Archivo

Archive for the ‘PSICÓPATAS’ Category

PSICÓPATAS (Nsima).

septiembre 4, 2014 11 comentarios

PSICÓPATAS (Nsima).
(Para Maik, una víctima)

Escribe amigo, escribe y es muy posible que ayudes a otras personas.

Cuando se han tenido experiencias tan desagradables, hay que contarlo para, de esta forma, expulsar los demonios que tenemos dentro y, de otra parte, advertir a navegantes despistados.
Ah!!!, una cosa te voy a recomendar: cuenta el pecado, no el nombre de la pecadora. Que su nombre no salga de tu boca!!!. (Nessun dorma).

La psicópata te va a llevar a espacios mentales que no son habituales en ti, a situaciones que te sorprenderán y ella tratará, por medio de la seducción y la manipulación, que las entiendas como normales, que son cosas que hacen todas las mujeres. No es cierto.

Claro a ti te va a sorprender que el hecho de que esté jugando contigo y con otro sea normal, por una razón bien sencilla: tu sentimiento no tiene que ver nada con el suyo. Te dice que eres el hombre de su vida porque su vida, en su mente, es ahora mismo. Dentro de 12 horas es otra vida y, por tanto, otro hombre; tú ya eres pasado.

La psicópata no tiene consciencia de futuro, tal y como lo entiendes tú. Ella quiere algo, y lo quiere ya; no va a entender que algunas cosas requieren tiempo, requieren dedicación, algunas incluso requieren mucho trabajo. Como lo tenga más fácil en otro lado….matarile.

Y, además, como los sentimientos se los saben de memoria, como lo que tu expreses no concuerde con su recetilla….matarile. Es decir, dependes de cómo interprete sentimientos una que no los siente.

Una psicópata jamás va a entender que para ser el hombre de una vida es necesaria una vida o, por lo menos, media. Cómo va a entender esto alguien que a los 25 años lleva ya 6 hombres?. Cuantos “hombres de su vida” va a tener?. Claro, como ser el hombre de su vida es un nombramiento a dedo, también es un cese a dedo. Es decir, igual que te pone, te quita, y esto debes comprenderlo a la primera, más que nada por higiene mental. La promiscuidad y el desorden sexual son muy característicos de estas personas.

El problema, para mí, no es que te ponga o te quite, es la ligereza con qué lo hace. Es como si enciende o apaga la luz…muy poco emocional; no se justifican las declaraciones de la semana anterior, antes al contrario, se contradicen. Aquello que decías de “los hilos del destino, la luna en el firmamento….el hombre de su vida!!!”. Qué mierda es esa?, poetisa de pacotilla!!!.

La cosificación de las personas también es característica. No eres nada, no más que su consolador.

Para que te sirva de ejemplo, imagínate: yo tengo un tarro de cristal con berenjenas en vinagre. Está en el frigorífico; cuando quiero, voy y me como una berenjena y dejo el resto en el tarro y en el frigorífico…ahora viene otra berenjena del tarro y se pone a llorar alegando que yo las martirizo. Qué crees que voy a pensar yo?. Una berenjena que me increpa?. Pues tú no eres mucho más que una berenjena, para ella.

Además, no tendrá ningún problema en negar lo que ha dicho, con un subterfugio muy socorrido: “no me acuerdo de nada”. Y eso va a suceder cuando ya no pueda negar la realidad, antes va a intentar manipular, reordenar, justificar y descalificarte, dejándote por tonto o por loco. Cuando exista una resolución judicial…”yo no quería, yo no sabía, los que me quieren me aconsejaron”.

Si hay hechos documentados que responden a intenciones muy claras y que no va a poder negar: “no me acuerdo de nada”.

Cuando te deje por loco, no le faltará razón. Ya te ha llevado a estados paranoicos y de sinrazón, ella vive bien en esos campos. Esta es una característica que recalcan los especialistas: son personas “psicófagas”, te comen el alma; y hay quien dice que, como te descuides, también se van a producir transferencias de energía: yo perdí 30 Kg en diez meses de “Calvario”.

Desde luego, se van a producir transferencias de dinero. Como dice Robert Hare: “dejan un rastro de almas rotas y billeteras vacías”.

Hay gente que me pregunta “por qué te deja una psicópata?”. Siempre contesto que por una razón muy sencilla: ya tiene lo que quiere de ti y ahora le interesa otra cosa, en otro sitio. Ella no va aportar nada, vive de vampirizarte en todos los sentidos, en cuanto note o presienta que ya no le vas a dar más….matarile, sin más. Como el que enciende o apaga la luz. Y como no tiene “memoria sentimental”, no tiene ningún problema en trincar al siguiente, sin dejar al anterior.

En Psicópatas II explicaba que tienen un nivel muy elemental de sentimientos. Robert Hare dice que son “proto-sentimientos”, es como si fueran adolescentes de 12 años…pero juegan y se aprovechan de sentimientos muy profundos, por eso dejan tanta huella, por eso es tan profunda la herida, por eso son tan perniciosas.

Carlos, un psiquiatra amigo mío, me decía que hay gente que tarda años en recuperarse del contacto con una psicópata…algunos no se recuperan en toda su vida.

Una niña de 12 años no le dice a un niño de 15 “eres el hombre de mi vida, que suerte que el destino haya cruzado nuestros caminos”, cuando lo dice una de 32 años, tiene que saber qué está diciendo y el efecto que va a producir…en alguien que está enamorado de ella.

Si a los 32 no sabes eso….tienes un problema muy serio.

El problema de las psicópatas es que saben, conocen a nivel intelectual que esos sentimientos existen y se aprovechan de ellos….de los sentimientos de ellos, y de ellos. En algunos casos, como los conocen, sienten la necesidad de sentirlos….pero no los sienten. En el nivel emocional tienen un problema muy claro de percepción. Dicen los especialistas que son “como daltónicos sentimentales”. Los daltónicos no son capaces de percibir ciertas longitudes de onda porque les faltan ciertos elementos (en los ojos) encargados de percibir los estímulos.

Los psiquiatras y los neurólogos se esfuerzan en encontrar cual será el problema fisiológico, pero es que yo creo que no existe ningún problema fisiológico, es, sencillamente, un problema de educación, socialización, aprendizaje….en definitiva un problema político.

Es por la razón anterior por la que no tienen tratamiento médico (de momento). Cuando enfrentas a una psicópata, se defiende, reordena los razonamientos, miente, manipula y, jamás, va a mostrar arrepentimiento…no tienen conciencia, son estúpidos morales y extremadamente adaptativos.

Los psicópatas, en general, no delinquen. No se les puede arrestar.

Re-educación?. Primero habrá que detectarles y someterles a ese proceso….en un Estado de Derecho, me resulta impensable. El último emperador chino fue sometido a un proceso tal, y acabó siendo comunista, pero en cautividad. A ver cómo le quitas de la cabeza, a una psicópata, toda la mierda que venden en Tele-5.

También, si quieres, hablamos de las feministas, para las cuales la violencia sexista solo puede ir en una dirección…hay una Ley Orgánica(1/2004 de 28 de diciembre) que dice esto!!!. No van admitir, de ningún modo, que existan mujeres psicópatas.

No existe sexismo en la psicópatía; los y las hay en todos sitios y el sexo no es prevalente. Solo conseguirás prevalencia si legislas de forma sesgada.

También, dice Hugo Marietán que hay que diferenciar entre los psicópatas y las personas que se comportan como tal en una situación determinada. Esto, a mí, me parece una sutileza muy arriesgada y es evidente que esto lo manifiesta con alguna intencionalidad….si te comportas es que lo eres, dado que la psicopatía es una alteración de la personalidad.

Una característica muy común, que tú enuncias, es lo que yo llamo “las visitas a la cripta de los cadáveres”. Hay que huir de esa cripta. No estés en esa cripta….sal corriendo.

Sí, amigo, cada cierto tiempo (cada una tiene su ciclo,) y buscando alguna excusa, te va a volver a tocar y a cuenta de los maravillosos recuerdos vuelve y te destroza. Se baja las bragas y te vuelve loco, otra vez.

Mi experiencia me dice que esto lo hacen cuando han acabado con otro (monógamas sucesivas) y repasan el pasado: visitan a los cadáveres. Intentan hacer un repaso del pasado, de anteriores almas que tienen almacenadas en algún sitio de su memoria cortical. Lo llaman “comprobar sentimientos!!!!”

Tienen un problema muy serio porque no tienen memoria sentimental, por la sencilla razón de que no han tenido sentimientos…entonces, cómo los van a recordar?. Han tenido “sensaciones” y quieren volver a tener esas sensaciones, pero les da lo mismo con quién. Así es muy fácil que, además de a ti, visiten a otros cadáveres. El Núcleo Acumbens les pide sexo. Su sistema de recompensa les pide volver a las andadas….volver a los ciclos de dominio y control de almas ajenas.

Parece ser que las psicópatas no tienen memoria donde almacenar sentimientos. Es un problema localizado en una zona del cerebro donde se gestiona eso….es lo que andan buscando los neurólogos, no les funcionan bien las conexiones cerebrales. Me cuesta un poco entender esto. Es como si tuvieran un disco duro muy potente pero muy poca memoria RAM, su cerebro gestiona muy bien la memoria ubicada en el Cortex, pero muy mal la relacionada con el sistema Límbico, que es el que se encarga de responder a los estímulos emocionales.

Y tienen un problema muy serio porque cuentan tantas mentiras que pasado un tiempo no recuerdan a quien han contado una u otra mentira. Es como si yo le digo a personas distintas que me llamo con nombres distintos….no me voy a acordar, cuando vea a una, como le dije a esta que me llamo. Yo le preguntaba a mi psicópata cuantos tíos se había tirado y cada vez me contestaba un número distinto….es muy fácil, no se acordaba, no los llevaba en cuenta. Empezó reconociendo 6 y acabó diciéndome que, excepto yo, ella no había tenido amantes.

Un año antes, estando en un bar, se acercó a mi oído un amigo suyo y me dijo: “hay ocho “ex” mirándote”. Qué se debe entender por “ex”?.

Comprenderás que todas estas consideraciones son justificaciones o “análisis de resultados” que diría Stieg Larsson, que fue un feminista al que le publicaron su libro después de muerto y cuyas protagonistas (todas) mataron a su padre (el de ellas). Si Jacques Lacan levantara la cabeza!!!.

Las psicópatas son muy, muy perniciosas y conviene mucho mantenerlas alejadas, de ahí mi consejo a todas las personas: “Distancia, disciplina y firmeza”….no les permitas acercarse a ti.
Son dos las razones fundamentales para no permitir ningún tipo de contacto o acercamiento:
1º.- Son muy dañinas.
2º.- Te gustan mucho más de lo poco que te conviene.

En cualquier caso, amigo, trata de no hacer “mala sangre”. Todos nos equivocamos y como afirma el dicho: el asunto no es las veces que te tiran…el asunto son las que te levantas. Ahora sabes detectarlas.

Anuncios
Categorías:PSICÓPATAS

PSICÓPATAS. LAS CLASIFICACIONES

LAS CLASIFICACIONES.-

En entradas anteriores he ido describiendo lo que me parecía las distintas facetas de la personalidad de un psicópata. Siempre lo he hecho desde mi experiencia personal, nunca desde una profesionalidad que no tengo y, por tanto, no me corresponde dictar ortodoxia ni practicar intrusismo.

