Inicio > PSICÓPATAS > PSICÓPATAS GESTORES DE LA DIRECCION

PSICÓPATAS GESTORES DE LA DIRECCION

 PSICÓPATAS GESTORES DE LA DIRECCION

 Mucho se ha escrito sobre la Gestión de la Dirección; Sociólogos, psicólogos, jurídicos, economistas y otros eminentes entes de los que circulan por las grandes empresas y la Administración ocupan su tiempo en definir y determinar las funciones de los “Gestores de la Dirección”.

 Yo siempre me he preguntado qué cosa es un gestor de la dirección. Es, tal vez, alguien que dirige cualquier cosa?. Hay una formación determinada para dirigir cualquier empresa?. Existe Propedéutica determinada que permita a alguien hacerse cargo de cualquier dirección?.

 Es un título que queda fantástico colgado en la pared del despacho, sobre todo si es un título que te ha proporcionado tu propia empresa en un curso de formación al uso, de esos que con el 60% de la asistencia ya vale. No suspenden a nadie.

 Siempre he pensado que si vas a “dirigir” un barco de vela tendrás que saber de náutica, astronomía, meteorología (no sé qué más)  y, además, es muy conveniente ser una persona con capacidades de dirección de equipos y personas. Un Capitán de barco malamente va a dirigir una obra de construcción por mucho que haya hecho cursos de “gestión de la dirección”. Un licenciado en derecho muy malamente va a dirigir un barco por mucho que haya hecho cursos de inteligencia emocional. Si el licenciado en Derecho y , además, ha estudiado náutica, esto es harina de otro costal.

 Un licenciado en Derecho que haya cursado estudios y prácticas de náutica malamente va a dirigir ni gestionar un “Cebada Gago” o un equipo ciclista. En el primer caso va a perder la femoral en el primer pase y en el segundo va a hacer el ridículo en el primer puerto, cuando aconseje a su estrella el piñón que tiene que poner.

 Harina de otro costal es cuando hablamos de “Dirección y Gestión”, porque es esa partícula tonta y copulativa lo que matiza la cuestión. Partícula es un diminutivo de “parte” que, en este caso, es muy importante por muy partícula que sea. Dirección es una cosa y Gestión es otra, pero la gestión debe tener una dirección y esta, a su vez, unos conocimientos.

 Es decir, se puede ser un buen gestor y un mal director pero no se puede ser director si no conoces la gestión, sin no tienes los conocimientos que te hagan director; si no posees el “magíster libri” que te de el dominio de ese área del conocimiento.

 Cual es el problema?.

 En las grandes empresas y en la Administración, que son organizaciones jerarquizadas (también ocurre en el ejercito), los trepas y los psicópatas progresan y van “escalando en su esfera de ocupación sin tener ni idea de cual es su ocupación”, llegan hasta los mal llamados “puestos pre-directivos” sin saber nada de su esfera de conocimiento. Con conocimientos y formación generalista pretenden acceder a los puestos de decisión.

 En la Administración, este fenómeno, es especialmente llamativo porque se crean plazas para que sean ocupadas por personas determinadas cuyos méritos no son, precisamente, los derivados de gestión brillante con resultados medibles.

 Siempre se ha dicho que “a los Servicios se viene aprendido”. Solo se ha dicho, pero casi nunca se ha aplicado. Nombran a personas por su afiliación política o porque le hace la pelota a alguien que, a su vez, se la hace a otro; la pelota o, sencillamente, trepa, hace la cama, habla mal de unos y de otros, discute resultados de otros que él no tiene y, en fin, un sin fin de técnicas que están descritas suficientemente por especialistas.

 Conviene tener mucho cuidado con estas personas porque son embaucadoras, faltas de empatía, egocéntricas y algunas de las características principales de los psicópatas. Yo les llamo “capitán araña”, porque además de incompetentes, cuando la cosa sale mal ellos nunca tienen la culpa, siempre la tiene otro.

 Claro, no es el caso del jefe de coche del incendio de Guadalajara que manda subir a todo el mundo en el coche y se mete por donde no se debía meter, y digo que no es el caso porque él iba en el coche. Por esta razón siempre he dicho que la culpa de los once muertos fue del que hizo la barbacoa, no de los bomberos, de los políticos o de los técnicos. No obstante, doctores tiene la Iglesia.

 De los que yo hablo nunca van a ir en el coche; no, ellos no se la juegan nunca, ellos solo son Gestores de la Dirección, así que si algo sale mal la culpa es del técnico que ha dicho eso. Nunca van a tener resultados medibles porque a ellos no les interesan los resultados medibles, a ellos les interesa “volar”, “planear” sobre todos los asuntos, mangoneando todo lo que pueden y si sale mal la culpa es del chachachá, y si sale bien es porque ellos son muy buenos gestores de la dirección.

