir las responsabilidades domésticas y el cuidado y atención de ascendientes y descendientes y otras personas dependientes a su cargo.»

Y esto, porque yo lo valgo!!!!. Te “coloca”, por Ley, “además” las responsabilidades domésticas…aquí os quiero ver!!!. Ya no puedes negarte cuando te diga: “amore, yo he cortado a mitad de las arizónicas…ahora te toca tu mitad, mientras yo voy a meter la mitad de los platos en el lavabajillas”.

A lo que ella responderá “cariño, corta tú todas la arizónicas que ya he metido tu mitad de platos en el lavabajillas y, por cierto, mira la presión de los neumáticos de mi coche, cuando termines con las arizónicas”

No dice que haya que ser leal, ni que aprendas a tumbarte, con clase, en el sofá, ni consecuente con los compromisos adquiridos proindiviso, ni amante, ni dice cuales descendientes o ascendentes hay que cuidar…. “socorrerse mutuamente”.

Cariñoooooo!!!, dame todos los zapatos que quieras que te limpie….y dile a tu madre que se vaya a su casa, que ella no es ascendiente mía, ah! y que se lleve a tus hijos….por cierto la letra del piso la va a pagar tu tía, la del pueblo.

A los efectos de “socorro” anunciados en el supuesto primero, por el que se modifica el artículo 68, se modifica el 81:

Dos.– El artículo 81 queda redactado de la siguiente forma:

«Artículo 81. Se decretará judicialmente la separación, cualquiera que sea la forma de celebración del matrimonio:

1.º A petición de ambos cónyuges o de uno con el consentimiento del otro, una vez transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio. A la demanda se acompañará una propuesta de convenio regulador redactada conforme al artículo 90 de este Código.

2.º A petición de uno solo de los cónyuges, una vez transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio. No será preciso el transcurso de este plazo para la interposición de la demanda cuando se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio. A la demanda se acompañará propuesta fundada de las medidas que hayan de regular los efectos derivados de la separación.»

Este artículo sí que queda glorioso: Punto 1º…….bueno, mejor dicho, punto 2º (se modifica a si mismo)…está claro que, en esas fechas, el Legislador estaba modificón. Yo creo que era “Legisladora”, no sé por qué me huele.

Cesar, el gran Julio, despidió a su administrador porque ganó un juicio por 5 a 2….”los juicios se deben ganar por 4 a 3, has gastado más de lo necesario”. Si vale con uno, o con uno con el consentimiento del otro…..para qué van a ir los dos?.

Acreditar la libertad e indemnidad sexual!!!!…..”HONESTE VIVERE, ALTERE NON LAEDERE, SUUM CIUQUE TRIBUERE”. Iuris praecepta haec sunt…… quien lo diría!!!!. Estos son los preceptos del Derecho: Vivir honestamente, no molestar a los demás, dar a cada uno lo suyo.

Sin comentarios. Es la Ley y la cumpliré, además esto no es muy grave; mucho peor sería que “el legislador” te recortara el bolsillo….porque es absolutamente necesario para los intereses generales y el beneficio industrial.

Queridos niños: atentos a lo que firmáis y mucho cuidado donde ponéis el ADN, como no andéis con cuidado os va a costar muchos duros.

Hoy vamos a hablar de zapatos, esa prenda de calzado que usamos para protegernos los pies de los agentes exteriores, así es que venga!!!, sentaos y procurad guardar un poco de silencio.

El otro día os puse a Lou Reed y os dije que este gran músico tullido influyó potentemente en la música española de finales de los 70’s. Fueron muchos los que se apuntaron a esa corriente de hombres perdonavidas que hacían ritmos y músicas con una estética de cueros negros, ojos con rimel y pelo largo; querían darle la réplica a los “Rock-Sinfónicos” y a los “Psicodélicos”.

Hoy os pongo a Burning (Pepe Risi), un grupo español que despreciaba a las chicas como tú. No sabíamos muy bien cómo era la chica (solo sabíamos que era fatal y siempre con problemas), pero si sabíamos que no debía estar en un sitio cómo este, seguramente porque en este sitio no queríamos problemas y las chicas siempre dan problemas. Estos Burning empezaron muy “Glam”, en inglés, pero enseguida evolucionaron al “Punk”, en castellano.

“ya sé que alguien pisó tu orgullo en un oscuro portal”.

Decía Verdi (en realidad lo dijo Francesco María Piave):

“é sempre misero qui a lei s’afida, qui le confida malcauto el core”.

Bien niños, a lo largo y ancho de mi vida he podido ver todo tipo de calzados y he probado muchos, os diré que los que más me gustan son los zapatos (o botas) de piel, forrados interiormente con badana, y con suela de cuero curtido.

zapatos1

Me gusta que estén cosidos con doble lazo y que tengan el tacón de madera. Me gustan muy poco los adornos, costuras en la pala, combinaciones de materiales y todas esas monadas que se ven ahora como consecuencia de la confección automática y la mente calenturienta de diseñadores modositos y seguidores del “Glam”; no obstante, cada cual hará de su capa un sayo. A mí siempre me gustaron los Stones.