Si bien en los últimos seis años he leído no menos de dos docenas de libros, no menos de cien artículos (en la red y en prensa) y no menos de mil quinientos comentarios en distintos foros y blogs, todos referentes o en el entorno de la psicopatía, sub-clínica o criminal. Permanezco atento a distintos aspectos de este problema, tales como el diagnóstico diferencial dado que, casi siempre, este tipo de alteraciones viene mezclado con otras patologías mentales. No creo que haya un tipo de personalidad pura, unas alteraciones devienen en otras.

Ambos tipos psicopatía tienen la misma base psicológica pero la diferencia se sustancia en el mismo momento en que el psicópata delinque, entonces el sub-clínico o adaptado se convierte en criminal o fracasado.

Cuando se convierte en criminal, dicen los especialistas que son “fracasados”, mientras que a los sub-clínicos les llaman “adaptados” o “integrados”.

Todos los estudiosos de estos temas reflejan en sus trabajos que los psicópatas se cuidan mucho de delinquir, es decir, que el 95% de los psicópatas son sub-clínicos, lo cual es un valor característico y nos dice que ellos saben, perfectamente, lo que hacen. Claro, no se puede analizar a toda la población pero si se puede analizar a todos los reclusos y hacer una traslación matemática, y resulta que el 30% de los reclusos son psicópatas clínicos, lo cual nos daría cifras muy alarmantes si las trasladamos a la población general; el planteamiento es muy sencillo, desde el punto de vista aritmético.

Si la población reclusa y española, en 2.012, era de 45.704 personas, de las cuales 3.418 eran mujeres, según los estudios de Hare y otros, en España habría 1.025 mujeres y 12.685 hombres psicópatas. Estos serían los clínicos, han delinquido y, por tanto, están recluidos en una Institución donde se les puede estudiar.

Si los sub-clínicos son el 95 % de todos, resulta que en España teníamos 20.500 mujeres y 253.700 hombres psicópatas sub-clínicos, lo cual representa el 0.009% para mujeres y el 0.05% para hombres.

En fin, soy ingeniero calculista y acostumbré mi olfato a cálculos perversos. Estos huelen muy mal; hay más psicópatas, muchos más.

Y, con todo el respeto del que soy capaz, creo que hay más porque si no los realities no tendrían la audiencia que tienen; y otra consideración que me asalta es la posibilidad de que la distribución entre hombres y mujeres no sea del 30% en ambos sexos de la población reclusa. Esta consideración proviene del hecho de que las mujeres, cuando delinquen, utilizan muy poco la violencia. Lo voy a decir de otra manera, los delitos de las mujeres son “más psicópatas” que los de los hombres.

Claro, a partir de unos datos muy poco fiables, dado que los propios estudios hechos en las prisiones son muestreos aleatorios, llegamos a conclusiones muy poco fiables. Seguramente porque en España habrá más del 95 % de psicópatas sub-clínicos…..especulaciones!!!.

A mí, particularmente, no me preocupa el número de psicópatas que existan. No me preocupan los sub-clínicos, os podréis imaginar lo que me preocupan los clínicos, que están presos. Quiero pensar que habrá gente que se ocupe de ellos.

Bajo mi punto de vista da lo mismo el número que haya, como te encuentres con uno la has cagado bien. No te digo nada si te enamoras de uno!!!.

Si vas por el desierto de Mojave y oyes una serpiente de cascabel moviendo el suyo, te pones en alerta. Si la ves, procuras alejarte; solo los más valientes intentan matarla (John Wayne nunca tuvo dudas). Las serpientes de cascabel del desierto de Mojave son unos bichos muy peligrosos, lo sabemos todo el mundo.

El problema principal es que un psicópata es tan peligroso como una serpiente de cascabel pero mucho más taimado y difícil de reconocer. Son capaces de actuar de forma magistral: se saben los sentimientos de memoria. Es muy difícil creerse que alguien pueda ejecutar una actuación tan perfecta y tan prolongada en el tiempo.

Cómo se puede vivir metido en una gabardina de detective privado?.

Decía Elvis Costello: “in a private detective over-coat” y en “dirty man death shoes”. Se refería a los políticos, claro.

Ahora, en 2.014, el asunto de los psicópatas despierta mucho más interés y una pléyade de “científicos” dedica su tiempo a un producto que se puede vender: los psicópatas.

Se reúnen en flamantes y concurridos congresos científicos para tratar de dar una clasificación, una nosología que desapareció por efecto de una Norma legal o, tal vez, nunca existió.
Los abogados tratan de determinar si los psicópatas son imputables, los psiquiatras para buscar alteraciones fisiológicas en sus cerebros, los psicólogos determinan pautas de comportamientos, los sociólogos todo el daño que pueden hacer a un colectivo determinado…..y cuando sepamos todo eso….qué?.

Debemos determinar y difundir cuales son los parámetros principales del comportamiento de esta gente para, de esta forma, poder identificarlos y aplicar los tres frentes de defensa: Distancia, firmeza y disciplina.

Si consiguiéramos ponerles un cascabel….mucho mejor.

Ahora leo y trato de comprender el concepto “Triada oscura”, que ya como titulo acojona un poco, pero que define (o trata de definir) la personalidad alterada de ciertas personas. Es un término que me parece muy adecuado porque define un conjunto de síntomas…describe un “síndrome”, con una particularidad: los psicópatas no son enfermos…. Son hijoputas, sin perjuicio de lo que sea su madre.

Ahora todo quisque se apunta a escribir y publicar libros sobre psicópatas, seguramente, porque es un tema que vende y se hacen todo tipo de teorías.

Pozueco Romero y Moreno Manso hablan de la Triada oscura en las relaciones de pareja o amorosas y dicen que es:

1º.- Maquiavelismo.-

Cinismo, astucia, manipulación en orden a asegurarse los objetivos de compensación sin importar, para nada, el daño que hagan y sin atención alguna a las metas comunes que dicen perseguir.

Absoluta irresponsabilidad a la hora de cumplir los compromisos.
Nicolás Maquiavelo escribió “El Príncipe” texto en el que describe filosofía política en tono didáctico, como debe ser la formación de un político y que, parece ser, está describiendo la vida de Fernando el Católico…astucia, cinismo y manipulación en orden….

Hoy día el “maquiavelismo” es un asunto mucho más serio y supone una alteración importante de la personalidad…gente retorcida, torticera (contra razón o justicia), taimada (bellaca, astuta, disimulada y pronta advertida de todo). Gente muy peligrosa que no va a cumplir su palabra, que sus compromisos lo serán mientras le interese y luego iniciará la estrategia para justificar la defección (deslealtad). En este punto comenzará con la “demolición social de la víctima”.

Mi experiencia me dice que, antes de esto, inicia un proceso de manipulación para dejar claro que la víctima es el propio psicópata, y esto lo hace con plena consciencia de lo que hace. Lo hace para convertir a la víctima en verdugo despiadado.

Ejemplo1º:
“Mi padre era un maltratador violento”, me comentó. El padre está muerto (se suicidó?) hace 22 años y la madre está vivita y coleando, después de varias “relaciones” más.
Ejemplo 2º.-
“Voy con María a hacer un curso de inglés a Brighton”, no fue a Brighton ni fue a hacer un curso de inglés. Con María solo se hacen cursos de ingles, no de inglés.

2º.- Narcisismo.-

Esto se traduce en un sentido egocéntrico del derecho, o lo que es lo mismo, ellos pueden hacer lo que quieran sin sentir remordimientos, sin tener la más mínima noción de conciencia entendida como tal aquel tope interior, aquella sujeción que hace que las personas no podamos hacer algo malo sin sentirnos mal. Disgustar a tu pareja, con tus actos, es algo malo. Con las omisiones, hay más que discutir.

Esta “cualidad” les hace tener una exagerada auto-imagen y no tolerar que les juzguen los demás; ellos y solo ellos son los jueces. Naturalmente, esto proviene de una muy baja autoestima porque saben, perfectamente, lo que son y para qué valen. Consideran un gran triunfo, digno de Julio Cesar, diseñar una hoja de Excel (con sumas y restas).

Ejemplo 1º:
“No me han suspendido en nada en toda mi vida”. Es un grado en Derecho y al examen más difícil que se ha presentado es al de conducir.
Ejemplo 2º.
“Yo no soy una trepa”. Ha pasado de interina a Jefe de Servicio en 5 años, con 5 años de Servicios Especiales (nombramiento político) y cambio de Administración incluido en la mitad del proceso.

3º.- Psicopatía.-
Falta total de empatía, sencillamente porque ellos tratan los sentimientos a nivel cognitivo pero no los sienten, es decir, se saben la letra pero no la música.

“Miman los sentimientos a nivel cognitivo”, es decir se saben de memoria lo que tienen que decir, hacer, parecer, y cuidan muchísimo este aspecto, de forma que te engañan totalmente y, lo más grave, pueden mantener esta mentira en el tiempo. Pueden vivir y parece que les gusta vivir dentro de la gabardina de detective privado .

Esta característica yo le llamo “medir y pesar”. Al tratar los sentimientos de forma cognitiva lo que hacen es evaluar los beneficios, calibrar los retornos y tomar decisiones técnicas. Un psicópata jamás va a entender que amar es dar, que cuando amas, jamás te vas a plantear lo que ganas o pierdes.

Ejemplo 1º.-
“Te quiero pero no te amo”. Distingue entre “querer” y “amar” en una relación de pareja. Esto es consecuencia de una clara “cosificación” de las personas. Yo quiero mi coche (por eso lo compré) pero no le amo.
Ejemplo 2º.-
“Sí, este me gusta a mí para mi hermana”. Habíamos conocido a un tío que parecía pretendiente de su hermana. Lo evaluaba de forma técnica (recursos humanos) y daba el visto bueno, esto después de una conversación de 10 minutos con el interfecto.
Me recordó los versos de Bob Dylan:
“You’re going to Sodom and Gomorrah, but what do you care? Ain’t nobody there would want marry your sister. Friend to the martyr, a friend to the woman of shame, you look into the fiery furnace, see the rich man without any name”.
No me atrevo a traducirlos…..(Jokerman. Dylan 1.983).

En definitiva, amigos, todo este tema de la Triada Oscura se reduce a poner nombres, clasificar….vender libros, porque ser psicópata es un conjunto de rasgos de personalidad entre los que se pueden incluir, o no, el maquiavelismo y el narcisismo.

Otro de los rasgos que, frecuentemente, se incluye en el conjunto es la paranoia, aunque este matiz muchas veces forma parte (acompaña) del narcisismo en el que se aprecia de forma nítida “la proyección de actitudes”: crees, sin ninguna base cierta, que alguien pretende lo que tú quieres.

Si pretendes describir un perfil de personalidad y distingues el maquiavelismo y el narcisismo….por si te faltara algo, incluyes la psicopatía y, claro, todo resulta muy oscuro. Si esta descripción la enmarcas en las relaciones de pareja, que son las distancias cortas, que es “donde un hombre (y una mujer) se la juega”…. Pues a mí me parece que “something is rotten in the state of Denmark”.

El problema principal, con los psicópatas, es detectarles, ya digo que una vez detectados el problema se reduce a salir corriendo, huir de sus tentáculos, de sus telas de araña, de sus emboscadas. Es que no hay otra opción, una vez detectados, racionalizar el asunto y aplicar los principios de la defensa.

Los psicópatas no se curan, no responden a ningún tratamiento médico o terapia; se defienden con más mentiras, con más maniobras. ”Necesito espacio y tiempo”, me decía mi psicópata, yo no entendía nada….ella sí.

Que los psicópatas producen “malos tratos psicológicos” a su pareja?, pero naturalmente!!!. Yo más que malos tratos, diría “destrozos psicológicos”, “hecatombes psicológicas” y algún destrozo económico también….van a tratar de cambiar todo tu esquema de pensamiento y lo van a hacer desde los sentimientos, y lo van a hacer en beneficio propio porque, en definitiva, son parásitos, pretenden asegurarse un esclavo vampirizado. Cuando han conseguido sus objetivos o sospechen que les has decubierto……hasta luego Lucas, de forma sumaria pasas a ser un objeto sin ningún valor y ellos a por el siguiente.

 

 

Categorías:PSICÓPATAS

PSICÓPATAS.- Y AHORA QUÉ?

PSICÓPATAS.- Y AHORA QUÉ?.-

Me escuchas, llamando?

 Nosotros no sabíamos nada de psicópatas porque antes no existían. Habíamos oído hablar de personas muy malignas que cometían asesinatos y delitos execrables porque estaban muy enfermas; incluso personas que sugestionaban a países enteros y les convencían de que los Judíos (o los Cartagineses) eran muy malos, malísimos y, por tanto, había que exterminarlos usando el “Ius puniendi” que es facultad del Estado. Yo he visto a uno de estos decir que gaseaba a los kurdos porque Dios se lo pedía: él hablaba con Dios todas las noches.

Inciso: la frase “como Dios manda”, que es una frase de los inquisidores medievales, se la he oído pronunciar a Rajoy muchas veces y me pregunto si este, también, habla con Dios…en la intimidad.

Hubo otro, en la antigüedad, que daba discursos de agricultura y terminaba el alegato diciendo “por lo demás…opino que hay que destruir Cartago” (Ceterum censeo Carthaginem esse delendam) . Aquel hombre tenía una fijación importante y….lo consiguió: Cartago fue destruida hasta sus cimientos, pero no creo que fuera psicópata. No se escondía.

En definitiva, identificábamos a los psicópatas con asesinos en serie, que es una forma muy simplista de definir a un psicópata.

En realidad yo no sabía nada de enfermedades psíquicas, aunque sí sabía que hay gente muy mala. La primera noticia sobre la diferencia entre un psicótico y un psicópata la tuve en el año 92, una psiquiatra me habló distinguiendo esos dos extremos, pero no le hice mucho caso. Para mí, los dos términos eran equivalentes.

Mi madre decía que hay más locos fuera que dentro, lo cual era un dicho popular sin mucha base científica, “gramática parda”. Más sabe el demonio por viejo que por demonio, ó como diría un amigo mío, experto en construir frases celebres: “más sabe el cocodrilo por viejo que por cocodrilo”, apoyándose en la teoría que dice que los cocodrilos tienen un cerebro muy primitivo.

Yo pensaba que a un “loco” se le notaba enseguida….no me podía imaginar la sutileza con la que actúan los psicópatas. Lo buenos actores que son, claro, pero es que, los psicópatas, locos no son.

 Pero es que, ahora, nos enteramos que los psicópatas no delinquen, que tienen suficiente inteligencia como para distinguir, perfectamente, el bien del mal, lo que es delito y lo que no. El 95% de los psicópatas no delinquen, y eso es un valor “característico”. Eso, además, nos advierte de que siempre están en el límite, que conocen perfectamente cual es ese el límite y no lo traspasan, por lo que el Sistema Judicial no puede actuar.

Robert Hare dice que no delinquen pero que “dejan un rastro importante de billeteras vacías y corazones rotos”.

Esta gente busca víctimas y tienen una especial capacidad para encontrarlas. Para esto necesitan “habilidades sociales”…no tienen que ser, necesariamente unas u otras, es el conjunto…es la máscara. Una de las estratagemas más comunes son las historias de pena; historias desgraciadas que les han sucedido, en el pasado, y les hacen muy “queribles”…..esta máscara, combinada con una cara bonita y una víctima con necesidades afectivas, provocan un efecto devastador.

No se había definido, convenientemente, este “síndrome” y, lo que es mucho peor, había desaparecido la nosología como consecuencia de teorías, muy modernas, sobre la percepción social de las anomalías psíquicas, de las alteraciones de la personalidad que siempre son cuestiones políticas, los que antes eran, ahora no lo son, por efecto de una Norma Jurídica, cuando no por intereses bastardos o, tal vez, espurios.

Un ejemplo muy claro, para mi entender, es la destrucción de la institución familiar que ha tenido lugar en los últimos tiempos…nos hemos cargado, de un plumazo, todas las teorías feudianas y lacanianas de los significantes fundamentales….hay un montón de criaturas que no tienen muy claro quien es su padre ni a qué familia pertenecen.

Algunos, a estas alteraciones, le llaman “síndrome” porque es conjunto ó suma de una serie de síntomas ó manifestaciones que conforman un cuadro…un determinado perfil psicológico, una base de comportamiento, es decir, la psicopatía tiene grados, escalas, en función de las peculiaridades de cada individuo, de los componentes de ese “cuadro”.

En capítulos anteriores hemos  “descrito” y “analizado” la personalidad de los psicópatas (en realidad, hemos leído). Hemos concluido que son personas sin escrúpulos que mienten y manipulan, en beneficio propio (egocéntricos), sin tener en cuenta, para nada, los sentimientos de los demás, por una razón tan sencilla como que ellos no los tienen y, por tanto, no pueden sentir empatía, ya que esta característica es la facultad de ponerse en la piel de los demás….pero desde nuestra experiencia. En tal caso, si no se tienen sentimientos, malamente vas a comprender los de los demás. Los psicópatas no los tienen pero saben que los demás los tienen y utilizan esta ventaja para conseguir lo que quieren. Tienen plena consciencia que existen los sentimientos, pero ellos no los sienten y los que aparentan se los saben de memoria, son producto de esa consciencia, de ninguna manera de la conciencia, que no tienen.

Los objetivos de los psicópatas suelen tener que ver con su “bienestar”, su “felicidad”, incluso con su “seguridad”….lo cual es muy loable. La diferencia es que las personas normales no “machacan” a los demás para conseguir eso. Las personas normales tienen conciencia y no son tan fuertes, psicológicamente hablando.

Nos hemos enterado que, sin entrar en cuestiones competenciales entre profesionales de la psiquiatría y psicología, los psicópatas se hacen (mucho más que nacen) porque la prevalencia entre unos y otros es claramente favorable a los que se hacen, dado que no tienen ninguna alteración fisiológica en el cerebro y el crecimiento de la población psicópata es mucho mayor que la población total….esto parece decirnos que no fuera un asunto genético, sino más bien “educacional”; producto de factores sociales, políticos o normativos y ya sea por un motivo o por otro, lo cierto es que, sencillamente, son así; sus formas de razonar y su aprendizaje en la vida les lleva a eso. Sus experiencias en la infancia y adolescencia han sido muy negativas….han aprendido que “amar” no es bueno: es algo que no da beneficio. Han asimilado, hasta el tuétano de sus huesos, una serie de conceptos, todos muy egocéntricos, que les conducen a ese tipo de convencimiento….han aprendido a no tener sentimientos y no les ha costado mucho trabajo; de aquí se deduce que alguna herencia genética sí que deben tener ó, al menos, alguna educación familiar.

En los últimos casos que han saltado a la actualidad (Breivick, Bretón, Mainar, etc), hay, siempre, una figura oscura, que representa a un significante fundamental (padre o madre), gravitando en todo el proceso.

Han aprendido, además, a no tener conciencia, no sentir remordimientos y, para tal fin, son capaces de inventar todo tipo de razonamientos absurdos para que parezca que si la tienen. Son amorales. El alegato final en el juicio de Santiago Mainar pone los pelos de punta a cualquiera: parafraseando al Bruto de Julio Cesar, dice: “Yo no he matado a nadie, pero si hay alguien en esta sala que le guste la opresión, a él pido perdón porque a él he ofendido”.

Esta gente ha aprendido algo, que a mi me parece mucho más abyecto, cual es perfeccionar su máscara de buena persona, a sabiendas de que es un disfraz. Saben que es fundamental parecer buenos en sus actividades.

Sin sentimientos, malamente se puede tener empatía.

Siendo egocéntricos, es muy difícil pensar en los demás.

Siendo narcisista, los demás son cosas que usan. Cosifican a las personas.

Sin conciencia no existirá el arrepentimiento y, por tanto, el propósito de la enmienda.

Con estas características, usan procedimientos enmascarados, mienten…pero es que mienten mirándote a los ojos; actúan, y parece que se creyeran sus mentiras. Puede parecer absolutamente increíble, pero te dicen que eres el hombre su vida (con lágrimas en los ojos) y dos horas después se acuestan con otro….no tienen ningún problema ético o moral.

Si haciendo esto les va bien en la vida, consiguen lo que quieren….para qué van a cambiar?. Imaginaos, por un momento, lo que pensarán de los “panolis” a los que engañan.

Y los especialistas nos dicen que no tienen capacidad para aprender de la experiencia, y yo digo que si les va bien, para que van a cambiar?. Sin conciencia, cual es la razón que les va a hacer cambiar?. Cuando acaben con una fuente de explotación, a por la siguiente sin más. Lo que sí aprenden es el procedimiento…y lo van mejorando con cada ciclo. Tontos no son.

Comprenderán, amigos que los psicópatas van a utilizar todo tipo de argucias y artimañas para conseguir lo que quieren. Van a maniobrar, acechar y aproximarse a los asuntos sin perder el objetivo que tienen en la cabeza. Cuando cometan algún error, que suele manifestarse en forma de “afasia semántica”, ya que dan a las palabras valores que no tienen, sencillamente porque no comprenden el significado de esas palabras de contenido sentimental, reordenan todo el razonamiento para que parezca que tiene sentido.

El resultado de todo esto, dice Hare, es un interlocutor confundido que, poco a poco, va perdiendo el sentido de la orientación moral.

Un interlocutor con un montón de teorías y muy pocas conclusiones. Yo le llamo a esto un interlocutor con muchas incógnitas y muy pocas ecuaciones….un sistema irresoluble.

Te van a llevar a la Paranoia, un lugar donde no controles tus actos. Cuidado, amigos, mucho cuidado con esto: “actos son amores y no buenas razones”.

Alguien me preguntaba si los psicópatas abandonan a sus hijos. La respuesta es que si los hijos son su objetivo, no los abandonarán, entrarán a formar parte de sus posesiones; si los hijos no eran el objetivo, pasará mucho de ellos.