 Cuantas veces habré visto yo a este tipo de personas?, que dicen una estupidez, en una reunión, y cuando les opones un criterio, maniobran y dicen: “pues lo que yo te decía”. Piensas, “no, tú no decías eso”, pero te callas por no liarla. Y sobre todo, compruebas que maniobra cuando ve que el jefe se manifiesta de tu parte. Dos meses después le oyes decir “aquel criterio que manifesté y que el jefe apoyó”.

 Una cuestión muy curiosa que he constatado es que este tipo de personas, cada vez que opinan, dicen una cosa y todo lo contrario en el mismo aserto. Rara vez pondrán por escrito su opinión, son ágrafos. Esto tiene una explicación muy sencilla, poner las cosas por escrito, para ellos, es muy peligroso por dos razones fundamentales:

 1º.- No saben escribir.

2º.- Por escrito, luego, no puedes decir: yo no dije eso.

 El caso sumo que yo he visto es una señora que conforma una factura y luego dice que ella no sabía nada de esa factura, que a ella se la coló su jefe se sección. Tres reparos exclusivos, por mi parte:

 1º.- Cuando conformas una factura, das por recibido el trabajo. Qué haces de Jefe de Servicio si no sabes eso?. Recibes sin saber si el trabajo está hecho?.

2º.- Si no sabes de qué va, no debes firmar. Si te afilian al Atlético de Madrid, también firmas?.

3º.- Echas la culpa a un inferior jerárquico?.  Crees que esta persona tenía algún interés en eso?. Le hacías un favor?.

 Naturalmente, firmó la factura porque no quería tener problemas con su superior, al que estaba haciendo la pelota de forma descarada. El favor se lo estaba haciendo a si misma.

 Esta actitud es muy común en “politiquillos” de pacotilla que quieren cobrar su sueldo y no tener responsabilidad. Es casi “ordinario” este tipo de declaración “yo firmé lo que me dijeron”. En el caso de los políticos, les define y queda claro que no tienen ni idea de cual es su responsabilidad, pero ese no es el problema porque la ignorancia no exime de la responsabilidad; los casos que más me admiran son los de gente que “elude” todo tipo de firma, todo tipo de informe por escrito…solo quieren firmar los “adjuntoremito”, pero sí quieren cobrar la responsabilidad….sin asumirla.

 Conozco gente que no tiene ningún título universitario, no han hecho ninguna oposición, no tienen ningún mérito…..y han llegado a Jefe de Servicio. Toda su vida haciendo la pelota al jefe de turno y trepando lo que pueden; gente bien entrenada en la modalidad de “escalada”, hablando mal de todos a todos….pero a cada uno por separado.

 Me pregunto si estos tipos se podrán considerar psicópatas, si estos ignorantes funcionales, a base de técnicas psicópatas y después de toda una vida, se podrán considerar psicópatas por su actitud.

 Reflexiono y recuerdo aquel dicho, atribuido a Mahatma Ghandi (entre otros) “si no vives como piensas, acabarás pensando como vives”.

 Si no vives como piensas, mal vamos; estamos utilizando una máscara, vivimos metidos en una gabardina de detective privado (Costello dixit), pero…por qué no vivimos como pensamos?….seguramente porque sabemos que como pensamos no seremos aceptados; entonces, por qué no cambiamos de forma de pensar?…sencillamente, creemos que los demás son tontos y lo demuestran cuando no nos pillan….si no nos pillan y nosotros trepamos sin dar ni palo al agua, cual es el problema?. Fenomenal, oyes!!!.

 Ya estamos en lo que en otras entradas he tratado de explicar. El problema de los psicópatas no es que tengan dos personalidades: no las tienen. Tienen una sola personalidad que se compone de su máscara y su interior…es decir, son su interior pero se disfrazan para obtener réditos.

 No nos equivoquemos!!!. No es alguien que aparenta ser muy malo y, por dentro, es bueno, no es el caso. Ni es el caso del que aparenta ser malo y es malo, tampoco. El caso es alguien que es malo y aparenta ser bueno. Engatusa, pone trampas.

 Es el caso de alguien que miente, que manipula, que exagera sus méritos, que falsea sus títulos, que se atribuye, como suyo, el trabajo de los demás, que esconde su incompetencia detrás de su “autoridad”.

 Estas personas que, como la Kale borroka, destilan maldad de “baja intensidad”, son terroristas sociales de baja intensidad que provocan malestar en la gente que tienen alrededor, que persiguen objetivos que ellos conocen y no les importa perjudicar a los demás. No solo no les importa, es que, además, trepan pisoteando a los demás; usan a los demás, engatusando, manipulando, mintiendo.

 Tal vez es a esta actitud a lo que se refieren los especialistas cuando nos advierten de la “doctrina psicopática” que se vende hoy día.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: