Archivo

Posts Tagged ‘masculinistas’

COMO ME GUSTAN LAS GALLETAS!!!!

febrero 19, 2012 1 comentario

AY, AY AY!!!!! COMO ME GUSTAN LAS GALLETAS (Lo dudo).-

En los años 60, en EE.UU., se empezó con las reivindicaciones femeninas referentes a la igualdad de la mujer en el trato social. Aquellos movimientos fueron inmediatamente liderados por las asociaciones feministas que eran chicas con el pelo corto y camisas a cuadros que odiaban a los hombres, cuando estas pasaban por delante de una obra….los albañiles se ponían a trabajar en silencio.

Estas reivindicaciones nada tenían que ver con las sufragistas, ni con aquellas mujeres de principio de siglo que peleaban por derechos políticos. Estas peleaban por “otros” derechos.

No carecían de razón y algunas de las reivindicaciones fueron incorporándose a las legislaciones de los distintos países occidentales, en orden a la igualdad legal entre hombres y mujeres.

“Era un símbolo de su lucha contra la realidad”.

“Yo quiero la igualdad!!!, quiero tener derecho a parir y si no puedo parir, quiero que nadie utilice esa realidad contra mí”

Las costumbres, los prejuicios y las dobles morales, que aún teniendo razón de ser en el hecho de que las mujeres son diferentes sexualmente (con los hombres y entre si), quedaron obsoletas en el mismo momento en que las mujeres empezaron a controlar la maternidad. La píldora anticonceptiva fue la verdadera revolución y liberación de la mujer. Dejaron de ser esclavas de sus ciclos menstruales y plantaron cara a Dios; con el desarrollo de la anestesia epidural ni siquiera tenían que parir con dolor. La planificación familiar era un hecho.

Claro, “la píldora” no solo valía para planificar la familia.

De esa liberación “pública” se pasó a la liberación “intima”; en los años 60 se empezaron a ver las primeras “minis” y las señoras hacían toda la propaganda que les daba la gana con sus cuerpos liberados, lo cual, a todos nos parecía muy bien, sobre todo a los que éramos más progres. Llegó a parecernos normal que nuestra pareja enseñara las “pepis” en la playa; incluso, algunos hombres lo veían tan bien que enseñaban sus vergüenzas (esto lo hacían los que tenían mucha vergüenza).

Pero aquello que comenzó como un moviento de justa reivindicación de igualdad, pronto se convirtió en movimientos de “mangoneras” que buscan el poder, que buscan el dominio, porque de la igualdad en el ámbito legal, social, laboral, etc., y me estoy refiriendo al ámbito público, se pasó de forma sibilina al ámbito privado, en relación a los hombres.

Es decir que de querer mandar en lo privado, se pasó a mandar en lo público (con o sin méritos), cosa que ya sabía todo el mundo; pero es que no querían mangonear en razón del carácter del hombre que tenían, no, querían mandar por Ley. Querían mandar sí o sí.

Querían un esclavo, pero que no lo pareciera, en lo privado y querían la prevalencia femenia en lo público, porque de todos es sabido que son más listas y más fuertes que nosotros (ya se han ocupado muy mucho de hacer ortodoxo ese concepto que es falso de raíz).

El problema ya no era tener un proyecto y una vida común, no. El asunto es que ellas quieren su vida y su proyecto y el hombre es un anexo que necesitan. Los hombres pasamos a ser espermatozoides que aportan dinero. Los hombres pasamos a ser “objetos de explotación”, las divorciadas americanas eran el paradigma.

Isabel Cresleyr triunfaba en todo su esplendor: tres pensiones alimenticias: comía a “tres carrillos”.

Para conseguir eso se apoyan en los “actos de violencia” que los hombres infringen a las mujeres. Como ya he manifestado en otros escritos, el asunto es tan sencillo como tratar de igualar a todos los humanos, que son mortales, a Sócrates, que también es mortal. Ya todos somos Sócrates. Todos somos maltratadores en potencia y el que no quiera serlo lo tiene que demostrar.

Es que, sencillamente, quieren un tontito bien mandado. Así, volando van, volando vienen y por el camino ellas se entretienen.

En diciembre de 1.993 la Asamblea General de las Naciones Unidas definió la “violencia contra la mujer”, en su artículo 1º, como:

“A los efectos de la presente Declaración, por “violencia contra la mujer” se entiende todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o sicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada.”

(Asamblea General dela ONU. Resolución48/104, 20 de diciembre de 1993).

Esta declaración era una obviedad entonces y lo es más, ahora.

Entonces se empezaba a legislar para remover conciencias y abolir ciertas prácticas y costumbres que, sobre todo en países subdesarrollados,  no tenían cabida en el mundo actual y no eran muy humanas, que digamos.

Las  Naciones Unidas que, como todos sabemos, es una Organización justa, democrática y solidaria, pretendía dictar normas morales a sus asociados. Las normas morales de los que pagaban pretendían ser impuestas a los que no pagaban…..os suena eso?. Es un pensamiento muy de izquierdas.

En aquellos días, como ahora, cuando uno de los miembros con derecho a veto no está de acuerdo con una Resolución, lo llevan a la Asamblea General. En aquellos días, China, con su política familiar, hubiera vetado este texto.

Si bien en esta Declaración no se especifica el género, también es muy cierto que la “violencia” no es un asunto simétrico cuando de hombres y mujeres hablamos. Lo realmente llamativo, en este texto, es que se refiere a “acto de violencia cuyo resultado”…es decir, si no hay “acto” no habrá violencia. Esto significa, en Derecho, que la carga de la prueba la tiene quien denuncia.

Tampoco es muy simétrico, que digamos, cuando USA invade a quien le da la gana, es que, sencillamente, USA tiene la fuerza y la usa.

En castellano, y los académicos de la Lenguase han hartado de decirlo, las personas no tienen género, tienen sexo; son las palabras las que tienen género aunque, en malabares gramaticales, todas las miembras de este movimiento son verdaderas expertas. Repasad, amigos, declaraciones de las Señitas.

Empezaremos con los matices, por ejemplo: las omisiones son actos?.

Dice la página web del Instituto de la Mujer de Castillala Mancha que

“Si te castiga con la incomunicación verbal o permanece en presencia de los hijos, invitándoles a no         tenerte en cuenta “ ….Eres víctima.  Un hombre que se enfada con su señora y no la habla en dos días, es un maltratador.

Amigos, a qué a ninguno de vosotros, vuestras señoras os han hecho eso jamás?. Ellas no pueden ser maltratadoras.

Conozco a uno que, para no incumplir este precepto, escuchó y conversó con su señora, durante horas, sobre un borrador de la Ley del Juego en Castilla la Mancha mientras, en la TV, jugaban el Madrid y el Barça.