Yo creo que los hijos son, además de una carga, un vínculo sentimental muy fuerte (el más fuerte), por tanto,  la carga se lleva de una forma cómoda…hasta el punto de que, en muchas ocasiones, no son ni carga.

Los psicópatas no tienen vínculos sentimentales y los compromisos no les asustan mucho, los rompen con la misma facilidad con que yo me peino, ya que no tienen la conciencia que actúa de coacción a sus necesidades especiales.

Claro, el problema fundamental surge cuando, después de una relación con una de estas personas, te encuentras en un vacío existencial, sin proyecto vital y con cara de idiota, pensando en lo estúpido que has sido. Que estaba muy claro, desde el principio, el asunto…que todas aquellas cosas que no encajaban…que aquella frase….que aquello que pasó….su madre, sus hermanas, sus amigas…. Todo era una mentira. Todo formaba parte de un plan, un plan absurdo cuyo objetivo era su “bienestar”, su “felicidad”. Te han cosificado.

Y los demás?.

Qué hacer?.

Comprendes que te has quedado descompuesto emocionalmente, que la vida deja de tener sentido porque no tiene dirección ni módulo.

Estás deshecho, y comprendes que te has quedado sin alma…se te ocurren cosas que no son propias de ti.

Tiras de experiencia, de lo que aprendiste, cuando niño…”la guerra, chicos, está a, tan solo, un tiro de distancia”:

“War!, children, it’s just a shot away”

Recuerdo, entonces, las palabras que Tolkien puso en boca de Frodo Baggins:

 “How do you pick up the threads of an old life?. How do you go on, when in your heart you begin to understand there is no going back?. There are some things that time can not mend. Some hurts that go too deep… that have taken hold.”

 Frodo Bolsón (en castellano):

 “Cómo retomas los hilos de una vida anterior?. Cómo sigues, cuando de corazón comienzas a comprender que no hay marcha atrás?. Hay algunas cosas que el tiempo no puede enmendar. Algunas heridas que han llegado muy adentro….que se han enseñoreado”.

Sí amigos, con conciencia pasan estas cosas. Comprendes el daño que has hecho en aras de un ideal falso, de un mito que has creado tú mismo: estas sí son heridas profundas, que se enseñorean en tu alma…en la poca alma que te ha dejado un psicófago.

Es en estos momentos cuando hay que ser más racional. Comprender, analizar y determinar los códigos que mueve a esta gente y, una vez hecho esto, tratar de retomar los hilos…comprender que es lo mejor que podía pasar. Aceptar la responsabilidad contraída, otorgar el perdón a tu alma y seguir….

Para esto es muy importante una cosa: no convertirte en uno de ellos. No cerrar tu corazón a cal y canto, comprender que eres normal y esto ha sido un accidente…no volverá a ocurrir. Debes darte refugio.

El amor, hermana, está  a, tan solo, un beso de distancia.

“Love, sister, it’s just a kiss away”

it’s just a kiss away….it’s just a kiss away…it’s just a kiss away….kiss away, kiss away, kiss away…is it so hard to see?.

No volverá a ocurrir porque ahora sabemos mucho más, lo cual siempre es buena cosa, pero seguir sintiendo.

Una cosa que va muy bien es “ejercer la empatía”….hacer ejercicios de empatía, tratar de ponerse en la piel de los demás. Procurar, por todos los medios, no perjudicar a nadie….en caso de duda, no hacer nada, no apretar ningún gatillo. Si no hay actos no puede haber pecado. Equilibrar el sistema, decimos los ingenieros, si no hay acciones no puede haber reacciones.

Cuanto dura este proceso?.

Cada cual determinará. He consultado a profesionales que dicen que hay gente que no lo supera nunca. El problema, bajo mi punto de vista, es saber que significa “superar”…yo creo que el sistema es “racionalizar”, saber por qué ha pasado, tratar de recomponer el edificio sentimental desde la racionalidad.

Hay que tener meridianamente claro que los sentimientos se sienten y no se eligen, los actos sí se eligen, los compromisos también. Los actos definen a las personas, los compromisos crean los vínculos.

“Tengo derecho a tomar mis decisiones”…..claro que sí, pero sin perjudicar a los demás.

Lo que no puede ser, bajo mi punto de vista, es que porque los guepardos se coman a las gacelas…las gacelas quieran ser guepardos.

Como decían los Burning, no puede ser que porque “alguien pisó tu orgullo en un oscuro portal”….tú quieras ser psicópata y convertirte en una “mujer fatal…siempre con problemas”.

No os olvidéis, queridos amigos, que el problema lo tienen ellos….cuando las gacelas aprendamos a detectarlos y evitarlos….los guepardos se van a comer un “zurullo”.

PSICÓPATAS GESTORES DE LA DIRECCION

 PSICÓPATAS GESTORES DE LA DIRECCION

 Mucho se ha escrito sobre la Gestión de la Dirección; Sociólogos, psicólogos, jurídicos, economistas y otros eminentes entes de los que circulan por las grandes empresas y la Administración ocupan su tiempo en definir y determinar las funciones de los “Gestores de la Dirección”.

 Yo siempre me he preguntado qué cosa es un gestor de la dirección. Es, tal vez, alguien que dirige cualquier cosa?. Hay una formación determinada para dirigir cualquier empresa?. Existe Propedéutica determinada que permita a alguien hacerse cargo de cualquier dirección?.

 Es un título que queda fantástico colgado en la pared del despacho, sobre todo si es un título que te ha proporcionado tu propia empresa en un curso de formación al uso, de esos que con el 60% de la asistencia ya vale. No suspenden a nadie.

 Siempre he pensado que si vas a “dirigir” un barco de vela tendrás que saber de náutica, astronomía, meteorología (no sé qué más)  y, además, es muy conveniente ser una persona con capacidades de dirección de equipos y personas. Un Capitán de barco malamente va a dirigir una obra de construcción por mucho que haya hecho cursos de “gestión de la dirección”. Un licenciado en derecho muy malamente va a dirigir un barco por mucho que haya hecho cursos de inteligencia emocional. Si el licenciado en Derecho y , además, ha estudiado náutica, esto es harina de otro costal.

 Un licenciado en Derecho que haya cursado estudios y prácticas de náutica malamente va a dirigir ni gestionar un “Cebada Gago” o un equipo ciclista. En el primer caso va a perder la femoral en el primer pase y en el segundo va a hacer el ridículo en el primer puerto, cuando aconseje a su estrella el piñón que tiene que poner.

 Harina de otro costal es cuando hablamos de “Dirección y Gestión”, porque es esa partícula tonta y copulativa lo que matiza la cuestión. Partícula es un diminutivo de “parte” que, en este caso, es muy importante por muy partícula que sea. Dirección es una cosa y Gestión es otra, pero la gestión debe tener una dirección y esta, a su vez, unos conocimientos.

 Es decir, se puede ser un buen gestor y un mal director pero no se puede ser director si no conoces la gestión, sin no tienes los conocimientos que te hagan director; si no posees el “magíster libri” que te de el dominio de ese área del conocimiento.

 Cual es el problema?.

 En las grandes empresas y en la Administración, que son organizaciones jerarquizadas (también ocurre en el ejercito), los trepas y los psicópatas progresan y van “escalando en su esfera de ocupación sin tener ni idea de cual es su ocupación”, llegan hasta los mal llamados “puestos pre-directivos” sin saber nada de su esfera de conocimiento. Con conocimientos y formación generalista pretenden acceder a los puestos de decisión.

 En la Administración, este fenómeno, es especialmente llamativo porque se crean plazas para que sean ocupadas por personas determinadas cuyos méritos no son, precisamente, los derivados de gestión brillante con resultados medibles.

 Siempre se ha dicho que “a los Servicios se viene aprendido”. Solo se ha dicho, pero casi nunca se ha aplicado. Nombran a personas por su afiliación política o porque le hace la pelota a alguien que, a su vez, se la hace a otro; la pelota o, sencillamente, trepa, hace la cama, habla mal de unos y de otros, discute resultados de otros que él no tiene y, en fin, un sin fin de técnicas que están descritas suficientemente por especialistas.

 Conviene tener mucho cuidado con estas personas porque son embaucadoras, faltas de empatía, egocéntricas y algunas de las características principales de los psicópatas. Yo les llamo “capitán araña”, porque además de incompetentes, cuando la cosa sale mal ellos nunca tienen la culpa, siempre la tiene otro.

 Claro, no es el caso del jefe de coche del incendio de Guadalajara que manda subir a todo el mundo en el coche y se mete por donde no se debía meter, y digo que no es el caso porque él iba en el coche. Por esta razón siempre he dicho que la culpa de los once muertos fue del que hizo la barbacoa, no de los bomberos, de los políticos o de los técnicos. No obstante, doctores tiene la Iglesia.

 De los que yo hablo nunca van a ir en el coche; no, ellos no se la juegan nunca, ellos solo son Gestores de la Dirección, así que si algo sale mal la culpa es del técnico que ha dicho eso. Nunca van a tener resultados medibles porque a ellos no les interesan los resultados medibles, a ellos les interesa “volar”, “planear” sobre todos los asuntos, mangoneando todo lo que pueden y si sale mal la culpa es del chachachá, y si sale bien es porque ellos son muy buenos gestores de la dirección.

 Cuantas veces habré visto yo a este tipo de personas?, que dicen una estupidez, en una reunión, y cuando les opones un criterio, maniobran y dicen: “pues lo que yo te decía”. Piensas, “no, tú no decías eso”, pero te callas por no liarla. Y sobre todo, compruebas que maniobra cuando ve que el jefe se manifiesta de tu parte. Dos meses después le oyes decir “aquel criterio que manifesté y que el jefe apoyó”.

 Una cuestión muy curiosa que he constatado es que este tipo de personas, cada vez que opinan, dicen una cosa y todo lo contrario en el mismo aserto. Rara vez pondrán por escrito su opinión, son ágrafos. Esto tiene una explicación muy sencilla, poner las cosas por escrito, para ellos, es muy peligroso por dos razones fundamentales:

 1º.- No saben escribir.

2º.- Por escrito, luego, no puedes decir: yo no dije eso.

 El caso sumo que yo he visto es una señora que conforma una factura y luego dice que ella no sabía nada de esa factura, que a ella se la coló su jefe se sección. Tres reparos exclusivos, por mi parte:

 1º.- Cuando conformas una factura, das por recibido el trabajo. Qué haces de Jefe de Servicio si no sabes eso?. Recibes sin saber si el trabajo está hecho?.

2º.- Si no sabes de qué va, no debes firmar. Si te afilian al Atlético de Madrid, también firmas?.

3º.- Echas la culpa a un inferior jerárquico?.  Crees que esta persona tenía algún interés en eso?. Le hacías un favor?.

 Naturalmente, firmó la factura porque no quería tener problemas con su superior, al que estaba haciendo la pelota de forma descarada. El favor se lo estaba haciendo a si misma.

 Esta actitud es muy común en “politiquillos” de pacotilla que quieren cobrar su sueldo y no tener responsabilidad. Es casi “ordinario” este tipo de declaración “yo firmé lo que me dijeron”. En el caso de los políticos, les define y queda claro que no tienen ni idea de cual es su responsabilidad, pero ese no es el problema porque la ignorancia no exime de la responsabilidad; los casos que más me admiran son los de gente que “elude” todo tipo de firma, todo tipo de informe por escrito…solo quieren firmar los “adjuntoremito”, pero sí quieren cobrar la responsabilidad….sin asumirla.