Sí, sí Salinero, ya sé que eso solo se lo pueden permitir las clases altas, pero te diré que “el dinero del pobre va dos veces al mercado”. Un zapato bueno, bien cuidado, dura tres o cuatro veces lo que uno malo y barato; hay personas que prefieren una buena pareja para toda la vida y otros prefieren parejas baratas para una temporada (tres meses, dice la Ley).

Si está lloviendo, no conviene calzar con suela de cuero y, por tanto, conviene tener calzado con piso de goma para estas ocasiones pero también hay calzado de piel cosido, forrado y con suela de goma que transpira muy bien. Si vas a escalar una montaña, comprenderás, no debes calzar unos mocasines de tafilete…. Para cada rana, su sapo.

zapatos2

Os parecerá nimio pero en Vietnam, uno de los principales problemas de los “marines” era que no llevaban el calzado adecuado, se les empapaban las botas y las pasaban moradas cuando venían los charlis.

Bien, hoy vamos a hacer una faena de limpieza y mantenimiento de los zapatos. Para ello nos pondremos los guantes de latex.

Como resulta que las pieles de los zapatos estarán teñidas de diversos colores, conviene mucho tener cremas de cera y vaselina de diversos colores. Además será necesario un trapo húmedo, cepillo y bayeta de gamuza para cada color.

Bien niños, lo primero es limpiar perfectamente el zapato. Desterrar toda mota de polvo y barro; incluyo en este apartado las suelas que se deben limpiar con un cepillito de las uñas. Una vez bien limpio el zapato se le pasa un trapo húmedo y aquí también incluyo las suelas que deben quedar perfectamente limpias.

zapatos3

Una vez apeado de toda impureza y bien secos (dejar secar unos minutos).

Para optimizar el tiempo, lo mejor es limpiar cuatro o cinco pares a la vez, organizando, de esta forma, los procesos de espera y secado.

Ni se os ocurra decirle a la “señora” que limpiáis cinco pares porque es mejor…no, no…vendedlo como “hay que joderse!!!, estoy hecho un esclavo, siempre trabajando para vosotras”.

Empezaremos por untar de grasa la suela, procurando respetar los bordes que, más tarde, daremos de betún de color. Una vez engrasada la suela procedemos a dar betún a los bordes de la suela y a todo el zapato. Yo lo hago con un cepillo circular que permite penetrar bien las arrugas; cuidado con este cepillo porque salpica y, luego, las motas de betún se notan mucho en la pechera y los azulejos. Se debe embetunar abundantemente para nutrir bien la piel.

Una vez bien embetunado, se deja secar unos minutos, tiempo que se puede aprovechar para limpiar y embetunar otro par.

Seco el betún, se procede a cepillar enérgicamente para lustrar y, después, se pasa la gamuza, frotando con fuerza, para abrillantar.

En el tiempo de espera, si lo hay, conviene mucho pasarse por donde estén tomando el sol y decir “ay, ay…cómo me duelen los dedos, me estoy dejando las uñas”.

zapatos4

En el cuidado del calzado conviene tener en cuenta:

1º.- Cuando te quitas los zapatos y no los va a usar durante una temporada (desde dos días hasta dos años), se les debe ahormar. Las hormas las venden en las tiendas de reparación y las mejores son las de madera. En su defecto, se pueden rellenar con papeles, bien apretados. No permitáis que las arrugas os ganen.

2º.- Si el zapato está húmedo, bien por la lluvia, bien por el sudor, se le pone la horma y se le deja secar a temperatura ambiente. Nunca sequéis los zapatos poniéndolos en un radiador o con el secador, provocareis deformaciones irreversibles y, algunas veces, hasta grietas.

3º.- Es muy conveniente, cuando te los quitas, ahormarlos y luego (cuando están secos), limpiarlos antes de guardarlos en su caja o lugar de descanso. Esta precaución hará que suelas y pieles asimilen bien la cera y anilina palíndromos.

4º.- Mucho cuidadín con esas cremas que abrillantan mucho en poco tiempo, muchas de ellas destrozan el calzado.

zapatos5

Vale, Palomeque, baja la mano.

Una anilina es un compuesto nitrogenado que ayuda a la absorción y un palíndromo es una palabra que se lee igual en los dos sentidos.

Debo advertiros que los zapatos de “piel vuelta” o “ante” se deben limpiar con una mezcla de agua caliente y amoniaco, frotándolos con el cepillo de su color y, una vez secos, se les puede rociar con sprays de anilina y cepillar enérgicamente.

zapatos6

Motivo para la reflexión: si mi mujer me manga las hormas…afectará eso a mi “indemnidad sexual”?. Si no le compro hormas a ella…es “denegación de socorro”?.

Bueno, niños…otro día hablaremos de los cristales….ahora, al recreo….

Paquito, por favor, puedes quedarte un momento?

(Hijo, las liebres son más grandes que los conejos, sí, pero lo de tu novia no es liebre ni conejo).

Categorías:LABORES