La escuchó aún estando muy claro que ella no se iba a ocupar de eso. El juego es un asunto demasiado goloso como para que se ocupara ella.

Pero es que, según esa misma página,  “Si te quita el dinero que ganas o no te da lo que    precisas para las necesidades básicas de tu familia… “…. Eres mujer maltratada.

Y si te le quita ella a ti?. Hay tantas formas de quitar dinero!!!.

Oyes, si te quita tu dinero es un ladrón, pero el dinero suyo lo debe usar para atender a su familia…no creéis?. Por qué te lo va a dar a ti para la tuya?.

Volvemos al campo de las anécdotas, pero esta es una página oficial y cuando dice esas cosas, ni siquiera hace distingos en “de quien es la familia?”. No lo hace porque tienen asumido que la familia es suya, tú eres el proveedor, ella va a decidir cuáles son las necesidades básicas y, en esas necesidades, va a incluir las visitas a Zara, naturalmente.

Un daño físico, está muy claro lo que es pero no entiendo, ni sé qué puede ser “un daño sexual”.

Un gatillazo es un daño sexual?, fingir un orgasmo, tal vez?.

Un daño sicológico va a ser mucho más difícil de demostrar.

Las amenazas de estos actos……uffff!, me cuesta imaginarme a un bantú diciéndole a su señora “como me sigas jodiendo te voy a provocar, a sabiendas, un daño sicológico. No te voy a hablar en dos semanas aunque me consideren maltratador en Castilla la Mancha”.

Yo he conocido mujeres que no tienen ni medio claro la diferencia entre “advertencia” y “amenaza”; que no distinguen entre “chantaje” y “petición”; que confunden “coacción” con “declaración de voluntad”.

No saben que si expones lo que va a pasar…no amenazas; que “chantaje” exige una contraprestación; que si dices “yo no voy a hacer eso” no estás coaccionando a nadie, te impones a ti mismo, una disciplina.

Sobre todo si es ella la que rompe la relación y la rompe sin liquidar las cuentas, mintiendo y maniobrando para salvaguardar su máscara de “buena chica”, poniendo la culpa sobre ti.

Conocéis, amigos, algún caso de estos?.

Aún estando la cosa un poco difusa, no conozco ningún hombre que no suscribiera, a pies juntillas, esta Declaración de la Asamblea General, y cuando lo conozca me apartaré de él. Si el hombre es un bantú, además, me apartaré con mucho respeto (caminado hacia atrás). Si el irrespetuoso es Mike Tyson, marcaré inmediatamente el 112.

Estas Declaraciones Universales de Asambleas Generales Universales que, como su propio nombre indica, son aplicables en el Universo y, por tanto, tienen la misma fuerza legal que los Edictos de la Princesa Leia, las Resoluciones del Consejo Jedi o las Leyes de la Republica Galáctica, deben tener su correspondencia en Leyes de las Naciones Soberanas que, estas sí, tienen carácter y fuerza coercitiva.

Cada país deberá crear su propio “corpus legal” en orden a  prevenir y evitar la “violencia contra la mujer”. Cada cual hará de su capa un sayo.

A mí esto ya me parece un poquito discriminatorio en relación a los hombres ya que el corpus legal debería ser creado para prevenir la violencia, sin más calificativos. Yo no haría más distingos, entre diferentes tipos de violencias, que no fueran los propios de los tipos penales.

“No es lo mismo sacudir a una borracha que a la campeona mundial de taekwondo”, dice un conocido mío. La violencia es la misma, es la suma del abuso, premeditación y otras circunstancias lo que distinguirá el tipo penal.

Tampoco es lo mismo sacudir a un hombre que mide 1,4 m. y pesa 35 kg, que hacerlo a uno  que mide 1,9 my pesa 90 kg, sin entrar en la edad ni quien es el agresor/a.

Acordaos, amigos, que hace unos años, un caco intentó robar el bolso a Coral Biscuter y, el pobre ignorante, empezó a recibir leña y se tuvo que refugiar en una comisaría. No sé si era pobre, pero ignorante sí: no sabía a quién le robaba el bolso.

Aquello no era “violencia contra la mujer” era, sencillamente, un caco que quería robar y le dieron la medicina que estaba buscando. La señorita Biscuter no entró en consideraciones de si lo hacía por falta de respeto, por ser mujer, carente de inteligencia o si Dios es uno y trino….le dio “palos para hacer un circo” que es lo que se merece un ladrón.

Si el caso hubiera sido al contrario, es decir, una señora que le quita la cartera a un señor, que hubiera pasado si el señor la soba el morro?.

Todo este batiburrillo legal que se fue formando, basado en un hecho social muy poco importante, porque 50 muertas, en cualquier país europeo, por muy triste que sea el asunto, no es importante en el plano sociológico y no lo es aunque se le sumaran los 30 muertos del otro sexo, que se omiten siempre, fue cristalizando porque la tenacidad de las mujeres siempre ha sido paradigmática.

Insisto en que creo que las 50 muertas es la excusa, la verdadera razón es otra que expondré más adelante, en las conclusiones.

Insisto más. Que mueran 50 personas o incluso 80 en un país, es muy triste pero no justifica la creación de un ministerio. Ni siquiera una Secretaría de Estado, una Dirección General….un Instituto con delegaciones provinciales, Observatorios, Atalayas, Cuerpos Especiales de Intervención Rápida, Cuerpos Generales de asistencia continuada…..uffff!!!, cuanta gente!!!.

En la carretera mueren todos los años 4.000 personas y solo hay una Dirección General que está más preocupada en recaudar que en corregir eso, aunque digan lo contrario. Esto es un asunto que queda meridianamente claro cuando te enteras que el 80% de las muertes se producen en carreteras secundarias, mientras que el 60% de la recaudación se produce en autopistas.

Toda aquella movida de los años 90, con la Ley del Divorcio de Fernandez Ordoñez en vigor, pretendía sesgar las resoluciones de los jueces y se amparaban en que eran hombres los malajes que rompían la familia. Se enamoraban de una jovenzuela, putarraca, y rompían la “paz familiar”. Entonces había que motivar la ruptura.

Aquel viejo precepto de “matrimonio”, según el cual las personas que celebraban ese contrato se comprometían a “proteger, defender y cuidar a la madre”….matris-munium….se protegía a la familia. No era un asunto de mujeres y hombres; se protegía a la matriz de la que colgaba la familia, que son los hijos. Los esposos no son familia, no tienen (o no deben tener) genética en común.

Efectivamente, se debe penalizar a la parte que rompe la familia, pues es la familia la que debe ser objeto de protección y si rompes o modificas un contrato de forma unilateral, debes pagar. Eso lo entiendo, hay que proteger a las criaturas, desde el Estado, haciendo que los cónyuges cumplan las obligaciones a las que se comprometieron.