 Conozco gente que no tiene ningún título universitario, no han hecho ninguna oposición, no tienen ningún mérito…..y han llegado a Jefe de Servicio. Toda su vida haciendo la pelota al jefe de turno y trepando lo que pueden; gente bien entrenada en la modalidad de “escalada”, hablando mal de todos a todos….pero a cada uno por separado.

 Me pregunto si estos tipos se podrán considerar psicópatas, si estos ignorantes funcionales, a base de técnicas psicópatas y después de toda una vida, se podrán considerar psicópatas por su actitud.

 Reflexiono y recuerdo aquel dicho, atribuido a Mahatma Ghandi (entre otros) “si no vives como piensas, acabarás pensando como vives”.

 Si no vives como piensas, mal vamos; estamos utilizando una máscara, vivimos metidos en una gabardina de detective privado (Costello dixit), pero…por qué no vivimos como pensamos?….seguramente porque sabemos que como pensamos no seremos aceptados; entonces, por qué no cambiamos de forma de pensar?…sencillamente, creemos que los demás son tontos y lo demuestran cuando no nos pillan….si no nos pillan y nosotros trepamos sin dar ni palo al agua, cual es el problema?. Fenomenal, oyes!!!.

 Ya estamos en lo que en otras entradas he tratado de explicar. El problema de los psicópatas no es que tengan dos personalidades: no las tienen. Tienen una sola personalidad que se compone de su máscara y su interior…es decir, son su interior pero se disfrazan para obtener réditos.

 No nos equivoquemos!!!. No es alguien que aparenta ser muy malo y, por dentro, es bueno, no es el caso. Ni es el caso del que aparenta ser malo y es malo, tampoco. El caso es alguien que es malo y aparenta ser bueno. Engatusa, pone trampas.

 Es el caso de alguien que miente, que manipula, que exagera sus méritos, que falsea sus títulos, que se atribuye, como suyo, el trabajo de los demás, que esconde su incompetencia detrás de su “autoridad”.

 Estas personas que, como la Kale borroka, destilan maldad de “baja intensidad”, son terroristas sociales de baja intensidad que provocan malestar en la gente que tienen alrededor, que persiguen objetivos que ellos conocen y no les importa perjudicar a los demás. No solo no les importa, es que, además, trepan pisoteando a los demás; usan a los demás, engatusando, manipulando, mintiendo.

 Tal vez es a esta actitud a lo que se refieren los especialistas cuando nos advierten de la “doctrina psicopática” que se vende hoy día.

PSICÓPATAS VIII.- LA DEMOLICIÓN SOCIAL DE LA VÍCTIMA.

PSICÓPATAS VIII.- LA DEMOLICIÓN SOCIAL DE LA VÍCTIMA.

Alguna vez he hablado de “la demolición social” que emplean las psicópatas con sus víctimas una vez las han abandonado, y ahora voy a tratar de matizar el asunto como consecuencia de un caso que me contaron hace poco.

Vicente Garrido Genovés, que es un psicólogo criminalista, dice que los psicópatas son “camaleones en la sociedad actual” y desarrolla esta teoría en un libro editado en 2.003 por Algar.

Este criminólogo, en esas fechas, estaba muy preocupado por las relaciones de pareja cuando se producen malos tratos; el año anterior había publicado un libro sobre estos conflictos y trataba de “cargar” las tintas sobre los hombres, aunque advertía que también hay mujeres psicópatas (me imagino que la preocupación dependerá de quien pague).

Para mí y para otros autores (Hare y Cleckley p.e.) el sexo al que pertenezca el psicópata no es un elemento determinante porque un maltratador no tiene por qué ser psicópata ni un psicópata tiene por qué ser maltratador. Es más, la violencia descubre aspectos psicológicos que no son propios de los psicópatas. Hay que tener en cuenta que las alteraciones de la personalidad son muchas y el uso de la violencia es significativo en muchos de ellos (neuróticos, esquizoides, paranoides, etc). Téngase, además, en cuenta que muchos episodios psicóticos, que cursan con separación o distorsión de la realidad, se manifiestan en conductas violentas.

Los psicópatas son fríos y casi nunca van a ser violentos. Su trabajo es más taimado y psicológico; ellos poseen una base psicológica, trabajada a lo largo de los años, que les hace “conocerse” superiores a los demás… no tienen sentimientos; para ellos, todo es un asunto de “pros y contras”.

Cuando se agota una fuente de explotación, la psicópata buscará otra. Para esta búsqueda es fundamental su “máscara”, su traje de camaleón adaptativo que pasa desapercibido en el nuevo ambiente. Algunos autores, como I. Jauregui lo llaman “anomia social”.

Se debe entender como “fuente de explotación” a la persona a la que vampiriza y, claro, a su entorno. La psicópata va a utilizar lo que yo llamo “la demolición de la victima” cuando esta ya no le vale y busca otra.

Vendría a ser como las arañas, que tejen una tela y van cazando insectos; los inmovilizan, les inyectan fluidos disolventes y luego absorven todo; cuando la víctima está seca, la abandonan y a por otra. Cuando en la tela ya no caen víctimas, se va a otro sitio a poner la trampa.

Cómo se implementa esto?. Muy sencillo, busca un cambio de ambiente, un nuevo entorno donde acecha a una nueva víctima. La psicópata procurará mantener estancos el ambiente nuevo y el viejo, es decir, que no haya comunicación, que no haya personas que pertenezcan a ambos ambientes o entornos. El psicópata es extremadamente adaptativo, mimetiza rápidamente y lo que no quiere, de ninguna manera, es que alguien, que la conoce, advierta a sus nuevas presas. La psicópata trata de mantener incólume su máscara, su traje de camuflaje que va mejorando con cada ciclo.

Hay psicólogos que mantienen que los psicópatas no tienen capacidad de aprendizaje y que por esto no son susceptibles de tratamiento. Yo creo que aprenden, claro que aprenden y mejoran sus técnicas, y si no son susceptibles de tratamiento es, sencillamente, porque ellos están intimamente convencidos de que lo que hacen es lo correcto, no tienen conciencia.

Inventará historias de pena, de sucesos deplorables que le han ocurrido en el pasado, historias sobre la “sensación de fracaso”….lo apenada y deprimida que está. Todo el “atrezzo” que necesita en el nuevo cazadero. Todo esto es defensa aloplástica, ella no tiene culpa de nada, son los demás los malvados y por eso tiene que tomar sus decisiones. Naturalmente son decisiones que le benefician siempre y, naturalmente, son decisiones que sabía iba a tomar porque las ha tomado anteriormente…..son decisiones que responden a un criterio.

Esto es como si una leona se justificara después de comerse a una cebra: “yo estaba tan tranquila, pasó la cebra coja, y no tuve más remedio que comérmela”. Naturalmente, la leona no estaba tan tranquila, estaba buscando y si que tenía más remedio: no comérsela. Lo que nos chocaría no es que la leona se coma a la cebra (todo el mundo sabe qué es una leona) lo que nos chocaría es que se justificase. Todo el mundo sabe qué es una leona, pero no sabe qué es una psicópata.

Mandará mensajes claros al entorno de la víctima para indicar que la culpable de todo lo que ha pasado es la propia víctima, haciéndola pasar, de este modo, por verdugo. No dudará en manipular y mentir; no dudará en llorar delante de quien estime oportuno, no dudará en mostrarse abatida con la víctima, a la que seguirá llamando, mandando correos y mensajes para dejar muy clarito que, aunque ella rompió la relación, la rompió porque era muy necesario para ella, con justificaciones tan absurdas y obvias como que “el futuro es incierto”.

Si el futuro fuera cierto, sería el pasado y cuando empezamos la relación se habló de ilusión, de proyectos, de vida.

Es como si alguien, después de comprarse un piso contigo, te deja y dice que lo hace porque “Dios es uno y trino” y que le soluciones lo del piso que quiso comprar ella, que ya no quiere el piso, ahora quiere la pasta contante y sonante.

Buscará “anular” socialmente a la víctima y dejará que pase el tiempo, para eso es muy conveniente mantener a la victima hipnotizada; tratará de llevarla a “estados psíquicos” próximos a la anulación. No dudará en emplear el sexo u otros procedimientos igual de abyectos, tales como “vale, volvemos pero cuando estemos seguros”. Procedimientos para mantener en “stand by” a su víctima. Sabe que estás hipnotizado y lo utiliza para sus fines.

Una leona necesita camuflaje, una psicópata también.

Mientras tanto, en el nuevo ambiente, se mostrará encantadora y empezará a desplegar su red, tiene nuevos objetivos…tiene que seguir con su vida. Este tipo de actos le parecen de lo más normal y los ha repetido muchas veces. No se plantea el “calado” moral de sus actos.

Sale “de copas” porque tiene necesidad de olvidar (psicópata dixit)…y olvida, elige sus recuerdos como alguien que saca carpetas del archivador: esta sí, esta no.

Aunque mi experiencia ha sido con “una” psicópata, por lo que he leído, el caso de “los” psicópatas es igual.

Los métodos son los mismos con la excepción de que el psicópata hombre usa la violencia más veces que el engatusamiento, aspecto este, por lo que se le “cala” antes; la violencia intima es un síntoma muy claro. Los hombres, por este motivo, me parecen menos psicópatas, se esconden menos; dan la cara antes.

No debemos olvidar que los objetivos inconfesables del psicópata casi siempre tienen que ver con la dominación y que para conseguir estos objetivos no va a dudar en emplear todos los medios a su alcance. Sin medir el daño que hace.

No tiene conciencia, por tanto no va a sentir el más mínimo remordimiento; todo lo que ocurra siempre es culpa del otro, nunca se va a plantear que mentir y manipular no es el mejor método para establecer una relación estable….pero claro, es que las relaciones estables no le interesan mucho, las prefiere inestables; ahí se encuentra mucho mejor…”a río revuelto, ganancia de pescadores”.

La mejor manera de mantener intacta su máscara, claro, es dejar muy clarito que la “mala persona” es el vampirizado y, claro, justificar sus actos, porque la psicópata es la que realiza los actos: es ella la que manipula, la que engatusa, la que propone, la que se enfada cuando algo no le sale bien y, en definitiva, la que rompe todo cuando comprende que no va a conseguir más, cuando intuye que no puede progresar en sus objetivos. A esto lo llama “la relación está podrida”.

El caso que me contaron, hace poco, era de un hombre que llega a un nuevo destino e inicia una relación con una señora, compañera de trabajo.

Le cuenta que está divorciado, que está hecho polvo porque su “ex” le ha “sangrado”; le cuenta que quiere iniciar una nueva vida y que ella es la mujer de su vida. Se va a vivir con ella y mantiene esta situación durante tres años.

Ahora resulta que aparece en escena su anterior mujer, que resulta que no estaba divorciado; sencillamente se había “abierto”, dejando tirada a su “ex” y a dos hijos.

Cuando la anterior le ha localizado, dice que se presenta en la ciudad con los niños, y él, claro, tiene que atender sus responsabilidades, por lo que se hace absolutamente necesario romper la relación con la segunda. Seguiremos atentos a este culebrón!!!!.

Tres años!!!, el mamón ha mantenido la mentira durante tres años, ha mantenido su máscara de “buena persona” sabiendo que es un irresponsable y un “cabronazo”, sabiendo lo que iba a hacer desde el primer día.

Doctores tiene la Iglesia, pero este tío tiene toda la pinta. Ahora pide otro destino y a otra cosa, mariposa. Menos mal que no dejó embarazada a la segunda y suponiendo, lo cual es mucho suponer, que no tiene, por ahí, más ADN desperdigado.

En resumen, la psicópata necesita mantener, a toda costa, su máscara, su personaje. Para ella “lo importante es como te perciben, no como eres”, por tanto, tiene que mantener incólume esa percepción que ella cree que tienen los demás. El mantenimiento de esa percepción será, posiblemente, el único hilo conductor que dará continuidad a su vida.

En el Nuevo Testamento los llaman “sepulcros blanqueados”, por dentro llenos de carroña putrefacta y por fuera muy bonitos.

Categorías:PSICÓPATAS, Uncategorized

PSICOPATÍA Y AFASIA SEMÁNTICA.-

Hace ya 150 años que Tousseau, un matasanos francés, observó a pacientes que, después de un traumatismo cerebral, tenían muchos problemas de expresión y/o compresión del lenguaje. Llamó a esta patología “Afasia”, del griego “a” (negación) y “phasis” (lenguaje).

Luego, a lo largo de muchísimos años y hasta nuestros días, gran número de científicos han estudiado esta anomalía. Desde Luria hasta Wepman, pasando por Head, Weissemburg, Kleist y Wernicke, todos han tratado de definir y clasificar estos tipos de patologías.

Trataban de encontrar el origen a una serie de anomalías en la expresión, comprensión, sistema motor, orientación espacial, etc., que presentaban estos pacientes.

Todos, sin excepción, parten de un accidente cerebral que puede ir desde un traumatismo, por el efecto que sea (accidentes físicos), hasta un episodio de tipo cerebro-vascular, pasando por infecciones y otras patologías, que provocan daños en una o varias partes del cerebro, normalmente el hemisferio izquierdo.

Al resultar dañada la zona cerebral encargada de esas funciones, hay otras zonas que deberán “echar una mano”…eso es “plasticidad neuronal” o “neuro-plasticidad”. Esto no tiene que ver nada con los “regates”, “silogismos locos”, “frases célebres” o “evoluciones salvajes emocionales”. En cualquier caso, cuando se produce un fallo cerebral, por mucho que echen una mano otras neuronas o se organicen otros canales de circulación de la información, la funcionalidad original se resiente.

De todas las clasificaciones de AFASIA que he leído, hay una que me llama la atención porque he tenido contacto con gente que “parecía” padecer esta disfunción: la AFASIA SEMÁNTICA.

Estas disfunciones, que los especialistas definen y que van desde atribuir a las palabras significados que no tienen hasta el agrupamiento de conceptos antitéticos, es lo que llaman AFASIA SEMÁNTICA.

Por ejemplo, el otro día oí decir a Esperanza Aguirre:

– La gestión privada es infinitamente mejor que la gestión pública, eso está demostrado.

Siguió la conversación y manifestó:

– Los que defendemos el interés público sabemos….

Me parece más que evidente que, la Doña esta, está mintiendo…no defiende el interés público, sino el privado. No le pasa nada en la cabeza, sencillamente, miente…es política.

 Este síndrome tiene grados, desde afecciones severas hasta las ligeras, que apenas se notan porque afectan solo a algún aspecto específico de la comprensión y/o expresión. En el caso de los psicópatas, se les nota en palabras que tengan contenido emocional; cambian los significados por la simple razón de que los sentimientos se los han estudiado….no los sienten, se los saben.

Naturalmente me llama la atención porque he tratado de comprender, buscar la etiología u origen de esos trastornos del lenguaje y/o la comprensión. He tratado de dar sentido a lo que me gusta llamar “frases célebres”, “silogismos locos”, “regates y firuletes” y, en definitiva, todos esos aspectos que hacen que, en una conversación, aparezcan contradicciones llamativas (que me llaman la atención, a mi).

Estas “llamadas de atención”, seguramente porque desde que las noté estoy atento, funcionan en mi mente como un “flash”….cuando se producen son como un fogonazo en mi cabeza.

Si oigo a alguien decir “iba yo a todo lo que daba la bici”, inmediatamente se enciende una luz dentro de mi mente, dentro de mi comprensión, porque no se puede ir a lo que da una bici….la bici no tiene tope (ni siquiera la de Indurain en el lago Madine).

Si oigo “estuve toda la noche con ella y la dejé seca”, no me queda por menos que preguntar “en toda la noche no bebisteis nada?”. Seguramente porque mis canales de proceso de datos me llevan a que estar toda la noche y dejarla seca no es correcto, sin entrar en qué quiere decir “estar”. Me imagino que no volvió a llamarle.

Si oyes a alguien decir “nosotros gobernamos para todos, no estamos pendientes de los que nos votan, no estamos pendientes de las encuestas”…..algo huele a podrido en Dinamarca porque todos los políticos gobiernan con encuestas dado, fundamentalmente, que la investigación social se hace con encuestas, en democracia. Los que no gobiernan con encuestas son los dictadores; estos no reciben el poder del Pueblo y por tanto les importa bien poco lo que piense el Pueblo. A este no le gustaron las encuestas y las negaba desde su super-yo.

Si alguien le dice a la que fue su pareja “me quieres?”, un año después de abandonarla, algo no funciona en su cabeza, dado que la pregunta se la tiene que hacer a si mismo…que es quien rompió la relación. Si hace esa pregunta es porque para él/ella es necesaria la ventaja que da “que te quieran”. Un amor en subjuntivo, con condiciones…eso no es amor, es un negocio. Seguramente, a esas alturas, su pareja ya tenía claro que era un objeto, una cosificación de su persona.

El plagio es plagio, por más que algunos lo quieran llamar “intertextualidad”. Lo hizo George Harrison con My sweet Lord y lo han hecho muchísimos artistas….pagas una cantidad económica y listo; los dos únicos problemas son si eso es rentable y si es ético; si la Ética te importa poco, solo habrá que atender al problema económico. En el caso de George Harrison, yo creo, le importaba más el mensaje que la música….pagó por la música.

Un “finiquito” no puede ser “diferido” porque entonces no es un finiquito. Un finiquito es el trámite final de una liquidación, por tanto no se puede hacer una liquidación y luego pactar que lo vas a pagar a plazos y mientras pago, sigo atendiendo a tu Seguridad Social. Esto no es un finiquito, es una chapuza integral….o una mentira. Si esto lo dice Jesulín de Ubrique, la sonrisa aflora a mi rostro…si lo dice una Abogada del Estado, me acuerdo del soneto de Machado….”miré los muros de la patria mía, si un tiempo fuertes hoy desmoronados”…. “povera patria”, quien te defenderá!!!.

Ahora he leído que algunos periodistas le llaman “despido diferido” que esto sí puede ser y no conculca la semántica. Algo así como “te voy a despedir dentro de dos años, mientras tanto no hace falta que vengas por aquí”. Menuda mierda de despido!!!.

Hay que tener muy presente que una cosa es un error, que cualquiera puede cometer, sobre todo cuando se habla (o se escribe) de memoria. Yo me puedo equivocar y atribuir los versos anteriores a Machado, a Homero, o a Garcilaso pero de ninguna manera decir que es prosa de Proust. Si Lope levantara la cabeza!!!!.

(perdóneme usted, D. Francisco, es un truquito que uso con cierta frecuencia).

Si oyes que “la Soberanía popular reside en el Congreso”….something is rotten in the state of Denmark porque en el Congreso residen los Diputados que son “representantes” del Pueblo….agrupamos conceptos dando lugar a un error considerable y muy interesado porque la Soberanía la ostenta el Pueblo aunque la ejerzan, como delegados, los Diputados. En Democracia hay diversas formas de manifestaciones…sencillamente porque el Pueblo es soberano. No nos saltemos al Pueblo Soberano, por favor, porque entonces queda sin ningún efecto Montesquieu y la propia democracia.

El problema surge, creo yo, cuando hay una parte de los ciudadanos que tu no consideras ciudadanos sino enemigos y, por tanto, no tienen derecho a protestar (al enemigo, ni agua). Gobiernas para todos menos para los que van a protestar a Cibeles….a estos les mandas 3.000 policías. Naturalmente, la mejor manera de expresarse es quedarse en casa.

La abstención te gusta mucho porque te favorece mucho.

Los que se expresan así, son personas que se están defendiendo, justificando lo injustificable.

Los “scratches”, como su propio nombre indica, producen molestias, arañazos en el espejo del alma, pero no son violentos….de momento. Claro, al valenciano le produce mucha desazón que se planten en la puerta de su casa y le digan que no están de acuerdo con sus criterios. Al de Albacete le incomoda que le pillen en una estación de tren y le llamen “guarrindongo” porque él y su partido incumplen, sistemáticamente, su programa electoral….aunque estén cumpliendo con su deber. Cual era su deber?. Por qué no lo dijeron cuando se les preguntó?. No es el primer deber de un partido político cumplir lo que prometieron?.

Pues si alguien dice que los Scratches “son unos nacis”, algo huele a podrido en Dinamarca…algo no funciona en su cabeza porque le da al término “naci” un valor que no se corresponde con los actos de la “parte actora”. El Príncipe Hamlet se está volviendo loco.

El partido “naci” llegó al poder por las urnas, no cumplió su programa electoral y salió del poder por las armas, despues de dejar 100 millones de muertos. Cumplió con su deber.

Si AFASIA SEMÁNTICA es “la imposibilidad de adaptar la palabra al sentido general de la frase” y si los científicos requieren de un accidente cerebral….hemos de pensar que estas personas que se expresan así, cuando eran muy jóvenes, se debieron atizar un piñazo, al ir a “todo lo que daba la bici”, que dañó irreversiblemente la parte fronto-temporal del hemisferio izquierdo de su cerebro y, como no tuvieron tiempo, no pudieron educar la parte derecha de su cerebro con un programa de entrenamiento neuro-plástico.

Bien, amigos, os voy a dar una alegría.

No es que padezcan AFASIA SEMÁNTICA, no. Padecen AFASIS MEMÉTICA…es decir, son unos memos y embusteros de tomo y lomo.

– Me parece mentira que usted, siendo feminista, se meta con una mujer.

– Cariño, no se mete por ser mujer, se mete por ser choriza.

Tratan de adaptar un embuste, una mentira, a una realidad que no pueden contar porque les perjudica mucho. El dinero no es de Barcenas, es del PP y, naturalmente que les interesan las encuestas, no te jode!!!.

Esto lo he podido comprobar en alguna ocasión.

No es que algún amigo te mienta en el peso del pez que ha pescado en un río mesetario: “tío, pillé un lucio de 12 kg”. Esto es mentira pero la frase está coordinada y es correcta. No tiene mayor trascendencia, es lo que siempre se ha llamado “mentira piadosa o intrascendente” que la diga quien la diga hace aflorar una sonrisa: “un lucio de 12 kg?…amos, venga ya!!!”.