Naturalmente no se deben consentir amenazas ni malos tratos en las situaciones de divorcio, ni en ninguna otra situación y hay que adecuar las leyes para que cualquier persona que se sienta agredida o amenazada pueda ponerlo en conocimiento de la Justicia y, naturalmente también, la carga de la prueba estará en sus costas.

“hace tiempo que no me escuchas ni me entiendes…ale!! me voy y me llevo al niño!!!”….que frase tan bonita, oyes!!….la ponen en anuncios de dentistas.

Todo aquel trabajo de propaganda y manipulación de las estadísticas, de los conceptos, de las etimologías y de las realidades, sesgando las encuestas desde las preguntas y manipulando los procesos de explotación de datos dio como resultado:

1º.- La promulgación, el 29 de diciembre de 2.004, de una Ley Orgánica, nada más y nada menos, donde solo los hombres pueden ser agresores y las mujeres solo pueden ser víctimas. Donde se declara de ámbito público la vida privada de las parejas y donde se exime de la carga de la prueba a las víctimas. Una Ley que deja a los hombres en manos de las  mujeres. Aquella Ley que se hizo en cuatro meses y se tramitó, en el Congreso, en dos, con una ponencia técnica y Comisión de debate formada por nueve mujeres y dos hombres. Os hace falta algún dato más?. Por favor, leed la Ley.

2º La promulgación, seis meses después, de la Ley 15/2005 de 8 de Julio, que modifica el Código Civil y la Leyde Enjuiciamiento Civil en materia de divorcios; fue la confirmación de la estrategia. Esta Ley permite divorcios sin separación previa y sin motivación ninguna. Una Ley que otorga a las mujeres el instrumento para matar, el instrumento para defender “su” familia.

En aquellos momentos, que estábamos liderados por un autentico social-demócrata que propugnaba la alianza de civilizaciones, se hacían leyes que discriminaban por razón de sexo, pero tenía un coleguita catedrático de derecho constitucional que propuganaba los “avances sociales”  basándose principalmente en la Constitución española y concretamente:

Art.- 9.2.-   Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.

Art. 14.- Los españoles son iguales antela Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Art.15.- Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las Leyes penales militares para tiempos de guerra.

Art. 32.1.- El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica.

Este pajarito, ideólogo ejemplar, es uno de los autores del famoso silogismo de Sócrates… y como se le olvidó incluir el art. 47, lo incluyeron en la Ley 15/2005 de 8 de Julio.

También tenía una vicepresidenta que había pactado con alguien para que envejeciera su retrato y no ella: Dorian Teresa Fernandez Gray. Insigne jurista que entró en la Judicatura por el Cuarto Turno (el último).

Y así fue, amigos, como basándose en las Declaraciones de la Republica Galáctica, Declaraciones de los Derechos de las Humanas y los mandatos de igualdad política de la Constitución Española, vio la Luz la famosa Ley Orgánica 1/2.004, de 28 de Diciembre y la 15/2005 de 8 de Julio.

Estas dos piezas legales no son las únicas, pero dejan muy claro que alguien está jugando con algo tan sagrado como la familia. Ese alguien lo está haciendo de una manera sibilina y maniobrera y su objetivo no es proteger a la familia, claro que no. El objetivo es “apropiarse” de la familia.

Alguien promulga leyes muy discriminatorias, basándose en los preceptos constitucionales que propugnan la igualdad política, y le sirven para demostrar y defender la “igualdad” de género, que ni es de igualdad, ni es de género.

Preceptos constitucionales que son firmemente salvaguardados por un Tribunal Constitucional que dice que BILDU no es ETA. Un Tribunal que no es político, es divino de la muerte, porque a sus miembros los nombra Dios en su excelsa magnificencia.

Es decir, pensad un poco amigos, si en 1.950 la familia era un patriarcado, en Julio de 2.005 y con la excusa de la protección de la “paz familiar”, se le entrega a las mujeres y nos convertimos en un matriarcado. Estaremos atentos a los resultados.

Esto, que en un principio era un asunto de “violencia contra la mujer”, se ha convertido en una movida que nos ha costado ingentes cantidades de dinero en sueldos, cargos y prebendas para ellas y que tiene como resultado la prevalencia femenina en esta sociedad. Fijaros bien porque no buscan la igualdad, buscan la superioridad.

Aquello que cualquier hombre de bien suscribiría a pies juntillas, es decir, pelear contra la violencia, contra cualquier violencia aunque sea en el ámbito privado, ya no es un asunto de igualdad.

Nadie que busque la igualdad hace estas leyes tan desiguales ni promociona con tanto dinero público las demandas, ni llama “lacra social” a un fenómeno del cual no tenían culpa mis abuelos, ni ningún hombre que se educara así.

Fijaros, amigos, que si la “violencia contra la mujer” fuera una lacra social, como habría que calificar al resto de los 1.500 asesinatos anuales que reconoce la Memoriadel Poder Judicial?.

Ni de qué hablar tiene la manta de protección social que se ha extendido sobre las mujeres, haciendo que cualquiera, sin tener que demostrar mucho, pueda vivir del Estado….perdonad que sea pesado pero solo tenéis que mirar en las páginas web del Instituto dela Mujer.

Si lo que pretenden, en diez años, es modificar costumbres viejas….mores maiorum…..van a tener muchos problemas, y los tienen, porque se quedan con el culo al aire cada vez que sesgan una estadística. Porque aunque hubiera que cambiarlas, las costumbres no se cambian en dos días. Y ellas se quedan con el culo al aire cuando les da la real gana, y a mí me parece perfecto (Ángela Merkel, como ejemplo).

Los guepardos no cazan así porque se hayan entrenado dos semanas. La evolución no es un asunto de dos años, por más que pretendan que lo diga Dawkins. Este señor, sin entrar en calificativos, jamás ha dicho eso, dice otras tonterías, mucho más tontas, que no tienen que ver con la Evolución.

Conozco algunos casos donde el padre era un marimandón, pero conozco muchos más casos en que la marimandona era la madre. No conozco casos de violencia contra la mujer, en mi entorno eso es pecado, así me eduqué yo. Mi madre, cuando yo tenía seis años, me sacudía cuando tiraba de las coletas a alguna niña. Mi madre no era feminista; era madre y mi padre era de la familia y contrario, también, a que yo tirara de las coletas a las niñas: “cuando quieras comprobar lo valiente que eres, sacude a uno más grande que tú; tirar de las coletas a una niña demuestra que eres un cobarde”.

En 2.008, ya en plena vorágine de propaganda, subvenciones y promoción del concepto “machismo” como lo más abyecto desde la traición de Lucifer, alguien que se quería desmarcar de ser “machista”, alguien que no quería ser una lacra social, escribió un libro sobre la historia de los malos tratos a la mujer, y en el prologo, una mujer, escribió:

“En realidad tiene implicaciones políticas y denominándola de esta manera «violencia de género», pienso que se pretende esconder que en realidad es el maltrato que los hombres dan y han dado a lo largo de los años a las mujeres de su familia”.

Cristina Segura Graiño. Prólogo de “Historia de la violencia contra las mujeres”, Antonio Gil Ambrona, 2008.

Bueno pues en 2.008, quince años después dela Declaracióndela Asamblea General, resulta que los hombres, todos, damos y hemos dado, a lo largo de los años, muy mala vida a las mujeres de nuestras familias….ale!!!, con dos cojones!!!. Menos mal que solo ha sido y es a las de nuestras familias, es decir a nuestra madre, nuestras hermanas y nuestras hijas, dado que, en purismo, nuestra esposa no es de nuestra familia, ni nosotros de la suya (lo único que me faltaba a mí es ser familia de mi cuñao!!!!).

Naturalmente esto nos lleva a que las mujeres no quieran tener  hombres en su familia y como resulta que son ellas las que pueden tener familia, estamos jodidos!!!.

Y lo estamos, pensad un poco, porque este concepto nos convierte en transeúntes familiares que nos usarán y, luego, nos tirarán (estoy buscando, pero no encuentro el dato: cuantas mujeres y cuantos hombres son reincidentes en divorcios).

El divorcio es un síntoma, absolutamente claro, de la capacidad de compromiso de una persona.

Acordaros del anuncio de coches: ella aporta dos, él aporta otros dos y juntos han tenido dos más….cuando se separen, que pasará?. La señora de él ya tendrá otros dos con otro hombre del que se habrá separado y este se habrá convertido en un franco-tirador de espermatozoides con dos hipotecas y dos pensiones de manutención. Bonito panorama, eh?. Mientras haya pasta, no habrá problemas, veremos cuando llegue la crisis.

Y lo maravilloso es que la denominación “violencia de género” tiene implicaciones políticas y esconde una realidad. Me entero que la partícula “Este” sacude inmisericordemente a la partícula “esta”, no salgo de mi asombro, D. Arturo.

Mucho me temo que este Antonio Gil era un autentico lince…en 2.008!!!, este, como yo, no se había leído la LeyOrgánica1/2.004, que se aprobó, irónicamente, el día de 28 de diciembre, y desde luego su prologuista si que esconde la realidad.

Así que los hombres somos unos monstruos que damos y hemos dado, a lo largo de los años, malos tratos a las mujeres de nuestra familia?…madre mía!!!!. No quiero pensar quien sería el padre de esta señora, ni en sus alteraciones emocionales: como para pensar en hacer un proyecto de vida con esta pájara.

La violencia de género, por lo tanto:

«(…) agrupa todas las formas de violencia que se ejercen por parte del hombre sobre la mujer en función de su rol de género: violencia sexual, tráfico de mujeres, explotación sexual, mutilación genital, etc. independientemente del tipo de relaciones interpersonales que mantengan agresor y víctima, que pueden ser de tipo sentimental, laboral, familiar, o inexistentes»

(de Celis, 2011, p. 95).

En este texto se especifica un poco más, porque se identifican tipos de violencia y se aclara que son los referidos a los efectuados por el hombre sobre la mujer cualquiera que sea la relación, incluso aunque no exista. Este texto exime a Coral Biscuter y condena al agresor, si se hubiera producido el caso contrario, porque ni siquiera habla de causas ni circunstancias.

Los de la mujer contra el hombre son harina de otro costal…..son de régimen común y no entran en esta categoría.

No conozco ningún hombre (al menos a mí no me lo cuentan) que no suscribiera este texto. Claro, el autor se defiende con un “etc.”, donde quepa todo. Me llama mucho la atención lo de “mutilación genital”, que solo, que yo sepa, se ha dado en países occidentales, en casos de mujeres que le cortan el USB a su pareja. La primera lo tiro por la ventanilla del coche y como lo encontraron y se lo pudieron implantar, la segunda, después de cortárselo, lo metió en la Thermomix. Naturalmente, esto son anécdotas y, desde luego, no es violencia de género, pero me hace mucha gracia pensar en las artimañas que debieron usar estas señoras para “tener a mano” el USB de sus parejas.

Decía Inés Alberdi:

“La idea de la sumisión de la mujer como mejor forma para asegurar la paz dentro del matrimonio está todavía arraigada entre nosotros.”

Y en su ensayo sobre la Nueva Familia española asevera:

“Ética de la igualdad.- Los principios éticos de las relaciones familiares también han cambiado mucho. Aunque hay quien en base a “su moral” dice que se han perdido los valores de la familia, hay por lo general una ética mayor en los diversos aspectos de la convivencia familiar. Se pierde el principio de autoridad para alcanzar la libertad y la igualdad entre las personas de ambos sexos, esto es, la desaparición de la fórmula patriarcal. También es importante que las nuevas leyes defienden la igualdad de todos los hijos, sin hacer distinción ni discriminaciones como sucedía previamente”.

Este texto ya va poniendo el dedo en la llaga o, por ser más exacto, uno de los dedos en alguna de las llagas: la sumisión de la mujer.

No sé muy bien que significa una “ética mayor”. No sé si es más vieja o más grande, no creo que la Ética pueda ser más vieja ni más grande y, desde luego, no creo que perder el “principio de autoridad” sea un buen camino para alcanzar la libertad y la igualdad, sobre todo en el ámbito de una familia, donde la autoridad, y por tanto la responsabilidad, tiene que estar compartida y consensuada ente cónyuges, estratificada para los hijos y claramente marcada para cada miembro.

Da en el clavo….la desaparición de la fórmula patriarcal.

Dª. Inés, que es una catedrática de Sociología, experta en temas de familia, va centrando el problema de forma certera: la paz familiar. Este es el concepto importante y nos dice esta Excma. Sra., que la sumisión de la mujer no es el mejor camino para preservar la paz familiar que es el concepto jurídico a proteger.

Si no es la sumisión de la mujer, tal vez lo sea la del hombre, aunque no creo que cualquier sumisión sea ningún camino. La autoridad no deviene de la jererquía, amigos.

Yo no conozco ninguna mujer sumisa en las de mi generación, que fueron las primeras en ir ala Universidad, me puedo imaginar las siguientes. En mi época “las chicas eran guerreras”, lo decían los Coz, un grupo de rockeros insurgentes, de entonces.

Querida Dª Inés, la mejor manera de proteger la paz familiar es no mentir en los objetivos, consensuar la autoridad y no hacer dejación de las responsabilidades que adquirimos cuando nos juramos amor eterno y organizamos nuestra vida en común. Cumplir los compromisos.

La honestidad, el compromiso, la honorabilidad…. nos enteramos, señora?. Sí, señora, no debe haber ningún distingo, por cuestión de sexo, entre miembros del mismo escalón familiar.

Tiene usted edad suficiente para acordarse de aquellos noviazgos largos donde nos enterábamos, bien, con quién nos casábamos, quienes eran sus padres, sus abuelos y lo estúpidos que eran nuestros cuñados. Un cuñado siempre ha sido un estúpido, aunque yo sea cuñado.

Decía Maryse Jaspard, profesora enla Sorbona:

“El modelo psicopatológico explica la violencia como resultado de conductas desviadas propias de ciertos individuos cuya historia personal está caracterizada por una grave perturbación. Este enfoque, al fin y al cabo tranquilizador, habla de un «otro», un «enfermo» o «delincuente», al que, después de examinarlo, se le puede castigar o tratar médicamente. Desde el punto de vista feminista, la violencia masculina se percibe como un mecanismo de control social que mantiene la subordinación de las mujeres respecto de los hombres. La violencia contra las mujeres se deriva de un sistema social cuyos valores y representaciones asignan a la mujer el status de sujeto dominado.”

“Parece ser, después de analizar el asunto, que el quiz de toda esta cuestión es que hay hombres que, por tradición, quieren tener a las mujeres subordinadas a ellos, como si fueran una posesión.”

Esto ya me va encajando más. Que hay hombres que pretenden, por tradición, subordinar el mundo a sus deseos y usan la violencia para conseguir ese objetivo….son enfermos?, no lo creo. Son delincuentes?, si lo creo y creo, sobre todo, que son idiotas y cobardes; pero cree usted que para controlar a esos elementos hace falta crear ministerios y jurisdicciones especiales?.

Cree usted, Madame Maryse, que es necesario declarar psicópatas a todos los hombres?.

Sabe usted, señora, que hay un porcentaje cercano al 50% de hombres que se suicida después de matar a su mujer?. Son sicópatas?….sabe, usted, que los sicópatas no se suicidan?, que actúan con frialdad y distinguen perfectamente el tiempo y el espacio?.

Sí, Maryse, cualquier persona cuyos objetivos sean el control y el poder, sin importarle el daño que haga en su entorno, tiene muchas papeletas para ser un sicópata, sí, Maryse, eso es precisamente lo que yo quiero demostrar que son las feministas: machistas….los dos extremos son lo mismo, desde el punto de vista ético.

Menos mal que usted usa la cautela “ciertos individuos” cuando pretende igualar machista a sicópata. Se olvida, Maryse, que los sicópatas son fríos, calculadores y raramente tienen problemas con la Justicia.

El juez Francisco Serrano, el que suscribe y muchos más no somos machistas, pero aunque seamos amigos de Platón, somos mucho más amigos de la Verdad.

No lo van a conseguir; no lo van a conseguir los hombres ni las mujeres. Nadie puede conseguir eso y, ni siquiera, se debe pretender. Controlar y subordinar a los demás, no solo es una estupidez…es que no conduce a ningún beneficio. Solo hace falta leer cualquier tesis sobre dinámica de grupos….y los que sabemos no necesitamos imponer….tan solo sugerir. En la familia, la autoridad no debe venir de la jerarquía impuesta, sino de la sabiduría.

Estos hombres, que pretenden el dominio, son machistas?. Si eso mismo pretendieran las mujeres serían feministas?. Si lo pretendieran las mujeres serían delincuentes?…ya estamos donde queríamos, no lo van a ser porque han tenido mucho cuidado en legislar. Ellas no pueden ser eso, aunque lo pretendan: todo el entramado que han creado es para reprimir a los hombres, no a las mujeres.

Ellas, en el ámbito de los sentimientos, no tienen que demostrar nada y se declaran siempre víctimas y, por tanto, “objeto de protección”, pero los sicópatas no tienen sentimientos. Las mujeres que hacen estas cosas, sin sentimientos, son sicópatas?…..ay,ay,ay, Dª Maryse, en que jardín se está usted metiendo!!!.

El corpus legal “patriarcal” ha pasado a ser un corpus legal “matriarcal” y de la misma forma en que, en los años 50, un hombre repudiaba a una señora, por puta, demostrando que lo era, ahora una señora acusa a un señor de maltratador sin demostrarlo. Los efectos son los mismos: te quito la familia. Te expulso de este espacio y te vas a la calle, todo esto nos cuesta 250 € y, en seis meses, ya tengo al siguiente en el talego.

Eso es una villanía en el 506 y en el 2000, también, vivimos revolcaos en un merengue y en un mismo lodo, todos manoseaos.

Esto lo puedo hacer, por Ley, a los tres meses de casarme, sin motivarlo….ufff!, que gran demostración de afecto!!!.

Y ustedes me quieren hablar de sumisión?.

Decidme amigos, quien es machista?. Eso es bueno venga de donde venga?, con eso protegemos la paz familiar?.

El presidente del Instituto de Política Familiar, cuyas siglas suenan a hidrocarburo (IPF), D. Eduardo Hertfelder dice:

“las cifras hablan   de miles de tragedias personales, familiares y sociales ante las que   no es legítimo seguir pasivos, suponiendo un reto prioritario tanto   para la sociedad en general como para las Administraciones, porque   cada familia que se ve abocada al divorcio debe considerarse un   fracaso dela Administracióny de la sociedad por no haberla sabido o   querido ayudar”.

Este hombre habla de la ilegitimidad de la pasividad….me parece un poco trasnochado, porque el divorcio es solo una consecuencia, grave si queréis, pero solo una.

Me parece mucho más grave la “forclusión” de uno de los significantes fundamentales…..las criaturas crecen sin saber quien, de todos los que han conocido en la cama de su madre, es su padre y, lo peor de todo será, seguramente, que a su padre no lo conocen porque su madre no se lo ha dicho y no se lo habrá dicho porque da lo mismo quien sea su padre.

Me parece mucho más grave la “alienación parental”, que convierte a uno de los padres en el demonio y, por consiguiente, a los hijos en prole del infierno.

Con esto protegemos la paz familiar?, protegemos al menor?…qué estamos protegiendo?. Qué curiosa es la aseveración de Dª Maryse, que explica la violencia desde el modelo psicopatológico.

Estimada Dª Maryse:

Cuando un hombre sacuda a su señora, automáticamente, esa señora se debe ir a un juzgado e interponer la correspondiente demanda, sin dudarlo….dígame, por qué no lo hacen en la mayoría de los casos?.

Se lo voy a decir: porque si hace eso está partiendo a niño por la mitad y, delante de Salomón, prefiere que se lo quede la otra….es que eso es una madre, amiga!!!!. Lo otro, no; lo de “mira, es que mis sentimientos han cambiado”……eso, no, querida. Lo de “es que no veo futuro para nosotros”….eso no, querida.

Si después de una de estas gloriosas frases de manual feminista, vienen las hostias…..

Esos son los casos que hay que tratar y determinar, esos son los hombres en virtud de los cuales damos alas al pregonero y hacemos que todo se confunda en aras de unos objetivos espurios. Es lo que hace que todos los hombres seamos Sócrates. No lo somos, señora, no lo somos.

Ahora examinemos el caso contrario: Pipi pilla a Cuqui encima de Borjamari…..que hacemos?. Fíjese bien, Dª Maryse, ni siquiera hace falta que la pille.

Cuqui le dice a Pipi: mira, esto es un ciclo y me voy para no ponerte los cuernos, todo lo que habíamos hablado y los acuerdos en virtud de los cuales habíamos hecho todo….me los paso por la entretela de mi abrigo y me abro. Es decir, rompe todo y manda al carajo todo lo hecho…..para no ponerle los cuernos; ya tiene al siguiente enredado y piensa que cuernos son puñaladas. Como cree usted que va a reaccionar Pipi?.

Si, además, le dice: me das el dinero que he puesto y te quedas con la casa. Como cree usted que se le está poniendo el cuerpo a Pipi?.

Si, no contenta con eso, le dice: ya no somos pareja, pero me voy a quedar aquí, hasta que encuentre algo para vivir. Ese hombre, llamado Pipi, qué está enamorado, será capaz de mantener la calma?.

Si, al mes siguiente (después de hablar con su abogada), le dice: mira he pensado que te vas tú, me quedo con la casa y los niños y tú me pasas la mitad de tu sueldo en concepto de “pensión alimenticia”. Qué creéis que hará Pipi?.

En el 99% de los casos, Pipi se larga y trata de rehacer su vida con la mitad de su sueldo, después de haber tirado cinco años de su vida y ve a sus hijos una vez cada 15 días, cuando Cuqui se vaya de “finde” con su dinero y el “nuevito”.

Este caso, que acabo de inventarme, como otros que podría inventarme, no justifican todo este merengue en el que nos han metido, tratando de legislar la vida privada de las parejas, claro que no….es que no es ese el objetivo.

El objetivo, amigos, tiene que ser por fuerza el dominio y el poder y para eso no dudan en mangonear y manipular lo que haya que manipular. Han creado un mito y viven de ello.

Las violencias implican conflictos….las violencias, las ejerza quien las ejerza, justifican las Normas de Paridad?, justifican los Cupos?.

muertos

Todo aquel que ejerza la violencia, sea del sexo que sea, incluso los que no sepan de qué sexo son, incluso los que solo tengan género y sea neutro, deben estar sujetos al Imperio de la Ley, que no es de ámbito privado ni público….es la Ley y hay que cumplirla.

Todo este asunto de las mujeres justifica que un presidente del gobierno de España diga “tolerancia cero…..”?.  Yo no quiero oír más. El Presidente del Gobierno de mi España dice que no es tolerante…..con lo que sea, ya no quiero oír más. Me cubro la cara con mi toga y digo “tibi quoque, fili mii?”. Este, luego, negocia con ETA.

Menos mal que ha perdido las elecciones y le han mandado a contar nubes, porque me habían dicho que la siguiente Ley que quería promulgar era una que prohibía a EE.UU. utilizar los porta-aviones, que tiene, con los países más débiles.  Esta sí la hubiera yo apoyado con todas mis fuerzas.

Dicho esto, y como la Ley dice que no se puede ejercer la violencia en la pareja ni en el hogar, aunque sea del jubilado, amigos, no lo hagáis. Sabed que estaréis sometidos a jurisdicción especial, con sus consecuencias, y perderéis cualquier derecho que queráis invocar.

Esto nos llevará a tomar todo tipo de precauciones, cuando nos enamoremos, en orden a salvaguardar nuestra integridad emocional y patrimonial. Esto desvirtúa el amor; estos, me parece, sí son planteamientos sicópatas y machistas, por tanto, los que tomen las precauciones necesarias no son sicópatas, lo son las que hicieron esas Leyes.

Mi voto particular?: No toméis ninguna precaución, si se lo quiere llevar….que se lo lleve!!!.

Caeremos muchos, no lo dudéis, pero debemos luchar, desde el civismo, contra toda esta caterva de intolerantas y contra los 601 agresores que quedan vivos desde 1.998 (como están en la cárcel, no será difícil) y contra todos los que hacen que seamos Sócrates.

Madames, es este un planteamiento equivocado?

He confeccionado todos los gráficos que podéis ver, en orden a aclarar los términos en que hablo. Los divorcios siempre son conflictos, quien los provoque es un asunto que determinará el juez.

Dicen los informes del propio Observatorio Estatal de violencia sobre la mujer:

“Evaluar la eficacia de la Ley Orgánica 1/2004 y de su impacto social y de cada una de sus medidas en base a las cifras de víctimas mortales se considera inadecuado, puesto que no es posible determinar la cifra de las mujeres que han salvado su vida en base a los recursos que la Ley Integral pone a su disposición.”

No les interesa mucho, no, que se evalúe la eficacia de una Ley que les da de comer. Los datos son nefastos, pero no les interesa saber si podrían ser mejores. No se va a salvar ninguna por la sencilla razón de que quien mata es un asesino y de nada valen las Leyes con esa gente…la Ley Orgánica 1/2004 no es un chaleco antibalas….caballero!!!.

Estos Informes, llenos de datos de relleno y con conclusiones, algunas obvias y otras muy sesgadas, comparan a las muertas (los muertos no aparecen) con el número total de personas, obviando que las muertas se producen en los conflictos y lo que hay que evitar es el conflicto.

No promocionar el conflicto, señoras y señores…..seremos capaces de entender esto?.

Seremos capaces de entender que ni el Sr. director del Observatorio, ni Dª María Teresa, ni D. Joseluis, ni las señitas Leire y Bibi….ni nadie va a parar a un tío que está ciego de ira porque le han quitado la casa, los hijos, el coche y la vida?….un tío que, en un porcentaje muy alto de casos, se suicida porque ya no tiene vida?…es tan difícil comprender eso?….es que es tan difícil comprender que el que necesita mucha ayuda es él?.

El origen de los datos, también, está muy sesgado pues una parte importante de esos datos proviene del Instituto de la Mujer.

Sí, sí, sí, señitas, con sus promociones y sus actitudes, no sé muy bien que pretenden (me lo imagino), pero si sé lo que han conseguido:

1º.- Que haya muchísimos más conflictos y, consecuentemente, más muertes.

2º.- Que ustedes van a tener muchísimos problemas para encontrar a un hombre bueno que llene sus vidas; a ver quién es el primer machote que se arriesga, jugando ustedes con tres comodines!!!…..bueno, siempre se podrán apañar con alguno que tenga dudas sobre su masculinidad, a sus 35 años, algún nuevito que haga el café de la mañana, baje la basura por la tarde, forme parte de su patrimonio y, desde luego, siempre nos quedarán los bancos de semen…..

Son ustedes muy machistas y egocéntricas.

Quien abra la puerta de los juzgados debe saber que por esa puerta entraremos todos, los que sean Sócrates y los que seamos amigos de Platón.

Quien amañe y manipule las Leyes debe saber que “acorralar al gato” no es bueno, ni para el gato ni para el acorralador. Es bueno para las que viven de eso, de acorralar a los gatos y curar los arañazos.

Y, para terminar, aunque no le guste a Dª Dorian Teresa Fernandez Gray, el “ardor guerrero” vibra en nuestras venas porque es lo que nos han enseñado, nuestras madres, desde hace 300 generaciones…….no somos gatos.

–        Pedro, tú me amas?

–        Señora, sí Señora!!!!.

Dª Dorian, le parecería a usted machista que el Himno fuera:

Ardor guerrero vibre en nuestras voces

Y de amor paterno henchido el corazón

Entonemos el himno sacrosanto

Del deber, la lealtad, el compromiso y la familia.?

Cantaría usted esto, con el corazón henchido de amor materno?. Mucho me temo, señora, que usted, teniendo un gran ardor guerrero, va a la guerra pero no para defender a la familia…..que no tiene.

Y desde luego, Maritere, yo no tengo la culpa de quien fuera tu padre ni soy responsable de sus actos.

Anuncios

SECOND LESSON.- LOS PANTALONES

SECOND LESSON.- LOS PANTALONES.

Prologo: mi amigo Manolo me dice que no soy “machista”, que soy “masculinista”, y mi mujer, después de comentárselo, me dice que lo que soy es un “marimandón”.

Os voy a poner el 2º movimiento del concierto nº 21, para piano y orquesta de D. Wolfgang Amadeus, que es una música muy bonita para planchar pantalones y para amansar a las fieras.

Sea, lo que sea….

Estimados amigos masculinistas o marimandones, hoy vamos a hablar de los pantalones y os voy a enseñar algunos trucos y rutinas que os harán lucir como príncipes de Gales.

En la Ley Orgánica 1/2004 de 28 de diciembre de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, Juan Carlos I, Rey de España, nos dice:

“A todos los que la presente vieren y entendieren.

Sabed:

Que las Cortes Generales han aprobado y Yo vengo en sancionar la siguiente ley Orgánica.”

Pues bien, en la exposición de motivos, empieza por:

“La violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión.”

Después de estos motivos, agárrate que vienen curvas. Aquí cabe todo.

1º.- No es un problema que afecta al ámbito privado. Si no es privado, es público, es decir, yo tengo que estar muy preocupado cuando Pipi sacuda a Cuqui porque la ha pillado “knickers down” con Borjamari. Pipi no debería hacer eso, pero cuando vea a Cuqui, encima de Borjamari, comprobaremos lo que la quiere él a ella, porque lo que le quiere ella a él ya lo está demostrando y lo está demostrando sin libertad, sin respeto y sin capacidad de decisión. Pipi, cielo, si ya te lo está demostrando, porque no sales corriendo?, sin más consideraciones. Es lo mejor para ti.

Estamos en un reallity de Tele5. Tienen un sentido muy particular de lo que es “justo”. Es lo malo de no exigir a los diputados titulación alguna y que se pueda entrar en la Judicatura por el cuarto turno.

2º.- Solo se dirige a las mujeres, por el hecho de serlo, o lo que es lo mismo, cualquiera que no sea mujer no está protegido por esta Ley. Es una Ley para, aproximadamente, la mitad de la población cuyos efectos y costes pagará toda la población. Pipi, sal corriendo!!!, Los demás, vayamos aflojando la pasta. Van a crear una organización bestial, con observatorios, grupos de acción, grupos de protección, cuerpos especiales, cuerpos generales y todo tipo de cuerpos femeninos que vivirá de esto. Nosotros, pagamos. Es una Ley de segregación: segrega por sexo. Todos estos cuerpos especiales de mujeres harán lo posible y lo imposible por mantener su sueldo, no lo dudéis porque tontas no son.

3º.- Es el símbolo más brutal de desigualdad, porque, imagino, después de buscar y buscar, en 2.004, no han encontrado ningún otro símbolo de desigualdad social que sea más brutal. Ni la descompensación interterritorial, ni que seamos considerados uno de los países más racistas del mundo, ni que el Informe PISA nos ponga como un trapo. Esto es lo más, pero mucho más que ETA y mucho más que Tráfico.

4º.- Ya desde la exposición de motivos, estima lo que consideran los agresores pasados, presentes y futuros. El Legislador da pistas a los agresores de lo que deben considerar. Pipi, si la pillas, ni se te ocurra considerar que está carente de libertad, respeto y decisión. Para no meterte en líos, dale una paliza a Borjamari, que es un maligno seductor y, además, no está protegido por esta Ley. De este puedes considerar lo que estimes por oportuno. Pipi, hijo, eres muy tonto por haber puesto esa cantidad de carne en un asador donde cualquiera viene y moja. Te has dado cuenta ahora?, pues a lo hecho, pecho

No la pillarás porque serás el último en enterarte. Cuando te enteres, ya te habrá hecho, bien, la cama. Sabes por qué, Pipi?, porque hace mucho tiempo que te la está haciendo.

5º.- Se refiere a “los” agresores. Se emplea un lenguaje nada sexista que declara a los hombres, que somos “los otros”, agresores. Ellas solo son víctimas, siempre.

Cómo hemos llegado a esto?. Cada cual haga examen de conciencia, pero sabed que nos lo manda el Rey de España y, por tanto, cualquiera que incumpla esta Ley, se las verá conmigo. Pipi, cómo hagas eso a Cuqui, voy a ir yo y te voy a meter una ensalada de ostias que te vas a mear, guapo, porque lo que tú haces me repercute a mí, no lo sabías?. Pipi, al declarar públicas tus estupideces yo soy responsable, y las pago.

Después de que te meta una buena mano de palos, vamos a ir, tú y yo, a por Borjamari y le vamos a enseñar que no se debe meter en asuntos varios con la mujer de otro.

Pipi, hijo, que yo te meta una mano en la cara, a las tres de la tarde, y te deje sin ganas de cenar, a mí me cuesta 1.000 €, pero si tu le haces eso a Cuqui te va a costar muchísimo más, no lo sabías?. Han clasificado la violencia, segregan por intensidad de violencia y le llaman “discriminación positiva”. Pipi, cuando entiendas esto, apuesto a que me pagas tú los 1.000 €.

Que primero se divorcie, ella de ti y él de su señora y luego, Cuqui, compruebe lo machote que es Borjamari, que comprobarlo con la red de seguridad que tú le ofreces está muy bonito y, de eso, no pone nada en la Ley.