El asunto que llama la atención es que una persona que ha mostrado rasgos de acalculia, alexia, agrafía, agnosia digital y confusión en la lateralización, después de leer “El olvido que seremos”, (Hector Abad Faciolince, 2.006), lo declare “opera máxima” y desprecie a quien no lo haya leído.

Te preguntas: cuantos libros habrá leído esta persona?. Para declarar esta novela “opera máxima”, ha debido leer a Corín Tellado y, como mucho, a Dª Elena Francis; tal vez era socia del Circulo de Lectores.

Yo lo leí…es una buena novela, bien escrita y construida, con un tema bastante particular por un lado y bastante general por otro. La admiración de un hijo por su padre es bastante normal….que al padre lo asesinen, ya no es tan normal y es lo que crea el mito. La idealización de la figura del padre, el odio hacia él, la escotomización del nombre del padre o el amor de la madre, la alienación parental, son temas recurrentes en la narrativa y en el cine; estas cosas son origen de muchas psicosis y venden mucho. Desde luego, habrá miles de obras mejores que “el olvido que seremos” en la Literatura Universal y, aunque se lo preguntara el autor….sí, es un verso de Borges “ya somos el olvido que seremos”. En la literatura colombiana los hay muy buenos y pertenecen a la Literatura Universal.

El Síndrome de Gertsman, descrito, necesita de algún accidente cerebro-vascular, en caso contrario no lo es.

Sin el accidente, cómo justificar que alguien confunda “áreas” con “centiáreas” o “hectáreas”?; cómo justificar que escriba 20 líneas en 5 años; cómo justificar que, alargando la mano izquierda, diga “échate a la derecha” o que arranque, literalmente, el tirador de la puerta del frigorífico en varias ocasiones?.

Cuando alguien, a la pregunta “cuantos son siete por nueve”, contesta “sesenta y tres, no?”. El Príncipe Hamlet vuelve a arquear las cejas, esa partícula interrogativa-negativa hace estragos en su mente. Pasa por los conductos neuronales de su cerebro como una castaña por su esófago…haciendo daño. Las tablas de multiplicar no se razonan, se aprenden.

Ni siquiera quiero hablar de que, en un curso de “inteligencia emocional”, alguien compare “la transición de fase” con la evolución adaptativa de las justificaciones injustificables o con el tercer principio de la Termodinámica…es decir, cursos a los que no va asistir el Príncipe Hamlet porque son una mierda de cursos para personas poco formadas que, desde luego, no se plantean que el principio de cero absoluto o entropía constante y nula es una asíntota que no se puede tocar (como su propio nombre indica), es un límite donde la entropía tiende a cero….en el cero absoluto todo se para, nada evoluciona.

Esos cursos suelen ser impartidos por personas con propedéutica muy mermada o escasa, digamos. Si a un licenciado en Derecho le hablas del tercer principio de la Termodinámica para justificar “la evolución personal de las ideas”….vamos a tener muchos problemitas. Ni los Pokemon evolucionan tan deprisa!!!!.

Como describe Hare en su “Sin conciencia” o Cleckley en su “la mascara de cordura”, los psicópatas “pareciera que” sufrieran de Afasia Semántica….pero no la padecen, tan solo son unos mentirosos, manipuladores que tratan de reordenar los hechos para que lo que cuentan “parezca” realidad. En estas condiciones cometen errores de expresión y/o comprensión parecidos a los que cometen los que padecen este síndrome de Afasia: no incardinan bien los significados de las palabras en el sentido de las frases. Mienten como bellacos, sus objetivos no son los que dicen. Tratan de adaptar, justificar actos injustificables.

Y para qué hacen esto?….. muy sencillo, para preservar la máscara que tanta falta les hace.

Como no entienden bien los sentimientos (porque no los tienen) y tratan conocer los de los demás (para usarlos), cometen errores de compresión y luego los trasladan a la expresión:

–        Tu dijiste…..

–        Yo, jamás, he dicho eso.

–        Cómo que no?.

–        Yo no he podido decir eso porque no es ese mi criterio. Eso es antitético con mi pensamiento.

No es que yo no lo haya dicho, que no lo he dicho, es que mi interlocutor lo ha entendido mal, según su interpretación. Ejemplo:

–        Donde vas, cielo?

–        Al gimnasio, que estoy jamona.

–        Sí, siempre has estado muy jamona.

–        No, yo no he estado, nunca, gorda. Tu sí.

Que yo sepa, los jamones están muy buenos y el término “jamona” se usa como piropo….esta lo entendió mal y se enfadó. Ahora me entero que ser un tío/a jamón/a es una cosa mala y “jamón” es equivalente a “gordo”. Naturalmente, ser gordo es muy malo.

En el tránsito de la idea mentirosa a la palabra se producen unas disarmonías muy llamativas.

Un conocido mío me contaba:

–        Mi hermano está en la cárcel.

–        Qué ha hecho?.

–        Nada, ha tomado prestado un coche.

Este empezó tomando prestados coches que no eran suyos y acabó tomando prestado dinero en las gasolineras; cuando el prestador se oponía, este la daba una ensalada de bofetadas (en defensa propia, cómo el oso que se comió a D. Favila, segundo rey en la línea de legitimidad histórica española). Desde luego, el hermano de mi amigo no devolvía los préstamos y, cuando le trincaba la policía, le echaba la culpa al Estado por su mala situación legal.

Parecería que tuvieran un follón importante, en la  cabeza, el prestatario y su hermano….pero no, no tenían ningún follón…sabían perfectamente lo que hacían y que tipo legal era porque si seguías tirándole de la lengua decía:

–        Y fíjate que eso no es ni robo. Es, como mucho, hurto.

–        Amigo, lo que no es, de ninguna manera, es préstamo.

En fin, amigos, que una cosa es la AFASIA y otra, muy distinta, un embustero y al Príncipe Hamlet no es fácil engañarlo porque tiene muy buen olfato, huele en toda Dinamarca.

Los psicópatas no padecen AFASIA SEMÁNTICA, la representan.

Categorías:PSICÓPATAS

PSICÓPATAS VII

PSICÓPATAS VII.-

El asunto de los psicópatas está ya muy manido y después de leer una docena de libros y visitar un millar de páginas web, con sus comentarios incluidos, he llegado a la conclusión de que debe haber varios miles de millones de estos especimenes.

Y dice Robert Hare que son el 2% de la población…..ja!!!.

No ya los asesinos, que antes o después les trinca la Justicia y les hace pagar por sus desmanes. Cualquiera que mate a sus hijos es un tipo al que hay que analizar, por supuesto, para determinar, si se puede, qué le pasa por la cabeza, pero no solo analizar, además hay que ponerlo detrás de una reja y dejarlo allí hasta que los forenses nos aseguren que no hay peligro. A ver quién es el machote que certifica eso!!!.

Si en vez de a sus hijos, mata a 75 jóvenes social-demócratas, en traje de baño, excuso deciros.

En el año 2.005 todo era novedoso (Hare publicaba su PCL-r), no es que antes no existieran, es que no se llamaban así, para mí fue un gran descubrimiento. En 2.005 los asesinos eran asesinos igual que ahora, pero los hijoputas eran solo eso, aunque no conocieras a su madre; después de conocer a la madre la cosa cambia, son psicópatas. Si su madre también es “rarita” hay que mirar a la abuela…entonces nos enteraremos que estamos metidos en lo que un amigo mío (psiquiatra) llama “vórtice de mentiras” que no es otra cosa que tres generaciones de personas, de la misma familia, justificando actos abyectos acaecidos en tres generaciones. Estaremos en un problema de “socialización”, de aprendizaje.

Gabriele Salvatores, en Mediterraneo, lo describe muy bien:

–         Tu por qué eres puta?

–         No sé, mi abuela fue puta, mi madre fue puta y mis hermanas son putas….

Si mi abuelo fue un malón y mi padre también, mi marido, necesariamente, lo será; todos los hombres lo serán, y si no lo son, yo haré que lo sean. “Saca la cabrona que llevas dentro”, gran libro de auto-ayuda!!!. Es como decir “sé psicópata, se vive mucho mejor”.

Es, por tanto, un problema de denominación, al igual que el término “machista”. Le han dado tal valor inmoral que llamarle a alguien “machista” es equivalente a insultarle. Muchas mujeres (y Rubalcaba) usan ese término sin saber qué significa, lo usan como insulto. No es el caso del término “feminista” que está muy bien visto, incluso, por muchos hombres a los que yo denomino “traidores”. Es igual de bueno o de malo ser machista que feminista. Es una facción.

Estamos, pues, ante un problema de clasificación y nominación.

Mi experiencia me dice que los delincuentes pueden ser machistas o feministas….no tiene que ver nada. Los delincuentes son delincuentes y los violentos, violentos.

Mi experiencia me dice que en todo este batiburrillo de los psicópatas intervienen cuestiones de “competencia”, cuando algunos (los psiquiatras) quieren definirlo como “patológico” tratando de encontrar alguna alteración en la fisiología del cerebro.

–          Para hacer esas cosas que hacen, algo no les funciona bien.

–          O, sencillamente, no les funciona.

–          Tratémosles con un escáner de emisión de positrones!!!.

En cambio otros (los psicólogos) no quieren buscar patologías cerebrales y hablan de problemas conductuales derivados de una muy mala socialización, traumas infantiles, fracturas familiares y asuntos que tienen que ver más con el entrenamiento del cerebro.

–          Si un tío, desde jovencito, ha vivido eso como bueno, es muy difícil hacerle comprender que es malo cuando tiene 30 años. Si un tío ha aprendido a ser violento……malo, mula!!!. Y si una mujer te cuenta que su abuelo era “bígamo”, y su padre psicótico, excuso deciros.

Esta segunda opción la dibuja, perfectamente, Peter Mullan en NEDS (no educados y delincuentes). Película impactante del año 2.010.

Automáticamente sale una señora feminista y con barba postiza (apedreadora), mezclando churras con merinas y arrimando el ascua a la sardina de la que come, dice:

–          Ahí lo tienes, un machista violento y psicópata.

–          Pero mujer, es que nos habíamos comprado un piso, para vivir juntos, y a los dos años, después de tener al hijo, me dice que no la entiendo y que no la escucho y que me abra, que ella se queda con todo.

–          La has sacudido?.

–          No, solo la he dicho, cuando le he pillado con el otro, que es un putón desorejado.

–          Ya está!!!….ahí lo tenéis: un machista violento.

Los psiquiatras quieren buscar fundamentos científicos para poder justificar (etiologías) conductas injustificables. Los psicólogos, en cambio, analizan las justificaciones a las conductas para determinar si alguien es psicópata.

Pero es que da lo mismo; un hijo puta es un hijo puta aquí y en Pekín (que ya no se llama así, tampoco).

Cual es la diferencia?.

Es muy fácil: bajo mi punto de vista, la manipulación y la mentira.

Me explico. Si tú estás tratando con un desaprensivo y lo sabes, porque te lo dice o porque, de entrada, va dando la cara….eso no es un psicópata.

Siguiendo con la analogía que he utilizado otras veces….un león es un bicho muy peligroso pero no es un psicópata….se ve, claramente, que es un león. Un lobo con piel de cordero sí es más parecido a un psicópata.

Si, al principio, parece una persona buenísima y luego resulta ser un amoral, pueden pasar dos cosas; una es que tú, al principio, no hayas notado nada porque tu percepción esté nublada por el “amor” y otra, muy distinta, es que la mentira y la manipulación se prolongue en el tiempo y, aún después de romper, siga mintiendo y manipulando. Es en este segundo caso, cuando hay que empezar a pensar en alteraciones propias de psicópatas.

Si la persona alterada quiere mantener su máscara, a toda costa, hay que pensar en alteraciones más profundas.

Los psicópatas “saben” que lo que hacen está mal….pero ellos son mucho más listos que los demás, están convencidos de eso…son muy egocéntricos y narcisistas. Usan la defensa aloplástica (echan la culpa a los demás). Conocen las normas sociales pero les buscan “atajos” sin tener ningún escrúpulo en dañar a otros, es que ni siquiera se plantean que puedan existir esos daños.

Napoleón abandonó, en Egipto, a un ejercito y en Rusia a otro….iniciaba las campañas con unos objetivos y le importaban un pedo las personas….me pregunto: era Napoleón un psicópata?.

napoleon2

Es necesario, en todo caso, diagnósticos muy especializados. Estoy refiriéndome a diagnósticos formados, no a “opiniones”.

Podréis encontrar, ya digo, miles de páginas con sus correspondientes miles de “comentarios” donde cientos de miles de personas han tenido contacto con psicópatas…..casi todos se refieren a sus “Ex”. Son señoritas que, al principio, sus ex eran fantásticos, detallistas, amorosos y otras virtudes similares y, después de seis meses, ya no son todas esas cosas y descubren que estaban casados…..vaya, hombre, que psicópatas!!!.

Comentarios del tenor de “teníamos una relación preciosa, yo conocía a su esposa pero él me decía que no la quería y la iba a dejar….”

–          De verdad pensabas que la iba a dejar?….cuanto tiempo has necesitado para saber eso?.

–          Seis meses. Pero cuando me quedé embarazada, me dijo que “se acabó”, “que abortara” y empezó a tratarme mal.

–          Oyes…una lástima!!!.

Eso responde a aquel dicho de “todo el mundo promete, hasta que la mete”. Además, cielo, eres tú la que te has metido su cama, en la cama de un casado y eres tú la que te has quedado embarazada. Eso no es que él sea un psicópata…es que tú eres muy puta, hija. Esto lo llevan haciendo los machistas toda la Vida, es que ahora también lo hacen las feministas. Esto y cosas peores.

El diagnóstico diferencial es primordial en estos casos. No es lo mismo un bipolar que tiene una sola personalidad pero debido a defectos o excesos de neuro-trasmisores u otras sustancias que actúan en el cerebro se comporta de forma distinta en distintas fases de su vida, que un psicópata que siempre se va a comportar igual porque no tiene problemas en el cerebro…es que “es así”. No tiene fases de “manía” o de “depresión”.

No es lo mismo la “sensación de vacío”, que siente un psicópata, después de conseguido su objetivo…después del “deleite por el desprecio”, que una depresión endógena.

El psicópata no está deprimido, finge la depresión y la tristeza pero se va de copas para “evadirse”. No tiene capacidad de aprendizaje, sencillamente porque para él no ha sido negativo. No siente el dolor ajeno como negativo…..llevando esto al extremo nos encontraremos con los asesinos en serie.

Cuando se dice que un psicópata “no tiene sentimientos”, no es solo que no los tenga….es que, además, los finge, los aparenta. Sabe, perfectamente, que fingiendo va a conseguir lo que quiere.

Cuando se dice que “no tiene empatía”, no es solo que le importe un pimiento lo que tú sientas…es que, además, dice que lo siente mucho, que no quiere hacerte sufrir. Quiere seguir siendo la buena persona que aparenta…..pero, como pueda, te sigue sacando la pasta, obteniendo el beneficio; eso sí, con mucha tristeza.

Es que es tan sencillo como que miente para conseguir sus objetivos y miente sabiendo que lo hace  y organiza la mentira para que parezca verdad. Bretón habla de sus hijos en presente de indicativo; le están juzgando por asesinato y habla de ellos como si estuvieran vivos.

su-jose-breton

Un par de ejemplos distintos:

Una vez íbamos, mi mujer y yo, paseando por el parque. Nos cruzamos con una señora que llevaba una especie de jaula de cartón. Miré y vi, en la jaula, un loro que solo tenía plumas en la cabeza. Le pregunte:

–          Coño!!!, que le pasa al loro?.

La señora, con acento sudamericano (no puedo determinar de donde) me contestó:

–          Vengo del psiquiatra para ver que la pasa.

–          Es lora?

–          Sí y, cuando le da la gana, se arranca todas las plumas del cuerpo.

–          Y que te ha dicho el psiquiatra?

–          Que está muy consentida. Siempre está conmigo y, por ejemplo, si estamos en la cocina y me voy al salón, ella empieza a arrancarse las plumas.

–          Pero el psiquiatra es un psiquiatra de loros?.

–          Claro hombre, a mí no me pasa nada.

–          Y tú como sabes eso si el psiquiatra es de loros?. Qué te ha dicho que tienes que hacer?.

–          Nada, que me haga la indiferente.

Se marchó medio enfadada porque yo creía que la que estaba como una cabra era ella. Teníais que haber visto a una lora…en pelotas!!!!.

Seguramente, yo tampoco estoy muy bien de la cabeza…pero no sabía que hubiera psiquiatras de loros. Psicoanalizar a un loro tiene que ser una cosa fantástica y, desde luego, psicoanalizar a una mujer que manifiesta que su lora está muy consentida, tiene que ser alucinante.

Esta mujer, posiblemente, será otra cosa…..pero psicópata no. Su psiquiatra (el de la lora)….era un artista del alambre que le dijo lo que quería escuchar y la sacó 20 €.

Cosa bien distinta es el caso de un conocido mío que estaba “felizmente” casado (23 años de matrimonio), conoció a una compañera de trabajo. Después de un intenso juego de miradas y lenguaje corporal, mi amigo se enamoró de ella y rompió su familia para hacer una vida con la chica en cuestión. Se divorció con todas las de la Ley.

Se prometieron amor eterno y ella se fue a vivir a casa de él…. gratis.

A los dos años, supuestamente, se le averió el coche y mi amigo la compró un BMW; dos años después, a ella le vencía la cuenta ahorro-vivienda y mi amigo, no solo le buscó, se compró una casa a medias con ella. La dama que nos ocupa, terminó de pagar la fase de “periodo de obra” y mientras trepó en el trabajo hasta conseguir lo que quería. Lo que aportaba a la casa comprada era lo que se ahorraba viviendo gratis en casa de él. Dos años después, cuando ya había alcanzado sus objetivos le dice que “esto es un ciclo, y hasta que te los ponga, me voy porque me pierdo mucho estando contigo”.

Hubo mentiras, trampas en las cuentas, “eres el hombre de mi vida”, “paga tú, que yo no tengo dinero ahora”….cositas de estas. El histórico de la cuenta corriente (me lo enseñó) y los conceptos de los ingresos no dejaban lugar a dudas de que sabía lo que estaba haciendo. Incluso cerró una cuenta y abrió otra con la excusa de que el señor de la ventanilla era un antipático; a partir del cambio empezó a “codificar” los conceptos de los ingresos, mezclando prestamos personales con hipotecarios.

Después de mucho dolor y sufrimiento, mi amigo me enseñó una carta de la psicópata, fechada un año después de la traición, donde le decía que “el amor, respeto y admiración” que sentía por él no cambiarían nunca.

Cuando me preguntó qué opinaba, le respondí que era mucho mejor que no le quisiera, que no le respetara y que no le admirara, salvo que estuviera dispuesto a pagar, muy caro, esas tres mentiras. Tío, te ha fundido!!!; a lo hecho…pecho….-le dije-, sal corriendo y escóndete de esta pava.

Esta sí, tiene mucho más aspecto de psicópata. Esta era de las que se van de copas y acaban, con otro, en la cama, para evadirse del gran fracaso y sensación de vacío; yo la vi (de copas y del brazo de otro), no parecía muy preocupada y, por lo visto, todavía estaba mandando correitos con boleros y mensajes de amor, respeto y admiración a uno, mientras se ponía y se quitaba las botas con otro. Lo que no quiso saber nunca es de “liquidar las cuentas”; no estaba dispuesta a soltar su botín de guerra, quería ponerlo “sub-asta”.

En todas las descripciones de psicópatas que he leído la base psicológica es la misma, pero los actos no lo son.

En los de la “variedad jardín”, que otros llaman “los adaptados”, lo cual es una redundancia porque “adaptados” están todos; la diferencia es que les pillen o no, pero los vecinos y familiares suelen decir: “ay!!!, con lo buen chico que parecía”.

A Manuel Delgado Villegas el Arropiero, cuando le pillaron, llevaba ya dos docenas de asesinatos. Este era un pobre “desequilibrado”….muy pobre, muy desequilibrado, pero que se cargó a un montón de gente y nadie podía creer que este fuera un “desadaptado”, antes al contrario, se adaptaba perfectamente a cualquier ambiente; mató en varios países. Hay muchos de estos que si no les pillan, se tiran toda la vida asesinando y viviendo con normalidad.

Los que yo llamo “psicópatas basurilla” son unos canelos cuya base psicológica es la misma pero que no pueden hacer mucho daño. Lo más que puede pasar es que te enganchen en asuntos económicos, que te engatusen prometiéndote una vida mejor….pero, a fin de cuentas, eso mismo hacen Rajoy y el Papa y nadie les califica de psicópatas.

A estos se les para de forma fácil y sencilla: no haciéndoles ni caso.

Muchas veces he leído que los psicópatas machistas “arruinan expectativas”, pero es que las expectativas la crean ellas en la mayor parte de los casos que he leído.

Son, estos últimos, basurilla que anda por la vida tratando de negociar su ruin existencia a base de dar palos a unos y otros. Lo que me llama mucho la atención es que ellas se dan cuenta de lo que tienen cuando ellos empiezan a pedirlas dinero; entonces comprenden, les piden un compromiso mayor y, cuando la pareja declina, se sienten arruinadas.

Esto, casi siempre, es por las rigideces que se imponen en los estereotipos al uso. Un hombre paga…una mujer no, se fija como proveedor, por defecto, el rol masculino.

En fin, amigos, la psicopatía tiene grados y es muy conveniente, cuando inicias una relación, tantear al candidato y no aceptar compromisos mayores en tanto no le conozcas bien…..si alguien es capaz de ocultar las cosas que descubrirás después, entonces podrás decir que es un psicópata.

A un verdadero psicópata no le calas en años!!!!. Hasta que no dé la cara y, entonces, ya será muy tarde. Por esta razón yo les comparo con las goteras…..cuanto antes den la cara, menores serán las consecuencias.

Si te trinca con un hijo y una casa…..agárrate que vienen curvas!!!.

Categorías:PSICÓPATAS