Yo no me he leído esta Ley. No me hace falta porque no soy violento y, consiguientemente, no me afecta. Yo soy de los que piensan que “enemigo que huye, puente de plata” y “las goteras, cuanto antes den la cara, mejor”.

A mí me afecta el amor y, si soy conyuge y voy en un instrumento de trabajo solidario, quiero empujar tanto como mi compañera. Si puedo, quiero empujar más, porque la quiero, porque quiero protegerla, porque quiero que todo sea más fácil y, entre dos, todo es más fácil. Con tres, todo se complica.

Me gusta pensar que, cuando me acuesto por la noche, mi señora no está pensando en Borjamari. Soy así de tonto.

Eso es lo que me enseñó mi padre: “si quieres pegar a alguien, que sea más fuerte que tú, así veremos lo valiente que eres.

Bien, continuando, queridos niños, con la lección de hoy, os diré que para planchar pantalones es necesario dos instrumentos nuevos, a saber:

1º.- Un cepillo de cerdas naturales, si puede ser.

2º.- La sarga. La sarga es el trapo que, humedecido, nos evitará los brillos tan estupendos que se ven por ahí.

El cepillo no tiene más misterio que sea de cerdas abundantes y naturales para que no adhiera electricidad estática al pantalón.

La sarga, se llama así porque antiguamente era un trapo en urdimbre de “sarga” que nos da configuraciones diagonales. Se usaba ese tipo de tejido porque guarda bien la humedad. Ahora son trapos de algodón, pero conviene que sean de forma muy rectangular para que cubra toda la pierna de un pantalón; como mínimo 100×30 cms.

Un pantalón tiene cuatro medidas básicas, la cadera-boca, el tiro-boca, la cintura, que nos dará la elipse de cadera, y el culo, que nos dará la curvatura de las piezas traseras. Cada persona tienes las suyas y las combinaciones son las de cuatro elementos tomados de cuatro en cuatro.

Empezaremos por planchar la cinturilla, que es la pieza superior donde se cosen las trabillas del cinturón, y que suele estar hecha un higo. Si la plancháis por el interior (con el pantalón vuelto), mucho mejor.

Girando la prenda, vamos planchado y dejándola lisa.

Luego, metéis cada pierna del pantalón en la oreja de la tabla y plancháis hasta los bolsillos. Si son rectos y el pantalón tiene pinzas, meted el pico de la plancha a cada pinza. Si tiene el bolsillo americano, estirad el bolsillo y planchad poniendo, siempre, la sarga para evitar brillos.

La bragueta, con su solapa interior es muy importante, dejadla bien planchada y mucho cuidado con los brillos que se ven en algunas braguetas. La solapa interior de la bragueta, en los pantalones de calidad, suele acabar en un ojal que alojará uno de los tres botones de la botonadura de la cintura.

Planchad las arrugas de la entrepierna y las de las corvas. Cuidado con esas arruguitas tan feas que se ven cuando os ponéis en la postura de propaganda.

Para las piernas, poned enfrentadas las costuras de la boca del pantalón y plancháis hasta las espinillas, de esta forma ya tenéis iniciada la raya. Como bien sabéis, por dos puntos solo pasa una recta (salvo que el punto sea muy gordo o astuto). Ya tenemos un punto que es el último de la raya que hemos iniciado. Cual es el otro?.

a) Si el pantalón tiene pinzas, será el que determina la intersección de la primera pinza (la más cercana a la bragueta) con la cinturilla.

b) Si el pantalón tiene bolsillo girado o no tiene pinzas, será la primara trabilla.

Tomamos el pantalón y metiendo la parte de la botonadura hacia dentro, confrontamos las dos primeras trabillas. Manteniendo la tensión desde las rayas de las espinillas, sentamos con delicadeza la prenda sobre la tabla de planchar, colocamos la sarga y le metemos la Roberta, apretando. Debe quedar una línea recta de boca a pinza o trabilla.

Levantando, con cuidado, la hemipierna de arriba, volvemos a poner la sarga y le pasamos la Roberta a la de abajo.

Damos la voltereta al pantalón y repetimos el proceso. De esta forma quedarán delineadas las rayas, por delante, en las dos piernas.

Las rayas de detrás, debéis dejar que el pantalón os las pida el solo. Una vez hechas las de delante, las de atrás os saldrán solas, si el pantalón está bien cortado.

En el caso de prendas guarrindongas, doblad la cinturilla por las trabillas de detrás y repetid el proceso, con una salvedad: las rayas de detrás no deben llegar hasta el culo. Terminan donde la curvatura del corte te lo pida. Ver culitos masculinos con su rayita es muy sospechoso y como diría Quevedo:

El que al hablar, sesea

Y al andar, el culo mece

No digo yo que lo sea

Pero a mí me lo parece.

Os debo decir que las rayitas en el culo no son correctas ni para hombres, ni para mujeres, ni para mediopensionistas.

Comprobad si queda alguna arruga por algún lado, si alguna quedara, pasad la plancha sin tocar al pantalón, solo el vapor hará su trabajo, y hemos terminado, solo resta colgarlos, hacedlo bien, el doblez en la percha, donde termina la raya de detrás; ó como diría Lope: “contad si son catorce y está hecho”.

Llamad a Violante y le mostráis el trabajo, con humildad.

Remataremos la faena planchando la sarga, doblando y planchando, siempre la cara opuesta, de esa manera plancharemos toda la superficie y de esa manera se planchan manteles, sábanas y servilletas. Las sábanas bajeras ajustables son un poco más rebeldes, pero la Roberta las mete en cintura.

El proceso fotográfico, que veis, lo es con un pantalón mío que tiene 60% de lana y 40% de tejido tecno. Son una virguería que lavan y planchan de maravilla y, como están cortados y cosidos bien, son muy cómodos y te caen mejor que un rebujito en una cálida noche de verano.

En el caso de pantalones, muchas veces me han dicho que los tejidos naturales puros son muy puñeteros, porque se deforman mucho (solo tienen una puesta), es muy conveniente que el tejido tenga, al menos, un 10% de Tergal o alguna fibra sintética.

Hijos míos, os exhorto a seguir por el camino de la virtud. Borjamari, como te coja, ya verás, ya.

Ale, niños queridos, tomad nota y hasta el mes que viene que os hablaré de las chaquetas.

Como se ha acabado la música, aquí os dejo una cosita de las que hizo Sting, en uno de los espectáculos de Pavarotti. D. Giovanni, a lo suyo, conquistando a Dª Anna.

Borjamari, Borjamari….que eres mu mamón!!!!.

PD.- Las fotografías y la edición de las mismas son obra de la Gran Julia. Estas, las de las camisas y todas las que quedan por poner en esta sección de LABORES.